miércoles, 21 de enero de 2015

¿Es posible ser de izquierdas y no apoyar a Syriza? . Jorge López Ave ...y más del autor

"... Los militantes comunistas y anarquistas (dos ideologías bastante más serias que el syrizanismo) griegos, vienen alertando del programa socialdemócrata con el que se presenta Syriza, pese a que la derecha lo catalogue como de “radical”. En Grecia parecen vivir el mismo momento ilusorio que se vivió en la España del 82, el que no vote Syriza no es de izquierdas. Que no proponga salir del euro ni de la UE ni de la OTAN o que hablen de re-negociar la deuda y no de NO pagarla… es anecdótico. Es la “izquierda” posible en Europa, la que apuesta por reformas y no por revolución..."
Si no vivieron o no recuerdan la avalancha socialdemócrata del PSOE en 1982, les parecerá original y esperanzadora la campaña de Syriza en Grecia y en Europa toda. En ese año, el régimen tardo-franquista necesitaba alguien que, con la excusa de modernizar el país, apuntalara el capitalismo paralizando las movilizaciones sociales que exigían ruptura. Se dijo aquello de “Por el cambio”, y Felipe y Guerra hicieron creer – de la mano de un potente aparato propagandístico y el apoyo de las grandes empresas- que iban a ser más que beneficiadas de la política económica de los herederos de Pablo Iglesias (del otro), y que el que fuera, no ya de izquierdas, sino progresista y no votara al PSOE era o un idiota o un terrorista. Incluso el PCE de Carrillo que sucumbió con agrado al tsunami decía en los actos de campaña que estábamos ante un momento histórico de la “izquierda” (ellos incluían, faltaría más, al PSOE dentro de la “izquierda). Al lado de aquello, lo de Zapatero y la señal sobre la ceja para derrotar al fascista de Aznar fue un juego de niños. Una mala copia que también dio rédito electoral. El estilo no cambia, azuzan con el peligro de la derecha y aparecen ellos para salvarnos de tamaño viaje sin vuelta al medievo. Lo importante es no tocar el IBEX35, de no mentar el capitalismo como sistema explotador.

Los militantes comunistas y anarquistas (dos ideologías bastante más serias que el syrizanismo) griegos, vienen alertando del programa socialdemócrata con el que se presenta Syriza, pese a que la derecha lo catalogue como de “radical”. En Grecia parecen vivir el mismo momento ilusorio que se vivió en la España del 82, el que no vote Syriza no es de izquierdas. Que no proponga salir del euro ni de la UE ni de la OTAN o que hablen de re-negociar la deuda y no de NO pagarla… es anecdótico. Es la “izquierda” posible en Europa, la que apuesta por reformas y no por revolución. Otra cosa, o la misma, es que el neoliberalismo y su política haya acotado tanto el espacio donde debe desarrollarse la política que una formación reformista del “centro-izquierda” parezca como revolucionaria. ¡Si estará todo tan derechizado que hace unas horas el líder de Syriza respondía que temas como el matrimonio homosexual, la separación de poderes Iglesia-Estado o el desarme de las fuerzas antidisturbios de la policía, no está entre sus prioridades.

Por supuesto, y faltaría más, que los syrizas varios que nos rodean tienen todo el derecho del mundo a decir y pensar (incluso a hacer) lo que crean conveniente, pero reclamarse de la familia de la izquierdas es ya harina de otro costal. Tanto como el peregrinaje de los máximos dirigentes de Podemos e IU a apoyarlos a Atenas. El KKE (los comunistas griegos) no son vistos con buenos ojos ni por Podemos ni por IU, ni siquiera (y esto ya es más grave y tiene que ver con el eurocomunismo carrillista) por el PCE, y no recibirán tan lustrosas visitas de apoyo. Afortunadamente para el KKE y los trabajadores helenos con conciencia de clase.

Jorge López Ave
 
 
Otros articulos de Jorge Lopez Ave:

 

Sobre manifestaciones poco concurridas y las dudas ante el método

 

 

 

 

 

 

 

 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario