miércoles, 28 de enero de 2015

70 personas okupan un edificio en Cádiz: "somos trabajadores, gente normal" Entrevista . Jorge- inSurgente

La prensa local del régimen había contado, días atrás, y con más miedo que curiosidad, que en la capital gaditana un grupo de personas había okupado un edificio deshabitado desde hace años. Era la primera vez que sucedía y, desde los comentarios a la noticia, voces anónimas hicieron llegar al gran público su desacuerdo por la falta de respeto a la propiedad privada (en este caso de un Banco) y el mal ejemplo que esto significaba para la gente honrada (sic). Insurgente quiso hacer lo contrario, una entrevista con algunos de los protagonistas y manifestar su solidaridad y apoyo.  
 Quedamos con Estefanía Mateo en el Bar-Stop (muy conocido en la ciudad y que se encuentra enfrente del edificio convertido en “La Corrala de la Bahía”). Llegó pidiendo disculpas por una pequeña tardanza debido al trabajo, y contó sin más su historia, en realidad, similar a otras muchas tragedias.

Un trabajo fijo en un Estanco que se va al garete en el año 2007 y un alquiler que es imposible de pagar. El peregrinaje por las administraciones: la Asistencia Social no echa una mano hasta que no hay orden de desahucio, cuando lo hay, el Patronato de Vivienda te incorpora a una lista que se barema cada tres meses y donde hay más de 2.500 familias esperando su turno para alcanzar un alquiler social. Cuando la gente se desespera la Concejalía en cuestión dice que busques un alquiler económico, que el Ayuntamiento te ayuda hasta con el 90% (eso es lo que reza su publicidad), pero…. nadie te alquila si no hay nóminas o avales; por si fuera poco, los propietarios no quieren alquilar con el Ayuntamiento por medio porque entonces tardan meses en cobrar. Si la desesperación va en aumento la autoridad alerta que no hagan locuras porque Asuntos Sociales puede quitarte los niños. Una noria.

Todo esto lo asiente Julio García, que se incorpora a la reunión-entrevista y que, junto a su compañera y sus cuatro hijos (los dos mayores se acercaron a saludarnos), ocupan otro apartamento en el edificio desde hace cuatro días. Dice ganar 1.000 euros y tener parte de la nómina embargada, por eso se ha visto obligado a dar este paso.

En efecto, el pasado día 22 de enero varias familias dieron la patada en varios apartamentos de un bloque de viviendas propiedad de un Banco y allí se instalaron. No hay agua ni luz. Van a una fuente cercana y cocinan como pueden en fogones. Estas noches de frío lo están pasando regular pero no pierden la sonrisa y repiten que no son lumpen, ni gente drogadicta, que son trabajadores. 29 familias, 70 personas que se están reorganizando en asambleas y que Ángeles, una mujer joven que vive en una de las 17 Corralas que hay en Sanlúcar, ha venido a apoyar y mostrarles su solidaridad, pero también a transmitir los pasos que dieron ellos para evitarles errores. Como lo hicieron también militantes de Podemos, del SAT y de Red Roja que se fueron sumando a la reunión, y que manifestaron las ganas de ayudar.

En medio de la denuncia, apareció Alexis, un compañero solidario, y lo hizo con una joven que encontró merodeando el edificio, y que también nos cuenta su historia, pero que pregunta con la voz nerviosa si queda algún apartamento porque está viviendo en la casa de una amiga con su hija, que su familia de cuatro personas sobrevive en un mini espacio de 20 metros cuadrados, y no aguanta más. Estefanía nos confirma que en estos cuatro días no para de llegar gente con su drama a cuestas pidiendo un lugar donde meterse. Hay, nos dice, casos espeluznantes.

Antes de irme Julio y Estefanía repiten que pongamos en la noticia que son trabajadores, que se le ha venido todo abajo, pero que no los van a derrotar. Nos abrazamos y quedamos para alguna acción solidaria que organicen y que esta reunión-entrevista sería bueno difundirla.

Jorge

inSurgente


Otros articulos de Jorge Lopez Ave: 

 

Sobre manifestaciones poco concurridas y las dudas ante el método

No hay comentarios:

Publicar un comentario