jueves, 3 de septiembre de 2015

«El arte de la guerra» Lluvia de paracaidistas sobre las cabezas de los europeos por Manlio Dinucci. Dossier

La OTAN redobla la realización de maniobras militares. Pero, con excepción de Manlio Dinucci, nadie parece ver el papel que la Unión Europea ha pasado a desempeñar en esos “juegos de guerra”. En efecto, los Tratados de la Unión ahora ponen la defensa de los países de Europa occidental en manos de la alianza atlántica, de tal manera que la Unión Europea y la OTAN se han convertido en las dos caras –la civil y la militar– de una misma moneda.

| Roma (Italia) français  italiano  عربي  Nederlands  
 

Disimuladas bajo el mayor silencio político-mediático, nubes de paracaidistas en pie de guerra descienden actualmente sobre Europa. Se trata de la «Swift Response» (Respuesta Rápida), «el mayor ejercicio de las fuerzas aerotransportadas de la OTAN, unos 5 000 hombres, desde el fin de la guerra fría». Este ejercicio está desarrollándose, desde el 17 de agosto y hasta el 13 de septiembre en Italia, Alemania, Bulgaria y Rumania, con la participación de tropas de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Grecia, Holanda, Polonia, España y Portugal. Por supuesto, como lo confirma un comunicado oficial, «bajo la dirección del US Army».

En la «Respuesta Rápida», el ejército de Estados Unidos está utilizando, por primera vez en Europa desde la guerra de 1999 contra Yugoslavia, la 82 división aerotransportada, incluyendo la 173ª brigada, con base en Vicenza (en la región autónoma italiana de Friuli-Venecia Julia). Se trata de la misma brigada estadounidense que desde abril está entrenando, en Ucrania, a los batallones de la Guardia Nacional, notoriamente neonazis, que dependen del ministerio ucraniano del Interior y que ahora, después de un ejercicio de fuego, también realizado en Ucrania el 6 de agosto, está comenzando a entrenar a las fuerzas armadas «regulares» de Kiev.

Antes de la «Respuesta Rápida» tuvo lugar, en agosto, el ejercicio bilateral USA-lituania denominado «Uhlan Fury», mientras que otro ejercicio similar se desarrollaba en Polonia, al mismo tiempo que el ejercicio «Allied Spirit», realizado en Alemania, con la participación de tropas italianas, georgianas e incluso serbias y, como siempre, bajo el mando de Estados Unidos.

Poco después de la «Respuesta Rápida» tendrá lugar, del 3 de octubre al 6 de noviembre, uno de los mayores ejercicios de la OTAN, el «Trident Juncture 2015», en el que participarán –principalmente en Italia, España y Portugal– las fuerzas armadas de más de 30 países miembros de la OTAN o socios de ese bloque militar que alinearán 36 000 hombres, más de 60 navíos de guerra y 140 aviones.

El general Mark Milley, nuevo jefe del estado mayor del Ejército de Estados Unidos, ha explicado el objetivo de esos ejercicios de la OTAN, que ahora se desarrollan constantemente en Europa bajo el mando de Estados Unidos. Después de calificar a Rusia de «amenaza existencial ya que es el único país del mundo con capacidad nuclear para destruir Estados Unidos» –eso dijo el 21 de julio durante una audiencia del Senado–, el general Milley declaró, el 14 de agosto, en su discurso de investidura:
«La guerra, el acto de política mediante el cual una parte intenta imponer su voluntad a la otra, se decide en el terreno donde vive la gente. Y es en el terreno donde el ejército de Estados Unidos, el mejor armado y mejor entrenado del mundo, nunca debe fracasar.»

El «terreno» desde donde parten las operaciones de Estados Unidos y la OTAN hacia el este y hacia el sur es, una vez más, precisamente el de Europa. Y no sólo en sentido militar sino también políticamente hablando. Un hecho emblemático es que en el ejercicio «Trident Juncture 2015» participa –en medio del silencio político general– nada más y nada menos que la Unión Europea como institución. Lo cual no es, sin embargo, nada sorprendente ya que de los 28 países miembros de la Unión Europea, 22 son a la vez miembros de la OTAN, y el artículo 42 del Tratado sobre la Unión Europea reconoce el derecho de esos países a concretar «la defensa común a través de la Organización del Atlántico Norte», la cual, según se afirma en el protocolo 10, «sigue siendo la base de la defensa colectiva de la Unión Europea».

La OTAN –cuyo Comandante Supremo es siempre un militar estadounidense nombrado por el presidente de Estados Unidos y cuyos otros mandos claves están igualmente en manos de militares estadounidenses– sirve para mantener la Unión Europea en la esfera de influencia estadounidense. De ello se benefician las oligarquías europeas que, en pago a la «fidelidad atlántica» de sus países, participan con las oligarquías estadounidenses en la gran repartición de ganancias y de zonas de influencia.

Mientras tanto, los pueblos europeos se ven arrastrados a una peligrosa y costosa guerra fría contra Rusia y tienen que enfrentar situaciones críticas, como el dramático éxodo de refugiados, consecuencia de las guerras de Estados Unidos y la OTAN contra Libia y Siria.
Fuente
Il Manifesto (Italia)




Goldman Sachs, el banco de negocios más poderoso del mundo, acaba de contratar al ex secretario general de la coalición militar más poderosa de la historia: la OTAN. Aunque algunos sólo querrán ver en ello una especie de “jubilación dorada”, los hecho nos muestran que no es la primera vez que algo así se produce: Goldman Sachs y la OTAN ya mantuvieron una “fructífera” colaboración durante la guerra contra Libia.

Supuestamente creada para contener a la Unión Soviética, la OTAN no sólo siguió existiendo después de la desaparición del bloque soviético sino que se transformó en órgano mundial de la colonización estadounidense. Manlio Dinucci pasa en revista las acciones actuales de ese bloque militar fuera de su zona de origen: en el Levante, África, América Latina y el Pacífico.
 
 
 

| Roma (Italia)
Mientras todos derraman lágrimas por las víctimas de la matanza perpetrada en Túnez, Manlio Dinucci recuerda que la situación tunecina es consecuencia del caos libio, a su vez provocado por la guerra de la OTAN que destruyó la Yamahiriya. Italia, en primer lugar, Francia y otros países de Europa ahora se preparan a luchar nuevamente en Libia, esta vez del lado del «gobierno de Tobruk». Oficialmente, lo harán para restablecer la seguridad pública. Aunque probablemente lo que quieren es “terminar el trabajo” dividiendo el país.
 
 

Estados Unidos y sus aliados británicos y franceses han lanzado una alerta: de aquí al final de agosto pueden producirse ataques de la red terrorista internacional al-Qaeda contra varias de sus embajadas a través del mundo. Lo asegura la NSA, que se enteró al interceptar una comunicación telefónica de Ayman al-Zawahiri. La alarma desencadenó la inmediata adopción de excepcionales medidas de seguridad y el cierre de varias embajadas… por un fin de semana. ¿A qué viene todo ese aspaviento?, se pregunta Manlio Dinucci.
 
 

No hay peor ciego que el que no quiere ver, confirma Manlio Dinucci al referirse a la ceguera de los europeos, quienes se niegan a ver su propia dependencia de la OTAN, a pesar de todos los indicios que la confirman. Desde siempre, todas las proposiciones de la Comisión de Bruselas se preparan en los servicios administrativos de la OTAN. Y los tratados de la Unión Europea reafirman su dependencia de la alianza atlántica.


El apoyo de la CIA y la OTAN a los nazis en el este de Europa no es nada nuevo. Ya en tiempos de la guerra fría, el embajador estadounidense Lev Dobriansky tuvo como misión ayudar a los nazis ucranianos para que sabotearan la infraestructura soviética. Esta vez fue su hija, Paula Dobriansky (ver foto), subsecretaria de Estado a cargo de la «democratización» de 2001 a 2009, quien preparó el golpe de Estado de Kiev, desde su posición de vicepresidenta de la National Endowment for Democracy.
 
«El arte de la guerra»

Entrenamiento estadounidense para neonazis ucranianos



«Hoy es un día histórico y es para nosotros un gran honor anunciar que hemos alcanzado un acuerdo sobre la solución nuclear iraní, para que el mundo sea más seguro», declaró en Viena Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión Europea para Asunto Exteriores y Política de Seguridad.

Casi en el mismo momento, otro anuncio llegaba desde Estados Unidos:
«La US Air Force y la NNSA (National Nuclear Security Administration) completaron, en el polígono de Tonopah en Nevada, el primer ensayo en vuelo de la bomba nuclear B61-12.»


El error que acaba de costar la vida a 5 militares estadounidenses en Afganistán reveló a la opinión pública internacional que Estados Unidos está utilizando bombarderos nucleares con fines convencionales… y también pone de relieve los peligros que ello implica. Manlio Dinucci aborda el tema.





 El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (de frente, con corbata roja), conversa (en el sentido de las agujas del reloj) con la jefa del gobierno danés Helle Thorning-Schmidt, la presidenta de Lituania Dalia Grybauskaite, la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Frederica Mogherini, el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk y el primer ministro neerlandés Mark Rutte, en Bruselas, el 26 de junio de 2015. Para la OTAN, la compasión solamente existe cuando es de utilidad para sus ambiciones estratégicas. Después de haberse interesado por los migrantes que tratan de cruzar el Mediterráneo, ahora se conmueve ante la matanza de turistas en Túnez. Los migrantes servirán de pretexto para la injerencia en Libia y los turistas son una excelente justificación para la «guerra global contra el terrorismo». Y si hay que entrar en la región a sangre y fuego, ¿qué importa? En definitiva… sólo son africanos....
 
 

Para la opinión pública europea, los drones son un arma eficaz que puede utilizarse por control remoto para evitar el despliegue de soldados en el «teatro de operaciones». Para los pueblos del «Medio Oriente ampliado» son artefactos asesinos que pueden aparecer inesperadamente, en cualquier lugar, disparando misiles que ocasionan numerosas víctimas inocentes. Nadie puede estar seguro de no verse algún día en su área de tiro y de no resultar herido o muerto únicamente por hallarse «en el lugar equivocado, en el momento equivocado». Italia está abriendo una escuela para desarrollar esta variante moderna de la cacería humana...
 
 

"... Captagon es la marca comercial del clorhidrato de fenetilina. Se empezó a producir en los años 60 para tratar la hiperactividad, la narcolepsia y la depresión, pero fue prohibida en muchos países en​ los años 80 por ser demasiado adictivo. La OTAN inició la producción de Captagon en 2011 en un laboratorio en Bulgaria. Aunque es una droga prácticamente desconocid​a​ en otras partes del mundo, se consume mucho en Oriente Próximo..."

Por afinidad cultural e histórica, Grecia espera que Rusia la ayude a resolver su crisis económica. Pero la Historia, con el golpe de Estado que la OTAN organizó en Atenas en 1967, recuerda los límites políticos de la soberanía de los Estados europeos en general y de Grecia en particular. El recuerdo del golpe de Estado militar organizado por la OTAN en 1967 sigue pesando sobre la vida política griega. ¿Puede Grecia acercarse hoy a Rusia?

Desde el desmembramiento de la Unión Soviética, la OTAN se ha transformado para convertirse en instrumento global del imperialismo estadounidense. Ya en este momento, los países árabes del Golfo Pérsico –con excepción de Yemen y del sultanato de Omán– se han integrado a la alianza atlántica, junto con Israel. Siguiendo esa línea, Qatar sirvió de pantalla a los mercenarios que la OTAN utilizó contra Libia.


La OTAN, policía internacional del capitalismo, y las fuerzas a su servicio, regulares y clandestinas, de todos sus estados, han tenido y tienen como objetivo la defensa del capital internacional, de sus de aparatos de dominación, a toda costa y por cualquier medio. Su enemigo a batir, fueron y siguen siendo los pueblos del planeta, fundamentalmente sus propios pueblos …, si estos intentan decidir por si mismos, asumir en sus manos su legitimo derecho a disponer de sus riquezas, a organizar sus sociedades de la forma que crean mas conveniente...
 
 

El autoproclamado califa Ibrahim
Mientras la prensa occidental se extasía ante la formación de una coalición internacional contra el Emirato Islámico, este último prosigue su avance en Irak. Después de haber explicado cómo esa organización terrorista fue creada por Washington, Thierry Meyssan precisa que no cree que la tan cacareada coalición llegue a concretar una acción decisiva contra el Emirato Islámico sino que tratará más bien de incrustarlo en el noreste de Siria para desestabilizar así todo el mundo árabe. 
 
 

La cumbre de la OTAN, que acaba de comenzar en la ciudad galesa de Newport, es para la alianza atlántica –o sea, para Estados Unidos, Gran Bretaña y sus vasallos– el momento de distribuir compromisos y también el costo de las actuales conquistas: por un lado, el de la guerra en preparación contra Rusia y, por el otro, el de las limpiezas étnicas que hoy tienen lugar en el mundo árabe para garantizar la continuación del proceso colonizador. Por supuesto, una extraordinaria máquina de propaganda se encargará de presentar a los colonizadores como filántropos.
El secretario general de la OTAN, Andreas Fogh Rasmussen, se reunió el 3 de septiembre con el primer ministro británico David Cameron para conversar con él sobre los últimos preparativos de la cumbre de Newport.   
 
 
 

Todos han notado la contradicción de los que hasta hace poco calificaban el Emirato Islámico de «combatientes de la libertad», cuando esa organización operaba en Siria, y ahora se indignan ante sus fechorías en Irak. Pero ese discurso –de por sí incoherente– resulta perfectamente lógico en el plano estratégico: los mismos individuos debían ser presentados como aliados ayer y hoy como enemigos, aunque siempre estuvieron –y siguen estando– a las órdenes de Washington.


Los juegos de vidéo de la série «Call of Duty: Modern Warfare» (los más vendidos a nivel mundial) presentan la confrontación entre Estados Unidos y Rusia con la guerra por el petróleo como telón de fondo. 

Alfredo Jalife, especialista mexicano en geopolítica, estima que la simultaneidad de los acontecimientos explica el significado de estos: después de anunciar la creación de una institución alternativa al Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial –y por ende al dólar– Rusia está teniendo que enfrentar simultáneamente la
acusación de haber destruido en pleno vuelo el avión de pasajeros de la Malaysian Airlines, el ataque de Israel contra la franja de Gaza –perpetrado con la complicidad de los servicios de inteligencia militares de Estados Unidos y Gran Bretaña–, el caos en Libia y la ofensiva del Emirato Islámico en el Levante. Además, en cada uno de esos teatros de operaciones, los combates giran alrededor del control de los hidrocarburos, cuyo mercado funcionaba –hasta ahora– única y exclusivamente en dólares.


Más que a la lucha contra el apartheid, Nelson Mandela dedicó su vida a la reconciliación nacional. El homenaje que, en ocasión de su deceso, acaban de rendirle los mismos Estados que lucharon contra él en vida fue por lo tanto una nueva victoria para este líder. Pero los intentos de esos Estados por reescribir la historia negando lo que realmente sucedió en tiempos del apartheid no puede menos que sembrar la duda sobre la sinceridad de sus expresiones de duelo


Las Fuerzas Especiales fueron concebidas como un medio de utilizar recursos militares en la realización de operaciones de guerra no convencional, fundamentalmente provocando motines u organizando asesinatos de opositores políticos. En este momento, Washington ya está utilizando secretamente sus Fuerzas Especiales en 78 países. Sin embargo, sigue negando públicamente la existencia de sus misiones, a pesar de que el presupuesto anual de las Fuerzas Especiales estadounidenses ya sobrepasa los 10 000 millones de dólares. La globalización de ese tipo de cuerpo militar apunta a seguir extendiendo la dictadura invisible del imperio estadounidense.


Desde el inicio del Plan Marshall, en 1947, Washington y Londres han venido controlando la unión entre los países de Europa mediante una serie de tratados con carácter supranacional. Todos las críticas que se hagan a la Unión Europea son por lo tanto inútiles mientras no estén basadas en un análisis de los vínculos de subordinación de esa entidad hacia la OTAN.



Reunión del Consejo Supremo de Defensa italiano
Explícitamente inspirado en el Libro Blanco sobre la defensa y la seguridad nacional elaborado en Francia, un libro blanco italiano se halla en proceso de redacción. Manlio Dinucci resalta el hecho que la consulta nacional a la que está dando lugar ese trabajo no aborda lo más importante: las misiones de «defensa» que impone la OTAN.



Leer mas Manlio Dinucci

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada