domingo, 13 de septiembre de 2015

«El arte de la guerra» Detrás de esas fotos de niños por Manlio Dinucci... y mas

Los niños de este encantador “campamento de verano” llevan una camiseta “adornada” con el emblema del batallón Azov, que en realidad es un símbolo de la División Das Reich de las SS.

Cuando llegaron al «campamento de verano», en una zona boscosa de los alrededores de Kiev, estos niños recibieron una bonita camiseta amarilla en la que aparecen las siluetas de dos niños armados con fusiles. Una de las siluetas porta además el emblema del batallón Azov, inspirado en el símbolo de… la División Das Reich de las SS

[1], un símbolo proveniente del misticismo nazi. Los niños (incluyendo infantes de sólo 6 años) y adolescentes que han pasado por ese campamento en grupos de 30 o 40 –según reporta el diario Kiev Post [2]– «no jugaron a los soldados sino que recibieron un verdadero entrenamiento militar impartido por instructores del Batallón Azov». Dicho de otra manera, esos niños se entrenaron militarmente con los neonazis que han venido cometiendo atrocidades contra los civiles de nacionalidad rusa en el este de Ucrania.

El Batallón Azov y otros neonazis forman parte de la Guardia Nacional ucraniana [creada después del pustch de Kiev], asociada o hermanada con la Guardia Nacional de California y entrenada por instructores estadounidenses y británicos para participar en la «operación antiterrorista» [de Kiev] en la región de Donbass.

El campamento de verano constituye la primera fase del reclutamiento de niños soldados, escribe Michel Chossudovsky en un artículo debidamente documentado e ilustrado con fotos [3]. Además de enseñarles a disparar, a esos niños se les enseña a odiar: «Mataremos a todos los rusos», jura uno de ellos.

La foto de un niño ucraniano cuya vida comienza bajo el signo nazi del «gancho del lobo» es al menos tan terrible como la del niño sirio cuya vida se apagó en las aguas del Mediterráneo. Esta última imagen, según nos dicen, conmovió los corazones de los más importantes representantes de los gobiernos responsables de las guerras y de los terremotos sociales que esos conflictos han venido provocando durante las últimas décadas, conforme a la estrategia de Estados Unidos y la OTAN. Desde Irak hasta Yugoslavia, desde Afganistán hasta Palestina, desde Libia hasta Siria y Ucrania, esas guerras y embargos han provocado la muerte de millones de niños (sólo en Irak, los 10 años de embargo impuesto contra ese país se tradujeron en la muerte de medio millón de niños), cuyas fotos –por supuesto– nunca aparecieron en los grandes medios de prensa.

A esas pequeñas víctimas hay que agregar los niños adiestrados para odiar y matar por movimientos como el Emirato Islámico y los batallones neonazis ucranianos, que a su vez han recibido entrenamiento garantizado fundamentalmente por Estados Unidos y por las potencias europeas empeñadas en destruir desde adentro Estados enteros.

Nos dicen que el gobierno británico ha decidido acoger 15 000 refugiados sirios porque se conmovió ante la foto del niño sirio ahogado. Pero, al mismo tiempo, ese mismo gobierno británico anuncia que quiere que el parlamento le dé luz verde para una acción militar «contra el malvado régimen de Assad y el Emirato Islámico». Y el ministro [italiano] de Relaciones Exteriores, Paolo Gentiloni, anuncia que, ante el drama de los refugiados, emprenderá la segunda fase de la misión EuNavForMed «contra los traficantes de seres humanos», operación cuyo objetivo final en realidad es la ocupación militar de las zonas costeras libias estratégica y económicamente más importantes.

El éxodo de refugiados, provocado por las guerras, sirve así de pretexto a la realización de objetivos estratégicos: Washington lo utiliza para presionar a los países europeos reforzando la influencia estadounidense en Europa, utilizada esta última como línea del frente contra Rusia y como base para la realización de las operaciones militares de Estados Unidos y la OTAN en el Medio Oriente y en el norte de África, mientras que las más importantes capitales europeas lo utilizan para preparar la opinión pública para nuevas guerras vendidas como «operaciones humanitarias de paz».

Sin conciencia política sobre las causas reales de este éxodo y sus posibles soluciones, se puede explotar incluso el apoyo humanitario que numerosos ciudadanos europeos aportan a esos refugiados. Y también es posible utilizar a los refugiados mismos como masa para maniobrar en contra de los países de donde provienen.

Y así morirán más niños, casi todos sin fotos.
Fuente
Il Manifesto (Italia)

Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio
[1] Se trata de la runa conocida en alemán como “Wolfangel” o el “gancho del lobo”. Nota de la Red Voltaire.
[2] «Azov fighters give military training to children, foster patriotism at Kyiv summer camp», por Faina Nakonechnaya y Volodymyr Petrov, Kiev Post, 29 de agosto de 2015.

http://www.voltairenet.org/article188660.html

Manlio Dinucci
Manlio Dinucci Geógrafo y politólogo. Últimas obras publicadas: Laboratorio di geografia, Zanichelli 2014 ; Geocommunity Ed. Zanichelli 2013 ; Escalation. Anatomia della guerra infinita, Ed. DeriveApprodi 2005.

La Resistencia de China «El arte de la guerra»

Goldman Sachs – OTAN Corp. «El arte de la guerra»

Pacto militar entre Grecia e Israel «El arte de la guerra»
  Los artículos de esta autora o autor

"... En el marco de la psicología burguesa -con sus argumentos sobre la irracionalidad- el análisis se afana en mostrar por qué una persona roba o hace huelga En cambio, para la psicología marxista el enfoque es exactamente el  contrario. Lo que es necesario explicar no es que el hambriento robe, o que el explotado se declare en huelga, sino “por qué la mayoría de los hambrientos no roban y por qué la mayoría de los explotados no van a huelga”.... Un espacio audiovisual contra la alienación de las conciencias


La OTAN redobla la realización de maniobras militares. Pero, con excepción de Manlio Dinucci, nadie parece ver el papel que la Unión Europea ha pasado a desempeñar en esos “juegos de guerra”. En efecto, los Tratados de la Unión ahora ponen la defensa de los países de Europa occidental en manos de la alianza atlántica, de tal manera que la Unión Europea y la OTAN se han convertido en las dos caras –la civil y la militar– de una misma moneda.


Goldman Sachs, el banco de negocios más poderoso del mundo, acaba de contratar al ex secretario general de la coalición militar más poderosa de la historia: la OTAN. Aunque algunos sólo querrán ver en ello una especie de “jubilación dorada”, los hecho nos muestran que no es la primera vez que algo así se produce: Goldman Sachs y la OTAN ya mantuvieron una “fructífera” colaboración durante la guerra contra Libia.

No hay peor ciego que el que no quiere ver, confirma Manlio Dinucci al referirse a la ceguera de los europeos, quienes se niegan a ver su propia dependencia de la OTAN, a pesar de todos los indicios que la confirman. Desde siempre, todas las proposiciones de la Comisión de Bruselas se preparan en los servicios administrativos de la OTAN. Y los tratados de la Unión Europea reafirman su dependencia de la alianza atlántica.



«Hoy es un día histórico y es para nosotros un gran honor anunciar que hemos alcanzado un acuerdo sobre la solución nuclear iraní, para que el mundo sea más seguro», declaró en Viena Federica Mogherini, Alta Representante de la Unión Europea para Asunto Exteriores y Política de Seguridad. Casi en el mismo momento, otro anuncio llegaba desde Estados Unidos: «La US Air Force y la NNSA (National Nuclear Security Administration) completaron, en el polígono de Tonopah en Nevada, el primer ensayo en vuelo de la bomba nuclear B61-12.»


"... Recientemente fue desclasificado un informe de la Defense Intelligency Agency (DIA), fechado el 12 de agosto de 2012, donde queda demostrado que el grupo Estado Islámico fue creado por Estados Unidos con ayuda de Turquía, Israel, Reino Unido y las monarquías del Golfo Pérsico. Considerado desde el principio como un elemento estratégico en las políticas para el Oriente Medio, la inteligencia estadounidense previó el surgimiento y desarrollo de un califato islámico regido por el EI en Iraq y Siria, necesario para aislar e intentar derrocar al gobierno de Bashar al-Assad..."


El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg (de frente, con corbata roja), conversa (en el sentido de las agujas del reloj) con la jefa del gobierno danés Helle Thorning-Schmidt, la presidenta de Lituania Dalia Grybauskaite, la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Frederica Mogherini, el presidente del Consejo Europeo Donald Tusk y el primer ministro neerlandés Mark Rutte, en Bruselas, el 26 de junio de 2015. Para la OTAN, la compasión solamente existe cuando es de utilidad para sus ambiciones estratégicas. Después de haberse interesado por los migrantes que tratan de cruzar el Mediterráneo, ahora se conmueve ante la matanza de turistas en Túnez. Los migrantes servirán de pretexto para la injerencia en Libia y los turistas son una excelente justificación para la «guerra global contra el terrorismo». Y si hay que entrar en la región a sangre y fuego, ¿qué importa? En definitiva… sólo son africanos.


Para la opinión pública europea, los drones son un arma eficaz que puede utilizarse por control remoto para evitar el despliegue de soldados en el «teatro de operaciones». Para los pueblos del «Medio Oriente ampliado» son artefactos asesinos que pueden aparecer inesperadamente, en cualquier lugar, disparando misiles que ocasionan numerosas víctimas inocentes. Nadie puede estar seguro de no verse algún día en su área de tiro y de no resultar herido o muerto únicamente por hallarse «en el lugar equivocado, en el momento equivocado». Italia está abriendo una escuela para desarrollar esta variante moderna de la cacería humana.

 

"... Captagon es la marca comercial del clorhidrato de fenetilina. Se empezó a producir en los años 60 para tratar la hiperactividad, la narcolepsia y la depresión, pero fue prohibida en muchos países en​ los años 80 por ser demasiado adictivo. La OTAN inició la producción de Captagon en 2011 en un laboratorio en Bulgaria. Aunque es una droga prácticamente desconocid​a​ en otras partes del mundo, se consume mucho en Oriente Próximo..."


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada