martes, 24 de marzo de 2015

Regreso del boomerang en Libia. por Manlio Dinucci + Dossier sobre Libia

| Roma (Italia)
Mientras todos derraman lágrimas por las víctimas de la matanza perpetrada en Túnez, Manlio Dinucci recuerda que la situación tunecina es consecuencia del caos libio, a su vez provocado por la guerra de la OTAN que destruyó la Yamahiriya. Italia, en primer lugar, Francia y otros países de Europa ahora se preparan a luchar nuevamente en Libia, esta vez del lado del «gobierno de Tobruk». Oficialmente, lo harán para restablecer la seguridad pública. Aunque probablemente lo que quieren es “terminar el trabajo” dividiendo el país.


El ataque terrorista registrado en Túnez, en el que también murieron varias personas de nacionalidad italiana y francesa, está estrechamente vinculado al caos en Libia, señalan en estos días los medios gubernamentales y los medios europeos.

Lo que no dicen es que el caos existente en Libia es consecuencia de la guerra de la OTAN que, hace exactamente 4 años, destruyó el Estado libio.

En efecto, el 19 de marzo de 2011 se iniciaba el bombardeo aeronaval contra Libia. En 7 meses la aviación de Estados Unidos y de la OTAN realizaba 10 000 misiones de ataque, utilizando contra Libia más de 40 000 bombas y misiles.

Al mismo tiempo, se financiaba y armaba a los sectores
tribales hostiles al gobierno de Trípoli así como a grupos islamistas hasta entonces clasificados como terroristas
. Incluso se infiltraban en Libia fuerzas especiales, entre las que se hallaban miles de comandos qataríes. En esta guerra, en la que Estados Unidos daba las órdenes a través de la OTAN, participaba Italia –con sus bases militares y fuerzas armadas–, pero sobre todo Francia y el Reino Unido [1].

Múltiples factores hacían de Libia un país importante para los intereses estadounidenses y europeos:
sus reservas de petróleo –las más importantes de África y particularmente valiosas por su alta calidad y por su bajo costo de extracción– y de gas natural que, al seguir bajo control del Estado libio, ofrecían a las compañías extranjeras limitados márgenes de ganancia;
los fondos soberanos –unos 200 000 millones de dólares que desaparecieron después de ser confiscados por las potencias occidentales– que el Estado libio había invertido en el exterior y que habían permitido la creación de los primeros organismos financieros autónomos de la Unión Africana;
su posición geográfica, entre el Mediterráneo, África y el «Medio Oriente».

Así que, como se ha documentado ampliamente, fueron Estados Unidos y sus principales aliados en la OTAN quienes financiaron, armaron y entrenaron para la lucha contra Libia –en 2011– grupos islamistas a los que hasta poco antes calificaban de terroristas, grupos entre los que se encontraban los primeros núcleos del futuro Emirato Islámico.

También les proporcionaron armas, a través de una red organizada por la CIA (según la investigación del New York Times, cuando, luego de haber participado en el derrocamiento de Kadhafi, esos yihadistas llegaron a Siria para derrocar a Assad. Y también fueron Estados Unidos y la OTAN quieres favorecieron la ofensiva del Emirato Islámico en Irak, cuando el gobierno de al-Maliki se alejaba de Washington y se acercaba a Pekín y Moscú.

El Emirato Islámico juega así un papel determinante en la estrategia de Estados Unidos y la OTAN, estrategia consistente en destruir Estados mediante guerras secretas. Eso no significa que la masa de sus militantes, con historias personales vinculadas a las trágicas situaciones sociales provocadas por la primera guerra del Golfo y las que vendrían después, esté consciente de su condición de instrumento.

El ataque terrorista perpetrado en Túnez tuvo lugar precisamente al día siguiente de las declaraciones en las que Aqila Saleh, presidente del «gobierno de Tobruk», advirtió a Italia que «el Emirato Islámico puede pasar de Libia al país de ustedes», presionando así a Roma para que intervenga en Libia.

El ministro [italiano de Relaciones Exteriores] Gentiloni se apresuró a responder que «cumpliremos con nuestro deber». Y el general Danilo Errico, nuevo jefe del estado mayor [de Italia], aseguró que «si el gobierno da luz verde» a una intervención en Libia, «nosotros estamos listos».

Listos para luchar junto al «Ejército Nacional Libio», brazo armado del «gobierno de Tobruk», encabezado –según el documentado artículo publicado en The New Yorker el 23 de febrero de 2015– por el general Khalifa Haftar, quien «después de haber vivido durante dos décadas en Virginia (Estados Unidos), donde trabajaba para la CIA, volvió a Trípoli para participar en la guerra por el control de Libia» [2]. 
 
 
Traducido al español por la Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio
 
[1] «Washington contempla el «Amanecer de la odisea» africana», por Thierry Meyssan, Red Voltaire, 23 de marzo de 2011.
[2] «Intento de golpe en Libia», Red Voltaire, 14 de febrero de 2014.

http://www.voltairenet.org/article187100.html 

Manlio Dinucci
Manlio Dinucci Geógrafo y politólogo. Últimas obras publicadas: Laboratorio di geografia, Zanichelli 2014 ; Geocommunity Ed. Zanichelli 2013 ; Escalation. Anatomia della guerra infinita, Ed. DeriveApprodi 2005.
 

Bajo la «sabia dirección» de «Petro» «El arte de la guerra»
 

«Llenemos los arsenales…» «El arte de la guerra»
 
  Los artículos de esta autora o autor



Libia

900 artículos
Artículos más leídos

Libia y Gadafi, la verdad que se supone NO debes conocer Ver video. Un país moderno hecho polvo
 

¿Qué pasa con Libia? Del mundo árabe a América Latina
 

Esquizofrenia libia Mutaciones en África. Mundo árabe
 

Orwell, la OTAN y la guerra contre Libia
«Abatido un avión de los sublevados»
 
 
 
 
 
«Ante nuestra mirada»
John McCain, el organizador de la «primavera árabe» y el Califa
por Thierry Meyssan
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 



Artículos más leídos
Libia y Gadafi, la verdad que se supone NO debes conocer Ver video. Un país moderno hecho polvo
 
¿Qué pasa con Libia? Del mundo árabe a América Latina
 
Esquizofrenia libia Mutaciones en África. Mundo árabe
 
Orwell, la OTAN y la guerra contre Libia
«Abatido un avión de los sublevados»

 

 

PARTE 1 Democracy Now! celebrando la victoria de los “rebeldes” (Al Qaeda) en Libia. Para más información sobre esta organización “progresista”, que recibe financiación de las corporaciones y a las que ayuda en su estrategia de colonialismo, tienen este informe:

Investig’Action Traducción: Collectif Investig’Action « La guerra de Mali tiene por objetivo deshacerse de los islamistas radicales», se nos dice. Sin embargo, esos mismos islamistas combaten a «nuestro» lado en Libia y en Siria. Y están financiados por «nuestros amigos »: Arabia Saudí y Qatar. Especialista del continente africano y autor en Investig’Action de « La stratégie du chaos », Mohamed Hassan desvela los entresijos de una guerra demasiado simplificada por los medios de comunicación. Tercera y ultima entrega de nuestra serie «Causas y consecuencias de la guerra en Mali».

Las autoridades libias reportaron nuevas manifestaciones en contra de las milicias regionales, que este viernes habían sido señaladas de causar la muerte de 43 personas durante las distintas marchas organizadas en la capital del país, Trípoli.

Cuál es el interés de los Estados Unidos y de los antiguos países coloniales europeos en el continente africano y sus alrededores?  Lo sucedido en Libia, Egipto, Siria, Sudán, Afganistán, Irak, etc. son acontecimientos que ponen de relieve el frenético interés de los Estados Unidos y sus aliados por la zona.

Me mueve a escribir el hecho de que muy pronto ocurrirán acontecimientos graves. No transcurren en nuestra época diez o quince años sin que nuestra especie corra peligros reales de extinción. Ni Obama ni nadie podría garantizar otra cosa; lo digo por realismo, ya que solo la verdad nos podría ofrecer un poco más de bienestar y un soplo de esperanza. Hemos llegado en materia de conocimientos a la mayoría de edad. No tenemos derecho a engañar ni a engañarnos. En su inmensa mayoría la opinión pública conoce bastante sobre el nuevo riesgo que está a sus puertas.

Red Voltaire | 6 de agosto de 2013 «Tras las evasiones de presos ocurridas en el último mes en 9 países miembros de INTERPOL, entre ellos Irak, Libia y Pakistán, la sede de la Secretaría General de INTERPOL ha publicado una alerta mundial sobre la seguridad para recomendar un aumento de la vigilancia. Se sospecha que

La tensión prevalece hoy en la ciudad nororiental libia de Bengasi donde cruentos choques entre manifestantes y milicias horas atrás dejaron 27 muertos y cerca de un centenar de heridos. Ambas partes esperan una intervención de notables tribales para desactivar los enfrentamientos, que siguen a varios incidentes armados y atentados dinamiteros en la ciudad y en esta capital. Los choques fueron resultado de protestas populares contra el reinado de entidades armadas, en particular la Brigada Escudo Libio, la cual cuenta con el apoyo del Ministerio de Defensa,

1775 a 1776: En Canadá y en el Atlántico en el curso de la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. 1798 a 1800: Quasi-guerra. Conflicto naval contra la Francia Revolucionaria. Mar de las Antillas y las costas del Atlántico. Acaba con el Tratado de Mortefontaine o Convención de 1800. 1801 a 1805: Guerra los Estados Unidos de América-Trípoli más conocida bajo el nombre de Guerra Beréber, Rey de Trípoli y sus aliados de Túnez y de Argel declaran la guerra a los Estados Unidos que no querían más pagar el tributo para el paso de sus embarcaciones...

Cinco empleados de la OTAN violan a tres británicas en Libia Las activistas británicas se dirigían en un convoy hacia a la Franja de Gaza...

 

ELECCIONES EN LIBIA O LA PANTOMIMA DEL VERANO

UN ASESINO, PREMIO NOBEL DE LA PAZ, DIRIGIENDO LA INVASIÓN DE LIBIA Y AHORA PREPARANDO LA DE SIRIA

En 2010, Libia era el país con mayor esperanza de vida en África (sólo por detrás de las colonias españolas de Ceuta y Melilla o las islas Canarias), con..


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada