lunes, 4 de enero de 2016

"Zaragoza en Común" junto a la ultra derecha impiden la puesta en escena de la obra teatral "El Rey". en el teatro municipal...

"...“la construcción de ignorancia sobre nuestro propio pasado es política de estado en España”. El Rey, quinta producción del Teatro del Barrio, es una ficción contra la ignorancia. Con la convicción de que sólo puede cambiar su realidad aquel que la conoce..."

Curiosa componenda entre "Zaragoza en Común" y la reacción politica zaragozana

POR ADAY QUESADA / CORRESPONSAL DE CANARIAS SEMANAL EN MADRID.-  

No se puede decir que Willy Toledo acierte  siempre en las formas que utiliza en todo aquello que declara la prensa o escribe en las redes sociales. Hay que reconocerle, sin embargo, que posee una valentía a prueba de bomba  y que, además,  a menudo da en la diana en lo que se refiere al contenido de lo que expresa. Poder decir eso de alguien en estos tiempos en los que la mayoría elude manifestar lo que piensa, no es poca cosa.

     El pasado 12 de octubre, coincidiendo con esa celebración en la que oficialmente denominan "Día de la Hispanidad" lo que solo fue un genocidio, Toledo publicó en su muro de Facebook cual era opinión sobre esa fecha. Asimismo, dijo que era lo que él creía que significaban los desfiles militares, el Rey y la Monarquía. Ni que decir tiene que como si de un rayo se tratara, su mensaje cruzó rapidamente las fronteras de las redes internáuticas, trasladándose con muchísima bulla  a los titulares de la prensa escrita, la radio y la TV.

     Las "fuerzas vivas" de la capital mariana de Aragón, escandalizadas por las frases escatológicas mentadas por Toledo en su muro de Facebook, emprendieron una Cruzada destinada a condenarle como persona non grata a la ciudad de Zaragoza.

      Al carro del "escándalo" aprovecharon para subirse personajes tan pintorescos como el televisivo presentador Frank Cuesta, que trató de ganarse su tasa de popularidad entre la feligresía ultramontana declarando que Willy Toledo  "no tenía huevos de cagarte en el Corán (…) usted no tiene los “huevos” de hacer eso…porque no le saldría gratis.”  

       Pero la cosa no quedó reducida los escarceos publicitarios de este clown televisivo. El general  Manuel Fernández-Monzón, uno de los militares afectos a Suárez que colaboraron con los militares  estadounidenses de los Sevicios de inteligencia en el diseño de la llamada "transición democrática", llegó a la simplonería de desafiar a Willy Toledo a "un duelo a muerte, con el  arma que elija” para lavar la imagen de la Virgen del Pilar y, es de suponer también, la del Jefe de la Casa de los Borbones.

      Simultáneamente, por otra parte, una cohorte de "abogados cristianos" exigió igualmente  responsabilidades jurídicas a Toledo por la "grave ofensa" proferida contra la Patrona. Como no podía ser menos, la Guardia Civil pidió la cabeza profesional del actor, solicitando la retirada de subvenciones públicas a todas aquellas obras  en las que él prestara su colaboración.

          Comoquiera que a mitad del presente mes de enero se iba a representar en el Teatro principal de Zaragoza una obra teatral, en la que Willy Toledo tenía un papel destacado, los núcleos más reaccionarios de la trinchera conservadora maña iniciaron  una intensa campaña destinada a lograr un boicot municipal total en contra de su escenificación en el Teatro propiedad del Ayuntamiento.
 
PODEMOS ENTRA EN ESCENA

       Para que los lectores puedan situarse, parece preciso recordar que la Alcaldía de la capital aragonesa está ocupada ahora por Pedro Santiesteve, perteneciente a la marca blanca de Podemos, "Zaragoza en Común". El nuevo alcalde, furibundo iconoclasta hasta hace unas poquitas fechas,  y que parecía  comerse a los niños crudos durante la campaña electoral, llenándose la boca durante la misma con mensajes  politicos en los que reivindicaba la "secularización", la "religión fuera de la escuela" y "la separación efectiva de la Iglesia y el Estado ", de repente ha perdido todo el fuelle reivindicativo de sus encendidos mítines electorales. Como suele suceder con los comecuras de ocasión, la euforia anticlerical dura lo que una campaña electoral. En cuanto los poderes mediáticos se ponen en movimiento, la "valentía" de ayer se convierte rápidamente en oportunos cólicos intestinales. Para Pedro Santisesteve, Willy Toledo pasó a ser de la noche a la mañana  de un coleguilla simpático que alguna vez nos echó una manilla, a un "maleducado"  que no merece un hueco en el municipio.  

     El resultado final de las intensas presiones de las "fuerzas vivas" zaragozanas ha sido que la obra no se representará en el Teatro municipal. Los argumentos esgrimidos por la cúpula de "Zaragoza en Común" han sido  tan melifluos que ni siquiera merecen  se recogidos aquí .

     Sin embargo,  bajo el veto a la obra teatral en la que Toledo es solo  uno de los protagonistas, hay todo un trasfondo político que trata de ocultarse. La pieza teatral  lleva  el significativo título "El Rey". Su  contenido es un cuestionamiento ácidamente critico con la operación política  de la  "Transición"  de la dictadura franquista al Régimen monárquico del 78. Tres o cuatro meses después de que se produjeran los comentarios de Toledo en Facebook,  el actor ha sido escogido como pretexto propiciatorio  por la reaccion maña para impedir su representación. Y Podemos ha colaborado decisivamente en lo que no puede sino ser calificado como un acto de censura.  

    No en vano la sinopsis de la obra comienza con cuestionamientos  tan claros como: “¿Qué papel ha jugado la monarquía en España en los últimos cuarenta años? ¿A qué fines ha servido? ¿Cuáles son los objetivos de la monarquía española para las próximas décadas?”

SINOPSIS DE LA OBRA

¿Qué papel ha jugado la monarquía en España en los últimos cuarenta años? ¿A qué fines ha servido? ¿Cuáles son los objetivos de la monarquía española para las próximas décadas?

El Rey es una ficción cuyo personaje central se llama Juan Carlos I. Un hombre que, en el epílogo de su vida, cae de la cima al sótano. Al menos, simbólicamente Un hombre que, al parecer, ya no sirve. Aunque sirvió mucho. Pero, ¿para qué? ¿Para quiénes?

Otros personajes de este relato completamente libre son Don Juan de Borbón, Francisco Franco, Chicho Sánchez Ferlosio, Henry Kissinger, Adolfo Suárez o Felipe González. Un mundo de hombres en lucha por construir el mundo tal como lo conciben.

El presidente de la Asociación para la recuperación de la memoria histórica, Emilio Silva, afirma que “la construcción de ignorancia sobre nuestro propio pasado es política de estado en España”. El Rey, quinta producción del Teatro del Barrio, es una ficción contra la ignorancia. Con la convicción de que sólo puede cambiar su realidad aquel que la conoce


 
 

El actor se atrevió a decir lo que todo el mundo sabe 
 "..Toledo, por el contrario, tiene esa insolencia despectiva que enfurecen a nuestras clases conservadoras y sus portavoces cortesanos. Con cierto aire de natural y distante displicencia  el actor madrileño suele abordar de manera resuelta y directa los temas tabú que tanto irritan a las gentes de orden que habitan en esta tierra. No se corta un pelo a la hora de manifestar sus simpatías por el sistema socialista cubano o dar la opinión más descarnada sobre aquellos que a lo largo de las últimas décadas han ido encaramándose en posiciones aledañas al poder. En unas ocasiones son artistas de la ex progresía, en otras politicuchos sin escrúpulos.   Llama al pan, pan y al vino, vino. Y aunque no siempre da en la diana con sus análisis politicos, ha tenido hasta ahora la honradez de desdecirse cuando lo descubre. Esa es la razón por la que genera tanto odio entre aquellos que ya le odiaban..."
 
 

 





 

El Borbón está al caer", auguró el conocido actor de cine y teatro

 

 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada