jueves, 15 de enero de 2015

Turquía acusa al Mossad de estar detrás de los atentados terroristas a Charlie Hebdo. Alfredo Jalife-Rahme

Los tres días de terror condenable en Francia, sea quien fuere el cerebro, entraron a la fase de la batalla por la persuasión de la opinión pública en Occidente.

Tal batalla la tiene perdida Occidente en Rusia, China, India y en el mundo islámico de 57 países y mil 800 millones de feligreses, excluyendo, naturalmente, a los enigmáticos operadores de Al Qaeda, con sus ramificaciones trasnacionales, y/o Daesh/ISIS del Estado Islámico.



Sólo cito, sin profundizar, los numerosos cuan perturbadores agujeros negros de lo que se asemeja a un “ 11-S francés”, en cuanto a desinformación autoral se refiere: un policía ametrallado a bocajarro que no sangra (http://goo.gl/wSeZ86), video que luego fue censurado en Francia (http://goo.gl/IeO3IU); el abandono de una carta de identidad de un presunto terrorista islámico; el suicidio de Helric Fredou, jefe de la policía a cargo de la persecución de los homicidas (http://goo.gl/qyGuV0); la presencia repulsiva del infanticida de palestinos, el primer ministro Benjamin Netanyahu, que hasta para el rotativo israelí Haaretz resultó un fracaso de relaciones públicas (http://goo.gl/08r5a0); la fuga extraña del lugar de los hechos de Hayat Boumeddiene, de 26 años de edad, esposa del asesino del atentado execrable a un supermercado kosher, sin ser capturada y que se refugió con los rebeldes sirios, curiosamente entrenados por Estados Unidos e Israel, según el portal israelí Debka (http://goo.gl/KGk0OO); la conspicua ausencia de altos funcionarios del gabinete de Obama en la marcha de París y otras interrogantes.


La vez anterior expuse que el arribo de Al Qaeda a la torre Eiffel era más que cantado, como vaticiné exactamente hace dos años (http://goo.gl/xJjCy1), dando a conocer la narrativa unánime de los multimedia occidentales, quienes atribuyeron sin cuestionar, a pie juntillas, los atentados a la rama de Al Qaeda en Yemen, lo cual, desde el punto de vista geopolítico, desnuda todo un operativo militar inminente que va desde el mar Rojo hasta el Golfo Pérsico pasando por Libia, como arguye Thierry Meyssan, director del portal francés Réseau Voltaire (http://goo.gl/C1DXy9).


Por la valía de la mayéutica socrática y la dialéctica hegeliana –joyas mentales en la búsqueda de la verdad en el Occidente ilustrado–, vale la pena escudriñar la filípica de Recep Tayyip Erdogan, presidente de Turquía –miembro conspicuo de la OTAN y del G-20–, quien se fue a la yugular de Occidente e Israel.


En forma huracanada, el presidente Erdogan fulminó que están operando juegos geopolíticos en el mundo islámico y externó su asombro de que los servicios de inteligencia de Francia no hayan perseguido a los culpables en forma más efectiva.


El presidente turco arremetió contra el primer ministro israelí Netanyahu por haberse atrevido a participar en la marcha de París y lo acusó de encabezar el terrorismo de Estado contra los palestinos (http://goo.gl/bohZfu).


Según el muy consultado portal estadunidense Zero Hedge (http://goo.gl/B7FX0a), justamente al día siguiente de la marcha de París, el presidente Erdogan, en una conferencia de prensa, arremetió contra la obvia duplicidad de Occidente y señaló al racismo, al lenguaje de odio e islamofobia, de encontrarse detrás de las masacres, para luego colocar su estocada: es muy claro que los culpables son los ciudadanos franceses (¡extrasupersic!), quienes perpetraron la masacre por la que los musulmanes son culpados.


Melih Gokcek, alcalde de Ankara (la capital turca) –del mismo partido tanto del presidente Erdogan como del primer ministro Ahmet Davutoglu–, imputó que el Mossad (¡extrasupersic!) se encuentra definitivamente (¡supersic!) detrás de tales incidentes que estimulan la enemistad contra el Islam y agregó que estaban vinculados al inminente reconocimiento de Palestina por Francia.


No es lo mismo que directores de think tanks y aun alcaldes de países geoestratégicamente relevantes como Turquía expresen sus puntos de vista contrarios a la unánime corriente de los multimedia occidentales, que un presidente de la talla de Erdogan lo haga en forma oficial, lo cual eleva la puja de la confrontación intraeuropea y la fractura de facto en el seno de la OTAN.


A mi juicio, una lectura geopolítica de la notable participación del primer ministro Davutoglu en la marcha de París es que Turquía –81 millones de habitantes, en su mayoría jóvenes– se posiciona como líder natural de los otros 56 millones de musulmanes en Europa (http://goo.gl/mZAyyS).


Alexander Zhilin, director del Centro para el Estudio de los Problemas Aplicados, con sede en Moscú, fustigó en una entrevista que el ataque terrorista era una venganza (sic) al presidente François Hollande por haber exhortado al levantamiento de las sanciones de Europa contra Rusia. Ni más ni menos que una de mis hipótesis vertidas al respecto, lo cual explayé a Russia Today. ¿Pasó el atentado de Charlie Hebdo por el contencioso ucraniano?


También Irán –relevante país islámico con 80 millones, también de mayoría juvenil– asegura que el ataque en París fue “una operación de bandera falsa ( false flag) de la CIA” (http://goo.gl/S05AcH). ¿Por fin: fue la CIA, el Mossad, o los dos?


Más allá de que Paul Craig Roberts, ex asistente del Tesoro del presidente Reagan, haya acusado a la CIA de encontrarse detrás de los atentados de Francia –primero, en forma inquisitiva (http://goo.gl/YW6zJ2), y luego en forma categórica (http://goo.gl/6KUP0t)–, en Rusia pocos creen la versión hollywoodense del 11-S.


Alexei Martynov, director del Instituto Internacional para los Nuevos Estudios, aseveró que en los pasados 10 años el llamado terrorismo islámico está bajo el control de una de las principales agencias de espionaje del mundo y estoy seguro de que algunos de los supervisores (sic) estadunidenses son responsables de los ataques de París o, en cualquier caso, de los islamistas que lo perpetraron.


Como se esperaría, el Financial Times, portavoz de la desregulada globalización financierista, embiste contra las teorías conspirativas de Rusia y Turquía, que endosan la autoría de los atentados a Estados Unidos y el Mossad (http://goo.gl/3DOkoi). Pero no se trata de países cualquiera, sino de Rusia, máxima superpotencia nuclear, y Turquía, potencia islámica de primer orden.


Cuando aún los investigadores occidentales rehúsan dar su conclusión sobre el atentado del avión de Malaysia Airlines MH17 sobre Ucrania –de la cual quizá el presidente Putin tenga varios ases bajo la manga de sus propias investigaciones satelitales–, en una guerra multidimensional, como la de Rusia y Estados Unidos, la primera víctima es la verdad, relegada a segundo término, cuando prevalecen la percepción y el manejo de las opiniones públicas.


Nunca ha estado más vigente el principio del empiricismo/inmaterialismo del obispo anglo-irlandés George Berkeley del siglo XVIII: “ esse est percipi” (ser es percibir).


La gravedad de los soliloquios, producto de las percepciones singulares y su hermenéutica, es que el mundo está al borde de una guerra nuclear entre Estados Unidos y Rusia, como advierte Gorbachov (http://goo.gl/K96CWx).

www.alfredojalife.com
Twitter: @AlfredoJalifeR_
Facebook: AlfredoJalife
Vk: id254048037
http://www.jornada.unam.mx/2015/01/14/politica/016o1pol?partner=rss

Los ataques de Charlie Hebdo: un juego de espías
Los ataques de Charlie Hebdo: un juego de espías

Nueva revelación de Snowden: El Mosad creó el Estado Islámico

Edward Snowden, el exempleado de la NSA, ha revelado que los servicios de inteligencia de EE.UU., Reino Unido e Israel trabajaron juntos para crear el Estado Islámico (el antiguo Estado Islámico de Irak y el Levante, EIIL)...






Charlie Hebdo como pretexto



Sin vacilación, millones de franceses acaban de salir a las calles en defensa de la libertad de expresión y de culto mientras que los políticos y la prensa, violadores de esas libertades, explotan esa reacción popular para redorar su propia imagen pública. Thierry Meyssan estima que el gobierno de Francia ha orquestado una manipulación de gran envergadura para exhibirse a la cabeza de una gran manifestación popular precisamente en momentos en que busca cómo justificar una nueva operación militar en Libia.

Como rezan las estúpidas pancartas esgrimidas por los estúpidos manifestantes franceses y sus políticos corruptos (responsables del supuesto “terrorismo islámico”) En la Alemania nazi y en la Italia fascista, millones de judíos perseguidos y desamparados buscaron refugio en su religión. ¿Habría sido muy progresista, en aquel momento, escarnecer o tan siquiera ridiculizar el judaísmo?...

 

El regreso del fascismo. A propósito de 'Charlie Hebdo'


x Jorge Beinstein - La Haine

Como era de prever el ataque contra Charlie Hebdó desató una ola mediática global de condena al “terrorismo islámico”, un cierto tufillo a “11 de septiembre a la francesa”

Mitin internacional en favor del EIIL… en Francia. .... Y "Estrategia equivocada" por el Pavo


Los Muyahidines del Pueblo (organización armada iraní de oposición) realizaron un gran mitin en la localidad parisina de Villepinte el 27 de junio de 2014. Más de 80 000 personas participaron en el encuentro. El objetivo inicial del mitin era respaldar la organización militar de los Muyahidines en Irak y su lucha contra Irán pero en su discurso la presidenta Maryam Radjavi condenó en duros términos al primer ministro iraquí Nuri al-Maliki y expresó satisfacción por el avance en el terreno del Emirato Islámico en Irak y el Levante (EIIL, también conocido en árabe como Daesh).

El rechazo de la matanza no implica callar ante otras matanzas que están en su origen No podían hacerse esperar. Inmediatamente después del atentado de París, los gobiernos de la UE y EE UU se lamentan, hipócritas, condenando el “terrorismo” pero sin decir una sola palabra de su origen. Exactamente igual que Aznar tras el 11 M.


¿Un 11 de septiembre en París?  Numerosos franceses denuncian el islamismo y manifiestan en las calles en reacción contra el atentado perpetrado en París contra el semanario satírico Charlie Hebdo. Por su parte, Thierry Meyssan observa que la interpretación yihadista carece de sentido. Aunque sería más conveniente para él sumarse al coro de quienes denuncian una operación de al-Qaeda o del Emirato Islámico en París, Thierry Meyssan expone una hipótesis diferente, pero mucho más peligrosa.


El actor se atrevió a decir lo que todo el mundo sabe  "..Toledo, por el contrario, tiene esa insolencia despectiva que enfurecen a nuestras clases conservadoras y sus portavoces cortesanos. Con cierto aire de natural y distante displicencia  el actor madrileño suele abordar de manera resuelta y directa los temas tabú que tanto irritan a las gentes de orden que habitan en esta tierra. No se corta un pelo a la hora de manifestar sus simpatías por el sistema socialista cubano o dar la opinión más descarnada sobre aquellos que a lo largo de las últimas décadas han ido encaramándose en posiciones aledañas al poder. En unas ocasiones son artistas de la ex progresía, en otras politicuchos sin escrúpulos.   Llama al pan, pan y al vino, vino. Y aunque no siempre da en la diana con sus análisis politicos, ha tenido hasta ahora la honradez de desdecirse cuando lo descubre. Esa es la razón por la que genera tanto odio entre aquellos que ya le odiaban..."

Los ataques de Charlie Hebdo: un juego de espías

Charlie Hebdo: conspiranoia frente a realidad

 

http://hugosadh.com/2015/01/12/video-sin-censura-el-montaje-del-tiroteo-en-charlie-hebdo-falsa-bandera/

No hay comentarios:

Publicar un comentario