jueves, 17 de julio de 2014

3 jóvenes a cambio de la Ribera Occidental.Roy Tov , ex oficial del Ejército Israelí (FDI) ... y mas

9 de julio 2014 Por Roy Tov * Fuente: http://www.roitov.com/


El 30 de Junio fueron encontrados los cuerpos de tres estudiantes colonos secuestrados poco después de las 22:00 del jueves 12 de junio.
UN SECUESTRO IMPOSIBLE
Erróneas declaraciones oficiales y sin ninguna relación con la realidad, un extraño comunicado por el Mossad, imágenes extrañas de investigaciones irracionales llevadas a cabo por el
ejército y un conteo inesperado de "días después del secuestro", repetido por los medios de comunicación: todo terminó en la tarde del 30 de junio . Poco después, el presidente Peres tuvo una reacción calculada, diciendo: "Hoy la nación entera baja la cabeza bajo el peso de un dolor demasiado pesado de llevar. Durante 18 días, las personas oraban unidas para que el destino de estos jóvenes maravillosos fuese encontrarlos con vida "…
Veamos y analicemos brevemente los principales hechos problemáticos de este asunto.

Al principio, Israel culpó del crimen al Estado Islámico de Irak y el Levante (ISIS). Luego de las risotadas de la prensa israelí el gobierno culpó a la Autoridad Palestina y Hamas. Al final, sólo Hamas ha sido hallado culpable.

El hecho, sin embargo, había tenido lugar en la zona C de Cisjordania, que no se encuentra bajo la responsabilidad de la Autoridad Palestina, y por lo tanto no se la puede culpar de lo ocurrido. Hamas opera principalmente en Gaza y no tiene los recursos necesarios para llevar a cabo un secuestro en Cisjordania, donde debe lidiar con la Shin Bet israelí y la policía secreta de la Autoridad Palestina.

Poco después del secuestro, en mi artículo “El Mossad había predicho el Rapto de Colonos”, cuando los informes oficiales afirmaban que los chicos seguían con vida, escribí: "Incluso antes del descubrimiento de sus cuerpos, Israel se apresuró a atacar y acusar. Si mis sospechas son correctas, serán encontrados muertos para que no puedan describir quiénes y cómo los secuestraron ".

Desde el principio, incluso los medios de comunicación hebreos cuestionaron la narrativa oficial, objetando también el inverosímil panfleto utilizado por Israel para fundamentar sus acusaciones contra el ISIL y que supuestamente habría sido emitido por esta organización. Otro detalle sospechoso es el misterioso automóvil encontrado incendiado cerca del lugar del secuestro y no muy lejos de Hebrón.

El secuestro fue perpetrado por alguien que tenía un buen conocimiento de la práctica del autostop en Israel. Los tres estudiantes estaban haciendo autostop, a pesar de que sus escuelas lo habían prohibido; si lo hicieron fue porque en esa zona hay muy poco transporte público. A pesar de haber desoído esa prohibición es poco probable, sin embargo, que hubieran violado otras reglas. Vean las placas de matrícula de automotores que acompañan esta nota. La del camión es amarilla, lo que significa que el vehículo es propiedad de un judío. La del otro coche es una matrícula palestina, blanca y verde. En el pasado las placas de la Ribera Occidental eran de color azul o verde y las de Gaza color plateado. Esta distinción es muy útil para facilitar los controles de carretera: el coche con la placa de color amarillo pasa sin ser detenido, mientras que los otros están sometidos a revisión. Esto también es muy conveniente para quienes hacen autostop. Ningún judío haría autostop con un automóvil que no tenga placas israelíes. Esta es una regla básica, fundamental, altamente improbable de haber sido violada por colonos de la Ribera Occidental.
Placas de un automóvil cuyo propietario es judío (arriba) o árabe (abajo)

Por lo tanto, los tres fueron secuestrados por un auto israelí. Probablemente el carro incendiado fue el que se utilizó para el secuestro. Tenía placas amarillas, y por eso no despertó sospechas. El conductor debió haber hablado hebreo muy bien, con el acento correcto; hablar con el conductor es la segunda, y muy estricta, regla para un autostop seguro.

Después del secuestro yo dije que "las víctimas, ya muertos o inconscientes, fueron transferidos a un coche más seguro, mientras que el primero era incendiado para evitar su identificación. Podría ayudar a identificar a los cómplices israelíes ". Ahora se descubrió que los tres fueron asesinados en el carro, en un increíble desarrollo de los acontecimientos.

Miren al coche incendiado y se notará que la placa amarilla no está allí. Las placas no se queman hasta el punto de hacer imposible su identificación. Las matrículas israelíes son resistentes. Fueron retiradas para ocultar pruebas incriminatorias. Es imposible que el secuestro hubiera ocurrido tal como lo describieran las autoridades israelíes. Aquí ocurrió algo muy diferente a lo que se nos dijeron.
El auto incendiado en el que fueron secuestrados los tres jóvenes israelíes

ASESINATO BLANCO
En los días que siguieron a estos hechos los parientes de los jóvenes colonos decían que el ejército les proporcionaba información confidencial sobre lo ocurrido. Recién después del descubrimiento de los cuerpos este asombroso detalle se hizo público.

Los cuerpos fueron encontrados en Khirbet Arnaba (las ruinas de Arnaba), al norte de la aldea de Halhul, en la periferia norte de Hebrón. Habían sido enterrados apresuradamente en un wadi (una corriente pequeña), entre Jaljul y Beit Kahil.

Poco antes del secuestro, las familias recibieron algunas llamadas telefónicas de los chicos en donde les decían que estaban en camino a casa. Ahora se sabe que uno de ellos llamó a la policía desde el coche. A los pocos minutos de subir al mismo, desde Talmon, Gilad Shaar llamó al número de emergencia de la policía de Israel. La llamada fue tomada por el destacamento situado en el distrito de Judea y Samaria.

Esto significa que los jóvenes abordaron el coche sin tener ninguna sospecha sobre el conductor. Este debe haber hecho un desvío inesperado que para Gilad resultó sospechoso.
Ocultando sus movimientos marcó el 100. Cuando su llamada fue respondida el joven susurró: "He sido secuestrado." Es una frase corta en hebreo ("hatfu oti"), que no pudo ser acallada.

La llamada telefónica fue grabada y ahora es pública. Después de estas dos palabras, alguien gritó en hebreo: "¡Agáchense, agáchense, Abajo!” Después de estos gritos se escuchan tres grupos de disparos de armas de fuego y gritos de dolor, y luego se corta la comunicación. También se pudo escuchar a la parlamentaria Shelly Yachimovich en la radio del auto.

Las comisarías no son pizzerías. El dueño de una de ellas podría pensar que una llamada de ese tipo podría ser una broma. La policía, especialmente la de una zona de guerra, no puede pensar de la misma manera. Sin embargo, la policía israelí esperó casi cinco horas antes de entrar en acción. Dejó pasar Intencionalmente todo este tiempo para que se pudieran ocultar los cuerpos. Fueron enterrados en el lugar ya descrito: el coche dio un rodeo alrededor de Hebron y luego fue quemado en el sur de esa ciudad.

En el funeral, el padre de Gilad, dijo: "Desde el momento en que escuché el valiente susurro, escuché en mis oídos una voz tremenda y me puse de pie [de orgullo]. Fue un acto de extraordinario valor para un chico que aún no había cumplido 17 años. "
Israel danza en sangre
La versión israelí está repleta de agujeros lógicos. La policía secreta Shin Beth arrestó a dos palestinos, Marwan Kawasme and Amar Abu-Aysha. Ambos habían estado en una cárcel israelí y sus nombres se hallaban en una lista de personas buscadas por la FDI (Fuerza de Defensa Israelí, eufemismo utilizado para denominar al ejército de ese país) y la Shin Beth. Sus esposas dijeron que ellos desaparecieron luego del secuestro. ¿Qué pasó con ellos? Nunca lo sabremos.

El evento contiene el sello de una operación de PSYWAR (“guerra psicológica”, por su acrónimo en inglés). Creó un símbolo poderoso que no podrá ser olvidado por sus víctimas.

El 9/11 es una fecha muy significativa para los estadounidenses. Mucha gente en el mundo prefiere el 11/9. En el 2001 el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York fue hecho en esa fecha, y esto no se debió al azar. El 911 es el número telefónico para emergencias en Estados Unidos. Desde entonces, los estadounidenses recuerdan constantemente la tragedia. Marbetes con el 9/11 se encuentran en todos los espacios públicos. Es una manipulación perfecta de los temores de la gente. “Atemoriza y dominarás” es el último desarrollo de la teoría política.

Algo similar ocurrió en Israel. Los medios contaban el paso de los días de manera histérica, y el Presidente Peres enfatizó los 18 días transcurridos. En la cultura judía el número 18 es un símbolo de la vida. Las gargantillas con una leyenda que dice “chai” significan “vive” y “18”. Los hombres y mujeres judíos no se casan sino que hacen un contrato comercial. Firman una “ktuva”, un acuerdo escrito en el cual el marido promete pagar una determinada suma de dinero si se divorcia de su mujer. Los múltiplos de 18 son una suma popular en una “ktuva” debido a que simbolizan la vida. El número 18 puede verse en las calles israelíes más que el 911 en Nueva York.

18 días le tomó a la FDI encontrar los cuerpos sepultados a menos de diez minutos de donde habían sido secuestrados, mientras los supuestos culpables del crimen ya estaban detenidos. De ahora en más, los israelitas que vean el número 18 verán la muerte en lugar de la vida. Y sutilmente manipulados por su gobierno, culparán a los palestinos por ese cambio.

La Anexión de la Ribera Occidental
En los meses recientes, la anexión oficiosa de la Ribera Occidental por Israel se está acelerando. Esto fue así reconocido por el Presidente Rivlin, que sucederá a Peres el 27 de Julio.

El 29 de Junio, el Primer Ministro Netanyahu anunció la construcción de una barrera a lo largo de la Ribera Occidental del río Jordán, para que Israel controle esa zona. Pocas horas después de la aparición de los cadáveres, el ministro de Defensa Moshe Ya’alon y el Primer Ministro Benjamin Netanyahu anunciaron que la respuesta de Israel incluirá una ola de expansión de los asentamientos y la construcción de un nuevo asentamiento en memoria de los tres adolescentes en lo que hasta este momento fue el puesto de avanzada de G'vaot.

Esto había sido planeado de antemano porque la decisión relativa a la elección del lugar requiere una planificación.

"Valiente susurro … una voz tremenda y me puse de pie [de orgullo]” , dijo el padre de Gilad. sin darse cuenta de que se enterraría a si mismo en vergüenza eterna si supiera la verdad.
Tres jóvenes por un pedazo de tierra. ¡Que la vergüenza caiga sobre el Primer Ministro Netanyahu!

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario