jueves, 26 de julio de 2018

PROGRAMA Y MANIFIESTO DE LA 8ª FIESTA DE LA REVOLUCION. SAT-SANLUCAR. 28 JULIO 9 DE LA TARDE, PUERTA DE JEREZ, SANLUCAR DE B.

28 DE JULIO 9 DE LA TARDE EN LA PUERTA DE JEREZ DE SANLUCAR DE BARRAMEDA: 8ª FIESTA POR LA REVOLUCIÓN SAT-SANLUCAR
 











8ª EDICIÓN DE LA FIESTA POR LA REVOLUCIÓN ORGANIZADA POR EL SAT-SANLUCAR
   
Con las intervenciones de:

- PRESENTACIÓN: Portavoz local del SAT, Manuel Brioso:

- JUAN MANUEL SÁNCHEZ GORDILLO.


- ÁNGELES MAESTRO.


. PASTORI FILIGRANA.


- UNA VOZ DE LA CONFLUENCIA SINDICAL GADITANA.


- UN COMPAÑERO DE LA FINCA OCUPADA "CERRO LIBERTAD"


- UN MIEMBRO DE LA SS DEL SAT EN NAVANTIA SF


- MARISA, TRABAJADORA DESPEDIDA DE ELÉCTRICAS DE CADIZ


- UNA COMPALERA DE LAS CORRALAS DE LA DIGNIDAD, QUE SIGUEN PELEANDO POR EL DERECHO A LA VIVIENDA.


                           ...Y LAS ACTUACIONES DE:
 
- DÚO "MARIPELUCA" -VOCES, VIOLÍN Y UKELELE.(MARIA Y PAULA)


- LOLA SANLÚCAR AL CANTE


- JUAN ANTONIO RAPOSO A LA GUITARRA.


Y ALGUNA GRATA SORPRESA


MANIFIESTO DE LA FIESTA POR LA REVOLUCIÓN


Nos es grato invitaros a la fiesta por la revolución, que ya llevamos realizando desde el año 2010, tras todos los cambios y escenarios habidos desde entonces. El aumento de las luchas obreras y populares. El metal en Cádiz, la titánica lucha del pueblo de Alsasua por la libertad de los jóvenes, algunos de los cuales llevan ya mas de 630 días encarcelados por una pelea de bar. Alfon ya mas de 3 años encarcelado, Molero hace unas semanas que lo metieron en prisión, Bodalo en libertad vigilada, mas de 140 imputados y procesado por los piquetes de huelga, seguramente que son varios miles los imputados, multados por movilizaciones obreras y populares.


La batalla victoriosa, a pesar de las multas y los palos del pueblo de Murcia, contra la división de la ciudad por un Muro.
La lucha del pueblo de Cataluña por su soberanía a pesar de la brutal represión y los presos.


Movilizaciones obreras y estudiantiles en defensa de los derechos mas elementales, por la desaparición de las tasas universitarias, contra las privatizaciones, por el retorno al sector publico de todas las empresas y sectores privatizados o externalizados, por unas pensiones mínimas de 1080€, y la actualización permanente según el IPC, por la derogación de la ley mordaza y las reformas laborales, por un SMI de 1200€, por acabar con los contratos basura, con los que cada día explotan a mas trabajadoras y trabajadores, por acabar con los desahucios, que ya han sufrido alrededor de un millón de familias, unas pocas en Sanlucar, (donde el alcalde no tiene nada mejor que hacer que acosar judicialmente a una madre sin recursos y desahuciada, ¡..dice que le ha amenazado!…, en lugar de hacer políticas en beneficio del pueblo, y poner firmes a los bancos y demás especuladores y depredadores, en una de las ciudades de Europa con mas paro y precariedad, donde continua la discriminación y el acoso de sus autoridades contra las organizaciones, colectivos y personas mas combativos, mientras carreras de caballos, cofradías y organizaciones que guardan silencio sobre la situación que vive una buena parte del pueblo trabajador, gozan de subvenciones facilidades y recursos municipales).


Por el cese de la represión al pueblo trabajador, a sus organizaciones y militantes. 

Masivas han sido las movilizaciones que se han dado por todo ello, pensionistas, mareas, huelgas…,ocupaciones de fincas improductivas como “el Cerro Libertad”. Continúan las luchas, las denuncias contra la brutal explotación a las jornaleras y jornaleros en los campos de los frutos rojos, en los invernaderos, especialmente a las compañeras migrantes, que ademas sufren los abusos y violaciones.


Cambio el gobierno, tenemos ahora un gobierno mas guay, mas dialogante …, vimos hace unos días como dialogaban sus enviados, con las trabajadoras y trabajadores de la multinacional amazón en huelga.
Y como dialogan con los compas de Cocacola en lucha, incluso teniendo sentencias del T. supremo a su favor, ni el poder judicial, ni el poder político hacen cumplir las sentencias a esta, otra multinacional, o con las familias desahuciadas… con las trabajadoras y trabajadores “dialoga”, a través de las porras, las multas y las detenciones de la policía. Las leyes hechas para los de su clase y los jueces que también imponen esas leyes. 


En Cádiz tenemos buenas noticias, la confluencia sindical se fortalece y hace notar su fuerza en las luchas… en otros lugares del estado también esta funcionando esta herramienta de unidad sindical, sin los aparatos sindicales del sistema, que siguen firmando pactos a espaldas de los trabajadores, el penúltimo en Sevilla, eliminado los 15 minutos de bocadillo de los jornaleros y trabajadoras del campo...


Por todo ello entendemos que hay algo que no debe cambiar: la apuesta por la revolución, por el poder de nuestra clase, de nuestros pueblos: única manera de resolver de una vez y en profundidad los problemas que sufrimos la clase trabajadora.


¿ Y ahora Una fiesta por la revolución?
SI, por que la revolución es alegría, es vida, es sensibilidad, es arte, es romperse los cuernos para intentar quitarnos el yugo al que nos mantienen uncidos desde hace siglos, es reír, es llorar, es compartir penas y alegrías, es caminar hombro con hombro cantando, o apoyándonos cuando nos cuesta andar solos, es pelear por una vida mejor para nosotros, para nuestros hijos, nuestros amigos.....es sentirnos parte de nuestra clase, es como un parto lleno de placer, de dolor, de llanto y de profunda emoción y alegría.

 
- Defendimos ya la revolución antes de que se pusiera algo más de moda con el 15M y aquella “Spanish Revolution”.
- Y cuando se puso algo más de moda, y miles de jóvenes, de hombres y mujeres en nuestros pueblos y ciudades salieron a la calle, se concentraron en las plazas, estábamos allí, diciendo que, en realidad, no era una moda, sino que nuestros derechos había que defenderlos y conquistarlos, y que no era algo que nos iban a conceder con simples concentraciones ni por que lo gritásemos en manifestaciones. Estábamos allí, y junto a la asamblea del 15M de Sanlucar, salimos a la calle de los primeros en el estado español a exigir sin paliativos ni ambigüedades el cese de los bombardeos de la OTAN contra Libia. (Hoy llevada a la dad media por esa OTAN y sus mercenarios, -aquellos revolucionarios, decían algunos-, y convertida en un mercado de esclavos y vigilante a sueldo de la UE, de sus fronteras).


Igual que hemos estado impulsando y apoyando buena parte de las movilizaciones y las luchas que en la localidad y en el entorno se han venido desarrollando, en defensa del sistema publico de pensiones y contra las pensiones miseria, con las corralas, con los trabajadores de la zanahoria, la Ibense, el hotel Tartaneros, campaña en defensa de los derechos de los trabajadores de la hostelería y los servicios, movilizaciones del 1º de mayo y huelgas generales, propuestas formales a los presupuestos municipales, movilizaciones por el empleo, asambleas en los barrios…


- Comprendimos que la crisis profunda del capitalismo ofrecía más gente humilde para defender una salida revolucionaria. Aunque lógicamente mucha gente, vapuleada por los recortes, pero desorientadas por el desarme ideológico sufrido desde la llamada transición, los pactos sucesivos, la colaboración de clase..., querían agarrarse a volver a situaciones anteriores, eso que llamaban estado del bienestar. Un estado de bienestar que, por lo demás, solo ha afectado a una parte, y no mayoritaria, de los trabajadores. Era y es comprensible. Pero nosotras estábamos y estamos obligadas a decir bien claro que la crisis real del capitalismo hacía imposible toda vuelta a ese Estado de bienestar, y no solo en el estado español. Así, cuando más tarde, tras las primeras marchas de la dignidad, cuando una parte importante de la indignación se canalizó hacia lo electoral, dijimos que la revolución no consistía en conformarse con reformas, ni consistía en simplemente votar; es más, decíamos, y se puede ver en documentos, o en algunas de las intervenciones de las sucesivas ediciones de la fiesta por la revolución, que peleando por la revolución al menos conquistaríamos reformas, y que limitándose a luchar por las reformas acabaríamos perdiendo hasta los derechos ya conquistados. No éramos adivinos, simplemente aprendíamos de la historia de las luchas de nuestra clase y del marxismo. ¿Nos equivocamos?.

No hemos estado solos en la organización de esta fiesta por la revolución, siempre hemos contado con el apoyo activo de los compañeros y compañeras de Cádiz, de Trebujena, del Puerto y de otras zonas, del SAT y de otros colectivos y organizaciones, de grupos musicales, de militantes que de manera generosa han participado viajando a veces muchos cientos de km,. Y, por supuesto, las sucesivas ediciones las han hecho posible nuestra militancia, simpatizantes, que ponen toda la carne en el asador y sin la cual seria imposible seguir estando aquí.. Es la importancia de la organización.


- Ahora, cuando se habla de apatía política, de frustraciones, de desmovilización porque las movilizaciones se han venido abajo, ahora, volvemos a reivindicar la revolución. Y hoy toca, más serenamente, decir, aunque solo sea un poco, en qué consiste defender la revolución.

- La lucha revolucionaria comienza por saber que no partimos de cero. Es un deber seguir la senda abierta por aquellos comuneros que tomaron París durante dos meses hace casi un siglo y medio, por los que tomaron el palacio de invierno hace un siglo, y que demostraron que no necesitamos a los capitalistas para organizar con dignidad nuestras vidas. Y debemos ser claros: o ellos, o nosotros. O su poder o el nuestro.


- Pero la revolución no es solo esperar a un día D, y estar todo el día discutiendo acerca de si es posible o no; de si está lejos o cerca. La revolución se hace cada día. Luchando en las batallas concretas de los trabajadores y trabajadoras; acompañándolos para mejorar salarios, sus derechos, que están siendo en los últimos años pisoteados brutalmente.


Así, hoy seguimos trabajando la campaña por los derechos en la hostelería, en los servicios, en la agricultura, para que se cumplan los convenios, con las jornaleras, intentando construir organización en los centros de trabajo, la mejor garantía para conquistar esos derechos. 

Pero visto lo que la experiencia nos dicta, no nos limitamos a acompañar las luchas concretas y sectoriales. Pretendemos hacer de cada lucha una escuela para crear conciencia de clase, para forjar unidad y fuerza y apostar por una estrategia de conquista de poder de los trabajadores sin perder el tiempo en preguntarnos cuánto de lejos está la revolución. Y es que la revolución es trabajarla hoy y cumplir las tareas que nos corresponde aquí y ahora.
- Consiste también en ser valientes y en no esconder nuestra necesaria solidaridad con las luchas y procesos revolucionarios en otras partes del mundo.

La lucha contra el capitalismo es mundial. Y la suerte de la revolución en otras partes del mundo, sobre todo cuando se da en países colonizados y del llamado tercer mundo, depende mucho de nosotros. La revolución en estos países es agredida por los países capitalistas llamados avanzados. Por eso la revolución ha de ir ligada a la lucha antiimperialista. No solo tenemos obligaciones revolucionarias aquí, sino que hay que compensar las agresiones que los poderosos y sus medios de comunicación (que no están en el medio en esta guerra de clases), lanzan contra nuestras hermanas y hermanos en otras esquinas del mundo, en Cuba, Venezuela, Nicaragua, Honduras, Siria, en Libia, en El Sahara, en Yemen, en Palestina, etc.

- Y esa solidaridad internacionalista empieza también en nuestras problemáticas de aquí: en nuestras propias luchas sindicales y por los derechos laborales, económicos, sociales..., en todos los sectores, especialmente en los más precarios, en los mas explotados, porque entre ellos se encuentran nuestros hermanos migrantes. Ahí debemos hacer un mayor trabajo para integrarlos en nuestra clase y en nuestras luchas, porque solo el capital es extranjero. Vemos cómo tratan los gobernantes a los tiranos norteafricanos, jeques árabes..., y cómo son tratados los cientos de miles de hombres, mujeres y niños de esos pueblos que se ven obligados a huir de sus países para poder buscarse la vida. Y eso lo vemos aquí, en nuestras-sus fronteras, en nuestros pueblos y ciudades.

Los mismos capitalistas y sus estados, que nos explotan y oprimen, han arruinado y expoliado a países de África, de Asia y de América. Ahora también del este europeo. Nosotros los acogemos porque son de nuestra verdadera patria: la Internacional.


- Y por supuesto, la lucha por los derechos mas elementales, pan trabajo techo, igualdad, fraternidad, y no al pago de la deuda que hace imposible lo anterior, y por la revolución, esa lucha, es reprimida. Y hay que ser solidarios con los represaliados, porque si nos tocan a uno nos tocan a todos. Porque cuando encarcelan un luchador social quieren aterrorizarnos; que nos paralicemos. Quieren encarcelar nuestra combatividad.
La división de tareas tradicional impuesta por el patriarcado debe ser abolida junto a ese patriarcado, parte inherente y sostén del capitalismo, y debemos ponernos como deber compartir el trabajo de los cuidados, de manera que las compañeras no solo participen, sino que sean protagonistas en este proceso revolucionario y, por ende, que hombres y mujeres disfruten a la vez de los beneficios habidos en la labor de los cuidados; de la prole, abuelas y abuelos y del planeta y todos sus seres vivos.

Queremos la revolución por que queremos un desarrollo respetuoso con la naturaleza, que nos permita vivir en armonía con nuestro entorno, única manera de conservar la supervivencia no ya de algunas especies animales o vegetales, la supervivencia de la propia humanidad. Y eso es imposible en el voraz y depredador sistema que sufrimos.

Queremos la revolución por que queremos que la tierra, el agua, el espacio, es subsuelo, la ciencia, la cultura, la industria, la tecnología, tienen que ser una propiedad social al igual que su explotación equilibrada y racional al servicio de la humanidad, de un desarrollo armónico de los pueblos con su entorno, del desarrollo de la solidaridad , el humanismo, el internacionalismo, la generosidad entre los hombres y entre las clases explotadas, entre los hombres y mujeres que habitan nuestro planeta. En lugar de la acumulación de la riqueza en las manos de nuestros explotadores que son los que deciden por nosotros, organizan nuestra pobreza, nuestro paro, nuestra incultura, para aumentar aun mas su riqueza y su poder.


Queremos la revolución porque queremos vivir en paz, no queremos las guerras de exterminio, de saqueo, de destrucción a las que el capitalismo no lleva de forma continuada desde sus orígenes, en las que nos enfrentan a hombres y mujeres de nuestra clase de distintos lugares de la Tierra, para ellos enriquecerse, para ellos dominarnos mejor.


Queremos la revolución compañeras y compañeros por que queremos el respeto a los derechos humanos, económicos y políticos de todos los seres humanos. Que nadie sea maltratado, humillado, torturado.


Queremos ser los protagonistas de nuestra historia, de la construcción de la sociedad en la que queremos vivir, donde cada persona pueda desarrollarse plenamente, donde las nuevas tecnologías estén al servicio de una vida de mas calidad, menos horas de trabajo y trabajo para todas y todos.
Donde se produzcan los recursos que las personas y la colectividad necesita.
Donde no se podrá hacer negocio con las necesidades de las personas.
Donde los valores mas importantes serán la generosidad, la solidaridad, el estudio, el esfuerzo en aras del desarrollo, del crecimiento colectivo. El desarrollo de las artes, las ciencias...
Queremos la revolución por que queremos la democracia, porque esto no es democracia, porque el capitalismo es la dictadura de unos pocos, de los capitales.


Porque la democracia es que la mayoría, los hombres y mujeres de la clase trabajadora, que ademas de ser los que producimos riqueza, servicios ..., somos la mayoría, los ciudadanos podamos decidir directamente lo que queremos y como lo queremos, en asambleas en los barrios, en los centros de trabajo, dotándonos de los tipos de organización que consideremos necesaria para ello.


Por que la democracia es que todas y todos tengamos la misma capacidad para decidir, para expresar públicamente nuestras opiniones. Y hoy, aquí, todos los grandes medios, públicos y privados están en manos y al servicio de los poderosos.
Su sagrada propiedad privada es nuestra muerte, y no solo la de la clase obrera, los pequeños propietarios, comercios, campesinos o se unen a nuestra clase en esta batalla o también desaparecerán en la concentración de capitales de este sistema criminal.
Estos poderes, que asesinan cada año a millones de personas de manera planificada, estos que planifican la muerte y el hambre, los que nos despiden, nos dejan sin vivienda, los que nos roban la vida,...llaman democracia a la dictadura del capital y dictadura a una sociedad sin explotación y por consiguiente sin dictadura del capital ni servidumbres a la misma.


Compañeras y compañeros , la única solución, la única salida al capitalismo es esa revolución, es la construcción del socialismo, o la sociedad que seamos capaces de construir.
¡¡No queremos amos, no queremos reyes, no queremos dioses, no queremos patronos, ni señoritos, ni burgueses!!


¡¡Queremos la revolución, el socialismo para nuestra emancipación total!!
Ningún gobierno del mundo, elegido mediante elecciones dominadas por las inversiones privadas y por los medios de comunicación burgueses, podrá cambiar desde arriba el sistema imperante. Los cambios anticapitalistas solo se han dado en el mundo mediante revoluciones emanadas del pueblo, con el pueblo y para el interés general del pueblo.


¡Queremos una revolución que nos abra el camino al socialismo!
Una revolución que de el control de los medios de producción a nuestra clase, al pueblo, que acabe con la burocracia y el estado que conocemos, que luche contra el capitalismo y que haga un sistema nuevo, un sistema más justo, un sistema donde la libertad de los trabajadores sea respetada, donde los consejos obreros sean los que decidan.


¡¡Queremos la revolución, y para avanzar es necesario que todas las opciones y organizaciones de nuestra clase abandonando prejuicios y sectarismos, destacando mas lo que nos une que lo que nos separa formemos juntos un frente de lucha, una alianza de clase, que necesariamente ha de ser antiimperialista, frente al enemigo. Y desde ahí avanzar a la construcción de una sociedad libertaria, entre iguales, culta, solidaria, prospera y donde la justicia social no solo sea un titulo en un libro.


Libertad para todas y todos los luchadores de nuestra clase encarcelados!
Alto al acoso gubernamental, (policial, judicial) a los hombres y mujeres mas combativos de nuestro sindicato y de todas las organizaciones obreras y populares.


Nuestro mejor homenaje a todos los hombres y mujeres que luchan y han luchado por la construcción de una sociedad mas justa sera seguir peleando hasta construirla.

Por eso, esta fiesta de la revolución la vamos a celebrar no solo por nosotros, sino también teniendo muy presente a todos nuestros hermanos mártires desde aquella Comuna de París a la que nos referíamos antes. Y también a todos nuestros compañeros que están en prisión., Alfon, Molero, y cientos mas., Cuando nos solidarizamos con ellos, de alguna manera los liberamos, trayéndolos aquí, adonde tienen que estar: en el vientre de nuestra clase.

¡Cese la represión contra el movimiento obrero y popular!
¡Libertad para todxs los presxs del pueblo trabajador!
¡Amnistía social y política ya!
¡No al pago de la deuda!
Viva la clase obrera. Por la revolución. Por el socialismo...Para Que Podamos vivir con dignidad


Saludos y salud desde la asamblea local del SAT de Sanlucar de Barrameda

Os esperamos
Sanlucar de Barrameda 12 de agosto del 2016
sat.sanlucar@gmail.com



“Revolución es sentido del momento histórico; es cambiar todo lo que debe ser cambiado; es igualdad y libertad plenas; es ser tratado y tratar a los demás como seres humanos; es emanciparnos por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos; es desafiar poderosas fuerzas dominantes dentro y fuera del ámbito social y nacional; es defender valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es soberanía, es luchar por nuestros sueños de justicia para nuestra clase, para nuestros pueblos y para el mundo, que es la base de nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.”
Fidel Castro Ruz





https://www.facebook.com/corresponsales.obrerxs/?ref=bookmarks
https://www.facebook.com/corresponsales.obrerxs/
Logo Corresp_Obreros8x8


Envía aquí tus crónicas, informaciones…




twitter elcorresponsalobrerx




Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas

No hay comentarios:

Publicar un comentario