martes, 25 de agosto de 2015

La Herri Batasuna griega. por Borroka garaia da!

"... Afirmar que las medidas aceptadas y llevadas a cabo por Syriza representa a algo que tenga alguna relación con la izquierda o intenta engañar o engañarse así mismo. Como es prácticamente imposible ante la evidencia mas cristalina negar que lo aceptado por Syriza va en linea del neoliberalismo más rastrero, los que se quieren engañar o los que quieren engañar se atreven a decir que no había ninguna otra alternativa, que era eso o la barbarie. Algo así como cambiar el eslogan de Rosa Luxemburgo “socialismo o barbarie” por “capitalismo o barbarie”. Pero no olvidamos que a Rosa la mataron los socialdemócratas. Y los socialdemócratas junto a la derecha europea están matando la verdad en torno a todo lo sucedido en Grecia..."
Dicen que no hay peor ciego que el que no quiere ver pero se equivocan. El peor ciego es el que ve perfectamente y aun así niega la mayor.

Afirmar que las medidas aceptadas y llevadas a cabo por Syriza representa a algo que tenga alguna relación con la izquierda o intenta engañar o engañarse así mismo. Como es prácticamente imposible ante la evidencia mas cristalina negar que lo aceptado por Syriza va en linea del neoliberalismo más rastrero, los que se quieren engañar o los que quieren engañar se atreven a decir que no había ninguna otra alternativa, que era eso o la barbarie. Algo así como cambiar el eslogan de Rosa Luxemburgo “socialismo o barbarie” por “capitalismo o barbarie”. Pero no olvidamos que a Rosa la mataron los socialdemócratas. Y los socialdemócratas junto a la derecha europea están matando la verdad en torno a todo lo sucedido en Grecia.

La derecha porque la situación de Grecia y de todo el mundo no es algo que ha caído del cielo sino que responde fielmente al funcionamiento de los esquemas del capitalismo. Y la socialdemocracia por intentar hacernos creer que no hay opciones. Esa sucia mentira duele como sal en la herida. La herida de pasarse por el arco del triunfo un referéndum ganado por la clase trabajadora griega, ganado por todas las clases trabajadoras del mundo. Y echada al desagüe por unos políticos y económicos profesionales que no han estado a la altura. Parece la misma canción monótona de siempre. Ya no hace gracia.

Incluso hasta desde el entorno de Tsiripas se habían barajado y puestas por escrito alternativas para estirar y presionar las negociaciones, desde la plataforma de izquierda de Syriza también se tenía todo un plan alternativo de ruptura de negociaciones y abrir paso a un nuevo camino y todos los sectores anticapitalistas del país tenían alternativas. Todas ellas rechazadas por un grupito de iluminados académicos devenidos en izquierdistas y desconectados con el sufrimiento de quienes han caído en la pobreza y los votantes que están en el paro, que desde el minuto uno solo tenían en mente aceptar el austericidio en las mejores condiciones para sectores de la clase media acomodada griega a la que ellos pertenecen. Esos académicos volverán a sus buffetes y a leer documentos en foros sociales tranquilamente a ver cuántos incautos de la clase obrera logran engañar. Mientras la clase obrera seguirá hundiendose en la mierda.

Me pregunto porqué los progresistas y socialdemócratas mienten. ¿Será cuestión de agendas?¿Será cuestión de lemas que se reparten en despachos?¿De lobbys? ¿De vasallaje a presidencialismos?. Muchas veces se habla del dogmatismo de la izquierda revolucionaria y radical, pero eso es un juego de niños comparado con el dogmatismo malsano que impera en la socialdemocracia.

Los progresistas sinceros deben salir de ese dogmatismo. Ese progresismo debe aceptar su derrota y sus límites. Que es imposible un capitalismo amable y que hay vida fuera de la UE, de la OTAN y del euro. Una vida mejor. Una verdadera alternativa. Aferrarse a la soga que se cierra en nuestro cuello es nuestra propia muerte. Ningún pueblo de Europa necesita a esas estructuras para vivir y ser feliz.

Hoy Syriza sigue los caminos de sus predecesores socialdemócratas. Y lo único que va a poder liderar es el acuerdo militar con Israel, el acuerdo con las fuerzas burguesas griegas, la represión del movimiento popular y la ejecución de medidas anti-populares a las que por desgracia han dado el visto bueno sin motivo ni razón confesable. La izquierda no puede permitirse mas gestores del capital que siempre acaban igual. Se llamen PSOE, PASOK, Euskadiko Ezkerra, o reencarnaciones 2.0.

Hace falta algo nuevo. Una izquierda institucional rupturista sin renuncias. De la misma manera que la derecha no renuncia a nada y así les va, de perlas.

Es ya de lo mas cansino el bucle donde en el cual en momentos determinados se produce un ascenso cualitativo de la lucha, y la fragmentación mágicamente se abre paso, por un lado mediante el institucionalismo autocentrado en reformas que nunca llegan abriendo paso a la asimilación y repitiendo paradigmas de la búsqueda imposible del rostro amable del capitalismo, de una izquierda revolucionaria incapaz de ponerse al pueblo detrás mediante alianzas programáticas y de acción ascendentes y un movimiento social que queda aislado o es usado.

Syriza se ha roto. Lo cual no es de extrañar. Los sectores de izquierda del partido van a dar paso a la creación de una nueva formación llamada Unidad Popular con objetivos estratégicos claros que no pasan por la aceptación de ningún memorandun.
Los progres siempre se piensan que la unidad de acción y la pluralidad se basa en su ombligo y en aceptar como mínimos sus renuncias, fracasos y postulados. Pero no es así. Ojalá la izquierda griega pueda recomponerse y todos aquellos partidos y movimiento social que dijeron OXI y nunca se retractaron puedan llevar a cabo esa unidad. Desde el KKE pasando por Antarsya hasta la plataforma de izquierda de Syriza hoy llamada Unidad popular y todos aquellos sectores sociales y sindicales que están hartos ya de lo mismo de siempre. No será fácil y hay muchos obstáculos, tanto internos como externos, algunos debido al partidismo muy difíciles de superar, pero aquí si que no hay mas alternativa. O la izquierda rupturista griega se une o el pueblo griego seguirá igual de mal porque nadie más va a poder sacarlo del pozo donde está como ya ha quedado demostrado.

Al progresismo solo le queda ya hacer el trabajo ideológico del capital dentro de la clase trabajadora y lanzar sus cartuchos: ” Sin el euro habrá un tragedia”, “UE o muerte”, “El pueblo no quiere”.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada