martes, 16 de junio de 2015

Nuestros votos también llevan preguntas . espinet amb caragolins


http://issuu.com/espineta/docs/espineta_num_14_juny?e=0/13541156
 
Comenzaremos la gacetilla con un breve recuento de los acontecimientos internacionales del último mes. A nuestro modo de ver lo más significativo fue el fracaso de golpe de Estado dirigido por el Régimen de Washington para el 17 de mayo en Macedonia, intentando extender el caos que vive Ucrania. Éste
intento de golpe de Estado tenía como objetivo impedir la construcción de un gaseoducto que permitiera a Rusia abastecer a Europa, saltándose el embargo decretado en Bruselas contra los productos rusos[1]. Este acto es una prueba más de que el panorama de Guerra Total que venimos anunciando en las últimas editoriales sigue vigente.

En Latinoamérica la táctica es diferente: Cuba es retirada de la lista de países terroristas mientras el gobierno colombiano rompe los acuerdos al cese al fuego con las FARC. Con la excusa de negociar la paz, en la práctica se pretende aislar a la guerrilla, debilitarla así como a los movimientos populares y quizás ir prepararando la entrada de los yanquis en el país. Algo huele mal.

En el terreno electoral fuera del propio Estado español cabe destacar, por cercanía geográfica, la victoria con 331 escaños (mayoría absoluta) de Cameron –Partido Conservador- en Reino Unido y su promesa de celebrar un referéndum en 2017 para la continuidad o no en la UE. El nacionalismo escocés gana pero no logra la mayoría. En el Estado francés otro conservador, Sarkozy, refunda su partido con la vista puesta en las próximas elecciones presidenciales. El partido de corte bonapartista pasa a llamarse “Los republicanos” y busca justificar la concentración de poder necesaria para frenar preventivamente toda revuelta del campo popular.

Más cerca.

Morón de la Frontera (Sevilla) se convirtió en la principal base aérea permanente de los EEUU. El acuerdo hispano-estadounidense representa un cambio cualitativo en las relaciones de ambos Estados cuyo principal objetivo es mantener bajo la égida de la OTAN el continente africano y el convulsionado este europeo.

Las detenciones de 6 de compañeros de MoviStar tras la firma del acuerdo de CCOO y UGT con la patronal y la desconvocatoria de una huelga fantasma es una traición más de la dirigencia amarilla de los sindicatos mayoritarios a la clase trabajadora. Esto, sin embargo, no desconvocó la huelga ya que numerosos trabajadores la continuaron de manera heroica. Queda esperar cómo se dirime el conflicto en la mesa de negociación.

La petición de 6 años de cárcel para el compañero y periodista Boro, de lahaine.org, por cubrir una manifestación y los numerosos casos represivos que son invisibilizados por los grandes medios de (des)información evidencian que los aparatos represivos del Estado español están dispuestos a contener el auge de la lucha de clases utilizando los métodos que sean necesarios.

En el plano democrático –eufemismo utilizado por la burguesía- las últimas elecciones municipales ponen sobre la mesa la vigencia del bipartidismo. Aunque golpeado y mareado sigue en pie.

Las irrupción de la socialdemocracia –Podemos y sus múltiples variaciones- y de la derecha populista –Ciutadans- no han sido suficiente para desbancar a los dos grandes partidos. Cabe hacer la pregunta después de ver y oír las diferentes propuestas de pactos entre estas “nuevas” y las viejas –casta- organizaciones si su aparición responde a la necesidad honesta de romper con el Régimen del ’78 o a legitimizarlo. En el Principat, a pesar del gran golpe recibido en las urnas, CiU continúa siendo la fuerza más votada. Conviene destacar que a pesar de las nuevas ofertas electorales no hubo una afluencia masiva a las urnas: a penas medio punto más que en las anteriores lo que manifiesta el descrédito o indiferencia de una parte importante de la población.

Pero no nos detendremos en ésta editorial a relatar las estadísticas de los numerosos mapas ofrecidos por el sistema, es decir, la aritmética electoral: ellos lo hacen muy bien.
Tampoco si tal o cual promesa podrá o no llevarse a cabo. No. No somos videntes. Tampoco nos ocuparemos de analizar a cada una de las fuerzas que entró al ayuntamiento de Tarragona. Aunque creemos y manifestamos que el resultado obtenido por el actual alcalde Ballesteros refuerza su persona aunque no necesariamente a su partido. Y que la irrupción de C’s es el reflejo de la poca formación política de los y las votantes y la importante labor de los medios de (des)información.

En Espineta amb Caragolins no tenemos certezas sino dudas y preguntas pero antes de formularlas queremos felicitar a la CUP, la aliada táctica del anticapitalismo, por su entrada al Ayuntamiento
de nuestra ciudad no con uno si no con dos regidores y desearle la mejor de las suertes en un terreno tan hostil para los y las revolucionarias. Y por ser precisamente nuestra aliada, nos interesan en especial sus respuestas -para el resto de fuerzas la suma de nuestras dudas e interrogantes son cuanto menos aspectos secundarios que ni siquiera entran en su lógica- , ya que a partir del día 13 de junio podremos discutir sobre concreto dado que hasta ahora la línea de discusión política no superaba lo meramente propositivo. Preguntamos:

¿El aumento cuantitativo de votos en algunas fuerzas electorales a qué salto cualitativo nos llevará?

¿El apoyo con votos significa apoyo en la calle?

¿Es posible llevar a término un programa electoral rupturista ante la ausencia de un potente movimiento obrero con vocación de transformación radical (revolucionaria) de las estructuras económicas y políticas?

¿Se están pensando mecanismos para suplir a las y los militantes que continuarán la lucha en otro frente para no desactivar la organización popular al margen de las instituciones?

¿La agenda de movilizaciones las marcará la política institucional? Es decir, ¿se institucionalizará la lucha?

¿Los conflictos laborales serán mediados por los regidores?

Es probable que el “éxito” electoral atraiga a personas honestas y a oportunistas de “izquierda” ¿Qué criterios regirán para admitir a nueva militancia?

¿Cuánto tiempo requiere la formación política de un militante?

¿El dinero obtenido por las fuerzas progresistas dentro de las instituciones para, dónde y a qué se destinará?

¿Cuál será la postura política de las diferentes fuerzas ante la deuda del ayuntamiento?

¿De aquí al 27 de septiembre qué es lo que primará?

Son preguntas que irán encontrando respuestas en la práctica pero que consideramos oportuno plantearlas de antemano.

En un momento álgido de la contradicción esencial, capital-trabajo, la responsabilidad de las organizaciones políticas de izquierda es aún mayor. El debate y formación teórica resultan una necesidad imperiosa en la batalla de ideas para desarticular los lenguajes confusos del sistema y señalar las posibles desviaciones reformistas. Su presencia en la calle se torna decisiva. Los aciertos o los errores cobran mayor relevancia. Es importante no confundir la táctica con la estrategia. Ni olvidarse del Poder y el Socialismo como punto de partida.

Junio 2015



No hay comentarios:

Publicar un comentario