domingo, 17 de mayo de 2015

Navantia de ayer a hoy. por Agustín, obrero de Navantia


Imagen de archivo
"... allanando así el terreno a los posibles compradores o inversores para rapiñar una empresa pública de TODOS y convertirla en una de unos cuantos. Quizás fue por eso que el presidente de Navantia decidió premiar, a título personal, a quien tantos esfuerzos puso en ese fin..."

La empresa pública Navantia, perteneciente a la SEPI , con sede en las poblaciones gaditanas de San Fernando, Cádiz y Puerto Real, ha entregado a través de su jefe de RRHH varias notificaciones a trabajadores… (imagen de mas abajo)



 
El recientemente nombrado jefe de RRHH (JOSÉ ANTONIO OLIVA), ex presidente del Comité de Empresa de San Fernando y anterior presidente de Comité Intercentros, ha empezado a perseguir a los trabajadores que, por motivos de salud, han causado alguna baja en un periodo determinado. Se les amenaza con el despido por los “indudables perjuicios causados a la empresa” al haberse puesto enfermos y aunque lo hayan justificado debidamente. Para ello, pretende ampararse en el Estatuto de los Trabajadores y no contempla nuestro III Convenio Colectivo que, una vez recuperado vía judicial, está en vigor, por mucho que la empresa se retrase en la implantación de esos derechos ya recuperados, derechos que pretendía destruir con el IV Convenio denunciado y anulado… pero que intentará implantar en futuras negociaciones.


José Antonio Oliva, al entrar a ocupar su nuevo premio –digo, puesto- llegó a disfrutar incluso de alabanzas por parte de CCOO San Fernando, dirigiéndose a él como una persona con “una especial sensibilidad social”, virtud que ya vemos cómo se manifiesta en su primera decisión en contra de los trabajadores. Este señor es el gran artífice del malogrado convenio de retroceso social y económico… Hoy se entiende más su postura de recortes en derechos como una apuesta por despojar a los trabajadores de sus conquistas históricas, con la posibilidad de abrir un proceso de venta o privatización parcial de la golosa empresa de construcción militar, allanando así el terreno a los posibles compradores o inversores para rapiñar una empresa pública de TODOS y convertirla en una de unos cuantos. Quizás fue por eso que el presidente de Navantia decidió premiar, a título personal, a quien tantos esfuerzos puso en ese fin.


Pero la huella de Oliva ha quedado grabada en el comportamiento de su sección sindical y aún tenemos que escuchar declaraciones de nuestro Presidente del Comité de Empresa (sustituto) hablando en clave electoral para el PP sobre la firma del 5º gasero, sin avergonzarse de “parlotear” el lenguaje politiquero de urnas. ¿Cómo hablar del “5º gasero” si ni siquiera ha habido un primero? Eso es engañar a la ciudadanía que podría pensar que hemos construido cuatro buques, cuando la realidad es que solo hemos comenzado un BAM (buque de acción marítima) con todas las prisas del obturador y diafragma de la cámara, para salir cuanto antes en la foto. Realmente el buque no está en un proceso para emplear a la plantilla de San Fernando y, mucho menos, bajará las cotas de paro en las poblaciones cercanas.


Quede claro que los trabajadores no vamos a consentir esta actitud de la dirección de Navantia y que vamos a desactivar a quienes, con apariencia y títulos de “agentes sociales”, perjudican a la clase obrera en su conjunto, sean fijos de plantilla o trabajadores de empresas auxiliares.


Desde los astilleros de la Bahía de Cádiz queremos hacer una llamada a la unión obrera en todas las luchas sectoriales y a la solidaridad de clase en todos los conflictos actuales, para frenar este abordaje de piratas y RAT@S.

Agustín, obrero en Navantia San Fernando, Cádiz

unnamed

Red de corresponsales obrerxs y populares 

Envía aquí tus crónicas, informaciones…
elcorresponsalobrerx@gmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada