domingo, 29 de marzo de 2015

Asado con sal x Guillermo Cieza ....Los chicos de HIJOS de La Plata demostraron que son buenos Hijos de Hebe...

"...Los chicos de HIJOS de La Plata demostraron que son buenos Hijos de Hebe quemándola públicamente de la mano de Milani [comandante en jefe del Ejército, acusado de desapariciones durante la dictadura]. Tiraron la bomba. Por ese hecho, hoy se indignan lo mismos que se indignaban hace 20 años con los dichos y las acciones de Hebe. Y los mismos que festejaban silenciosamente, festejan..."
En los recetarios de cocina figura que una pizca de sal es muy conveniente para realzar el sabor de las carnes. La sal como la pimienta son dos aderezos muy utilizados en la cocina. Consumidos como único plato son desagradables.

En la militancia popular siempre a habido personas que eligen el papel de ser la sal de la comida. Son los que tiran la bomba, lo que dicen lo que muchos murmuran y festejan en voz baja. Los que provocan y ayudan a pensar.

En esa línea de acción política la mejor expresión fue durante muchos años Hebe Bonafini. Ella era la Gran Provocadora, la que tiraba la bomba, la que decía lo impensado, la que se iba al carajo pero nos hacía festejar porque decía lo políticamente incorrecto pero que no dejaba de ser gratificante

Asumir esos papeles son elecciones. Cuando terminó la dictadura la persona con mayor autoridad politica en el país con capacidad de aglutinar fuerzas para un cambio social era Hebe. Ella pudo ser Chávez, pero eso le exigía otro discurso, un discurso radical pero mucho mas político, mucho mas contenedor. Pero ella eligió ser la Gran Provocadora. La conocimos así y asi la quisimos

Y queriéndola asi le perdonamos que no fuera la gran aglutinadora de las fuerzas políticas y sociales. Que no tuviera vocación de liderarnos para construir un país diferente.

Después Hebe decidió elegir otros papeles, pero no le salieron bien. Cambió de amigos y de plateas pero ya no fue lo que era.

Los chicos de HIJOS de La Plata demostraron que son buenos Hijos de Hebe quemándola públicamente de la mano de Milani [comandante en jefe del Ejército, acusado de desapariciones durante la dictadura]. Tiraron la bomba. Por ese hecho, hoy se indignan lo mismos que se indignaban hace 20 años con los dichos y las acciones de Hebe. Y los mismos que festejaban silenciosamente, festejan.

Desde la provocación no se puede hacer política de mayorías populares. Pero no hay política sin una pizca de provocación. Son roles diferentes y necesarios y a cada cual le corresponde asumir su rol.

Bienvenidos los Encuentros de Mujeres que han permitido concientizar a miles de mujeres. Bienvenida Santa Concha la gran provocación platense del último 8 de marzo.

Bienvenida la política, la disposición de encontrar las prácticas y los discursos que nos permitan juntar a los muchos para hacer revoluciones de mayorías. Bienvenidos los Pepes Grillos de la sociedad, la Hebe de los 80 y los 90, los HIJOS de La Plata.

Bienvenida la recuperación de los asados populares que son los que en definitiva alimentaran la mesa de los pueblos. Bienvenido ese poquito de sal que, en pequeñas cantidades, realza el sabor de las carnes.
La Haine
Texto completo en: http://www.lahaine.org/asado-con-sal


 

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario