martes, 24 de marzo de 2015

Alexei Markov: “Hemos izado la bandera roja sobre Debaltsevo”. por Yuri Nersesov

Poco se conoce de la participación de unidades comunistas en los combates que en el último cuarto de siglo se han ido sucediendo en algunos “puntos calientes” de los territorios de lo que fueran la antigua Unión Soviética y la antigua Yugoslavia. Si nacionalistas rusos, ucranianos o europeos enviaron grupos de voluntarios al arco de fuego que se extiende desde la antigua Yugoslavia y Transnistria hasta Abjasia u Osetia del Sur, la izquierda parecía no haber salido de su letargo. 
Solo a finales del año pasado, entre las milicias de la República Popular de Lugansk apareció el primer grupo comunista, que lucha integrado en la brigada Prizrak de Alexei Mozgovoi. Nos encontramos al comandante de la unidad, Alexei Markov (también conocido como redrat o trueredrat y en Donbass con el nombre de guerra Dobriy, bueno) en el funeral de Evgeny Pavlenko (conocido como Taimyr), un bolchevique de San Petersburgo fallecido el 8 de febrero en Debaltsevo. 
¿Qué partidos comunistas formaron su unidad?
Ninguno. La gran mayoría de nuestros soldados no pertenecen a un partido o no están en el Partido Comunista “oficial”. Zhenya pertenecía a “Otra Rusia” y Vesevolod Petrovsky, que cayó junto a él, era del grupo izquierdista “Borotba”. Yo fui miembro del Partido Comunista. Luego lo dejé, pero mantuve relaciones y cooperación con muchos miembros del partido. Junto al abogado Dmitry Agranovskaya participé en la campaña de defensa de Sergey Aracheev. Me sorprendió mucho que no hubiera ninguna unidad comunista, pero nadie se lo había propuesto. El comandante Pyotr Biryukov y yo lo hicimos, con la ventaja de su experiencia militar. Él luchó como oficial en Abjasia y en Transnistria.

¿Dónde estuvo antes?
Iba a salir para Donbass en primavera, pero me pidieron que esperara. Me pidieron que consiguiera chalecos antibalas, cascos y otro equipamiento. Llegó a las tropas el 6 de noviembre y al día siguiente Pyotr Arkadyevich cruzó la frontera con la carga.

Inicialmente estábamos destinados en Alchevsk, luego parte del grupo se mudó a Komissarovka, un pueblo con un nombre más apropiado para nosotros. Fue un periodo de calma, así que pudimos prepararnos. Realizamos ejercicios militares, preparación de combate, ejercicios de tiro. Después de las primeras batallas en enero incluso hicimos una competición, a la que acudieron diez equipos, y nuestro jefe de comunicaciones ganó…

Por supuesto realizamos numerosas misiones de reconocimiento y redadas en puestos del enemigo que nos ayudaron a ganar experiencia. Nos defendimos con éxito. Una vez fuimos capaces de dirigir a un grupo hacia un campo minado y después hacer retroceder a quienes trataban de rescatarlos. La primera batalla de Zhenya fue memorable. Francamente, al principio dudé, porque no había servido en el ejército, no había luchado y tenía la profesión más pacífica, era profesor. Pero lo hizo muy bien y ese día fuimos capaces de detectar una posición móvil de mortero. Después el batallón de artillería lo destruyó. Durante los meses de frío antes de la ofensiva final sobre Debaltsevo solo perdimos a dos personas: uno murió por una enfermedad y el segundo, en un accidente.
 Funeral de Evgeny Pavlenko

¿Hubo más bajas en Debaltsevo?
No sufrimos ninguna baja durante el asalto a la ciudad propiamente dicho, pero en general, la ofensiva iniciada el 21 de enero para capturar la zona de Debaltsevo salió muy cara para la milicia, principalmente por los ataques directos mal planteados, primero en Svetlodarsk (nosotros concretamente no atacamos) y después en las posiciones fortificadas en Debaltsevo y alrededores. Está claro que, al moverse rápidamente hacia las posiciones del enemigo y atacar desde una distancia de 5km, muchos van a morir.  Actuamos de forma diferente, acercándonos de forma gradual y ajustada al terreno, y redujimos la distancia a 1000-1200 metros.

La noche del 13 de febrero, entraron en Debaltsevo tres grupos de reconocimiento (no de los nuestros) sin encontrar resistencia, pasaron desapercibidos. Por la mañana, la infantería de Prizrak comenzó a avanzar. El segundo día, Mozgovoi nombró a Pyotr Arkadyevich comandante de todas las unidades en la ciudad. Después prestamos al batallón Agosto un par de coches y para el final de la operación rápidamente barrimos dos distritos: el 8 de marzo y Novogrigorovku. Había una docena de cuerpos abandonados en las posiciones ucranianas. Capturamos dos tanques, seis BMPs, tres Ural, un Shishiga (GAZ-66), dos ZU-23… Otra bandera ucraniana capturada estaba firmada por los representantes de los batallones de la 128ª brigada.

A juzgar por los resultados de la operación, puede decir que las unidades regulares del Ejército Ucraniano luchan sin gran entusiasmo, incluso en defensa propia. Su mejor sección es la de artillería. Si detectan movimiento en una zona abierta, no solo consiguen atacar, sino que apuntan a la zona verde, el área hacia la que las tropas correrían para escapar. Sufrimos bajas muy importantes bajo el fuego de artillería, en un choque que mató a tres hombres, incluido Evgeny, el 8 de febrero. Estos chicos cubrían a los exploradores y después ayudaban a cargar a los heridos, cuando les golpearon con varias descargas dirigidas. Es una vergüenza, por supuesto: se capturó Debaltsevo sin 200 y ellos eran tres chicos fantásticos… Ya teníamos grandes planes para Evgeny: se iba a convertir  jefe de pelotón.
 Vsevolod Petrovsky

¿Se va a convertir la unidad den una compañía o batallón?
Es difícil de decir. Inicialmente la formamos como una unidad puramente de infantería, pero ahora tenemos nuestros propios exploradores, zapadores, batería de mortero y equipo médico, con solo unas 60 personas. Si miras la definición oficial del ejército ruso, es un pelotón reforzado. En las batallas por Debaltsevo, junto a refuerzos que envió el comando de la brigada, tomaron parte unos 200 soldados, según los americanos sería una compañía reforzada, pero para nosotros es un batallón. Así que se considera una unidad separada de Prizrak con personal especial, ya que Prizrak todavía no se ha unido a las fuerzas de la República Popular de Lugansk.

¿Porque se iba a disolver Prizrak y dispersarla en otras unidades mientras Mozgovoi solo estaba dispuesto a entrar como una sola brigada?
Exacto. Después de eso, le acusaron de caudillismo y de planear un golpe, pero en realidad no era más que una consideración práctica. Es algo conocido: los grupos de soldados que luchan y que han sido instruidos juntos luchan mejor que aquellos que se juntan de diferentes unidades, tienen más éxito en sus misiones y sufren menos bajas. Es lógico que Alexei Borisovich no quisiera que se desintegrara la brigada y pagó por ello. Desde septiembre, se interrumpió el suministro de armas, equipamiento y munición a Prizrak, así que había que conseguir todo lo necesario a través de contactos personales o trueques. Con ayuda de partidarios de Novorrusia, el Partido Comunista nos consiguió un camión, es genial que nos ayudaran.

Ah, el suministro de armas y munición se retomó justo antes del asalto de Debaltsevo. Estaba todo claro: desarmar a la brigada mejor preparada para el combate al comienzo de la batalla era una estupidez. Creo que nuestra unidad trabajó bien con lo que recibimos y nuestra bandera roja sobre la ciudad liberada es prueba de ello.


Fuente: Slavyangrad

No hay comentarios:

Publicar un comentario