lunes, 23 de febrero de 2015

Chamamé a Cuba…desde el infierno (a Pablo Milanés). Maité Campillo

Parece que Pablo Milanés salió “fortalecido”, después de leer al traidor y vendido a la CIA Solzhenitsyn
"... Por eso no puedo reprimir la emoción cada vez que veo y oigo el Chamamé a Cuba y trato de imaginar a aquellos revolucionarios en la soledad de la fría e inhóspita Patagonia, en las siniestras celdas del Rawson, cantando su amor por Fidel y su Revolución. Antes de morir a manos de sus verdugos, Julius Fucik dejó por escrito el deseo de que <nunca la tristeza sea unida a mi nombre> ¿Y qué hicieron los muchachos y muchachas del Rawson si no también reafirmar la alegría con la que lucharon y vivieron? (*)..."

Desde el infierno. . .
A forma de introducción (d’ Ana María Radaelli):
Andan de plácemes por estos días los televidentes cubanos al tener la oportunidad de disfrutar un excelente animado musical, Chamamé a Cuba, interpretado por el Grupo Moncada, conocido por sus muy fieles pero también creativas versiones de ritmos latinoamericanos, en este caso un típico chamamé, risueño y bailador, oriundo de la provincia litoraleña de Corrientes, Argentina.

Lo que muchos seguramente desconocen es el lugar de origen de este chamamé. Porque siendo tan alegre y juguetón, tan lleno de vida, de optimismo, de confianza en el porvenir, ¿cómo imaginar siquiera que nació entre las lóbregas paredes de la prisión de Rawson, ya para siempre inscripta en la historia de la infamia de una dictadura militar que cobró la vida de 30 000 seres humanos, los llamados “desaparecidos” según la jerga de Rafael Videla?

Al penal patagónico -corría el año 1972, bajo la dictadura del general Lanusse- habían ido a parar numerosos militantes del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) y de Montoneros. Dejando de lado diferencias o desacuerdos, los revolucionarios aunaron esfuerzos para llevar a cabo una de las acciones más osadas que podía allí concebirse: la toma de la prisión y la fuga, una verdadera “obra de arte” guerrillera, que tuvo lugar el 15 de agosto.

Desgraciadamente, factores adversos impidieron el éxito total de la operación articulada con precisión de relojero: un primer grupo logró llegar al aeropuerto y montar en el avión que los llevaría a Chile. Cuando el segundo grupo de 19 combatientes, hombres y mujeres, alcanzó el aeropuerto, ya los militares y policiales, alertados, habían suspendido todos los vuelos.
Los revolucionarios coparon las instalaciones y ofrecieron una vibrante conferencia de prensa para dejar testimonio del por qué de la lucha contra la dictadura y de su entrega pacífica a las autoridades, creyendo así preservar su integridad física. Se grabaron sus declaraciones, se les tomaron fotos. . . En la madrugada del 22 de agosto fueron fusilados a mansalva en la base naval de Trelew. Los tres sobrevivientes de la masacre “desaparecerían” más tarde en la negra noche del sanguinario Videla.


Por eso no puedo reprimir la emoción cada vez que veo y oigo el Chamamé a Cuba y trato de imaginar a aquellos revolucionarios en la soledad de la fría e inhóspita Patagonia, en las siniestras celdas del Rawson, cantando su amor por Fidel y su Revolución. Antes de morir a manos de sus verdugos, Julius Fucik dejó por escrito el deseo de que <nunca la tristeza sea unida a mi nombre> ¿Y qué hicieron los muchachos y muchachas del Rawson si no también reafirmar la alegría con la que lucharon y vivieron? (*)


(II) Chamamé a Cuba
(De cuando Santiago de Cuba amaneció impregnado de esperanza)
Fue un viernes 30 de noviembre de 1956, cuando 400 jóvenes en su mayoría se lanzan a las calles en una operación de ‘distracción’ de las fuerzas represivas del dictador Fulgencio Batista, facilitaría el desembarco de los expedicionarios del yate Granma. Años después del triunfo de la revolución, un pregón de primaveras empezaron a brotar y formar parte d’ la nueva canción. Cuba se encontraba ante un gran salto cualitativo de la cultura, inquietud, profesionalidad, receptividad, espontaneidad, estilo propio, amistad internacionalista, vanguardia, portavoces de un mundo diferente. Emisarios de la isla cuyo propósito junto con la independencia económico-política fue forjar mujeres y hombre nuevos ajenos al individualismo, torturador de las alas del sueño, que inspira a crecer contra ley de la trampa. Creando, madurando en reconocimiento, mostrando empeño allá donde uno es propio y no se diluye. Choque frontal contra la copia de copias (repetición que se brinda como propia que con empeño cultiva el capitalismo para aborregarnos, en nombre del “arte”, llamando para confundirnos a manos torpes de torpes mentes expresión escénica, canto al contracanto, cine a lo que es más rollo que película y música a hacer cosquillas a un violín, aporrear un piano o rascar la barriga de una guitarra convirtiendo una descarga entre colegas “en músicos”, y embriones sacados de la manga en doctorados sin pedagogía de en enseñanza; decadentes bandas de música cuya misión es acompañar alegorías a vírgenes con aire de fiesta y semanas impuras llamadas santas, como si de una real orquestas se tratara), pueblo en definitiva, creación en una palabra.

. . Decenas de nuevos trovadores engrosaron la dimensión de un definido manifiesto de amor y lucha, más que divino en voces: hombres y mujeres, hermanos, camaradas, compañeros, artistas de una punta a otra de la isla crearon las bases entre el aula, el campo, fábrica, oficina, semilla, fruto, barro, ladrillo, coral donde los colores emanan; lo que posteriormente el mundo conoció como ‘Nueva Trova Cubana, canciones decantadas y en la luz de sus miradas futuro. Tremenda humanidad.
Descarga en ritmos y palabras que profanaban conciencia como telón de fondo, música con todo. Silvio entre ellos transmitió su visión, de ese que pudo haber sido hasta hoy mundo mágico, frente a la adversidad transformando en actos las potencialidades. Isla nueva en manos propias cuyo pueblo era determinante, vinculante. . . “Dicen que me arrastrarán por sobre rocas cuando la revolución se venga abajo, que machacarán mis manos y mi boca, que me arrancarán los ojos y el badajo. Será que la necedad parió conmigo, la necedad de lo que hoy resulta necio: la necedad de asumir al enemigo, la necedad de vivir sin tener precio. Yo no sé lo que es el destino, caminando fui lo que fui. Allá Dios, que será divino: yo me muero como viví”


Paso por la historia, paaasoooooo. . .

Paso a paso (aunque las comparaciones sean odiosas), paso. Sí, yo se que hay gente que me quiere. Todos tenemos gente que nos quiere. Pero también se que hay gente que no me quiere, por estos últimos no es que lucho yo, no hace falta ser muy inteligente para darse cuenta y, es que no hay nada más cruel que buscar un amor a medida. . . Favor de ofrecer el chance, hay que asumir las razones; te hablo a ti que estás ahí, no permitas que se oxiden. Paaasoooooo. . . Paso con la marea baja, para recordar con todos la revolución de octubre d’ 1934. Otro paso, para poder ubicarme en enero d’ 1959, con el mar caribe de fondo, su afirmación ante la historia: siempre 26! Paso, paso, paaasoooooo. . .
Paso a paso. Quiero acercar mi raíz diluida por el mundo y, poder yo recordar un día como hoy desde este rincón del planeta, como pastores nómadas tras los pasos, que fluyen de adentro como escondidos entre rocas; estela de la guerra de independencia que procedió tras el golpe de estado del dictador Franco a la II República, 1936 y más allá del 39.
Hitos de historia, rayos de sol que aportó la clase trabajadora; circulo estelar, tres historias: trilogía de amor y lucha, bandera de héroes al filo de las sombras amenazantes, en su afán de detener el avance del fascismo, de mejorar las condiciones de vida que penosamente soportaban. Paso, favorcito, quiero ser cómplice de su historia, nuestra historia como clase. . . ¡Dónde los clamores de la rebelión, enseñanza en alfabetización que abrió paso con R, d’ revolución, por arropar verdades como puños que la cadena arrastraba! Paaasoooooo. . .


¡Paso!

¡Cierren la muralla a la red tejida por el capitalismo!

¡Tsunami internacional de figurines del “cambio”!

¡Paso!

¡Dejen paso!

¡Su democracia resulta muy cara al pueblo, paso a la clase obrera, hora de luchar!

¡Hora de que ella y sólo ella sea protagonista de su historia!

¡Paso!

Paso contra el aislamiento de las luchas revolucionarias, tantas que sucedieron en Euskadi como en parte del mundo; Astilleros de Cádiz como ejemplo de conciencia, minería Astur-leonesa vanguardia sus misiones de lucha ejemplar. Sí, la ‘Revolución de Asturias’ nunca hubiera quedado en fracaso ¡dejen paso carajo!, si los que la precedieron hubieran roto las cadenas del aislamiento. . . camisa de asfixia de hoy, sindical-capitalista.

¡Paso, paaasoooooo. . . cooooño, paso!

¡¡Paso!!

¡Paso a paso solidaridad con los que luchan, trabajadores del mundo, proletarios unidos!

Y, con la venia al revés. . . 

Quisiera seguir hilando historia paso a paso pensando, en el país que tanto marcó mi empeño y formación donde haber hubo un trovador que cantó contagiándonos a medio universo con los versos de Martí; hubo otros versos igualmente bellos, creó algunas de las canciones más revolucionarias, entrañables, que han hecho historia dentro de la música contemporánea en manos de la trova. . . “Yo pisaré las calles nuevamente, de lo que fue Santiago ensangrentada, y en una hermosa plaza liberada, me detendré a llorar por los ausentes”

Chile marcó jalón en democracia verdad, con Salvador Allende, pero democracia es débil sin vanguardia obrera que pueda defender sus intereses.
Violeta Parra, portavoz sin parangón, quiero yo recordarla en ésta nota de historia. . . ‘El Diablo en el paraíso’
El hombre se come el pasto,
el burro los caramelos,
la nieta manda al abuelo
y la sota al rey de bastos.
L’agua la llevo en canasto,
me duermo debajo el catre,
todo lo endulzo con natre,
bailo en la tumba del muerto.
«¡Mentira todo lo cierto!»,
gritaba desnú’o un sastre.


Se acumula mi paso por el mundo, somos tiempo. . .

Tiempo, paso que va marcando sobre la diana de los traidores, al cantante conocido popularmente como Pablito. Por el que el pueblo cubano profesara gran amor y admiración más allá de lo blanco, por mentiroso o lo negro, por traicionero; más allá, siempre más allá de leyendas mentira, amparados en espíritu por su revolución verdad. La que socorrió con fervor los anhelos más preciados: atención como seres de la tierra, trabajo y pieza, una mínima pieza donde poder descansar; salud y ciencia, formación física y psíquica; arte, estudio, apoyo e integración social. Y, el pueblo lo convirtió en mito. . . Mezcla de culturas y ritmos, rimas y leyendas, florecieron su voz más allá de los océanos entre poetas del mundo. Hizo saltar en canto sus propias letras sobre acordes que conformaron su música; el hermoso perfil de carácter internacionalista le embellecía. Más allá siempre más allá de las fronteras a la vida, más allá de estrellas mentira; se trataba de la nueva trova cubana representando la isla al mundo, su revolución, su hombre nuevo, sabiduría, pasión gota a gota llegando a la cima con R d’ revolución contra la ley de la tiranía.

Pero el mundo, donde su gente no cabe dentro, le deslumbró acercándolo más y más a la ciudad de la trampa, donde llegó hacia ella con su música y también con la palabra; por entonces con una luz diferente todavía en su mirada. Calidez rezumando entre labios su sonrisa. Sus rizos serpenteaban vientos a favor del libre vuelo de las aves, pueblos del mundo como de un pájaro las mismas alas.

. . Y el mundo de la ciudad de la trampa, le puso en camino de la mano de los cantantes mentira. Que aferrándose a los aplausos que se les profesó en algún momento de sus vidas pretenden hacer jalón en historia con la sin razón; traicionando a quienes aplaudiéndole les elevaron a los cielos de las nubes engañosas, cayendo en altura sobre manos de la cultura tenebrosa como bandera ¡Ay, Señor!, que cargado en burro haces pasear la Biblia para mejor engaño entre rasgueos de vihuela y taconeo en la corte de los milagros!

Los pajes son corona’os,
los reyes friegan el piso,
el diablo en el paraíso
y presos van los solda’os.
Se premiaron los peca’os,
fusilamiento de jueces,
en seco nadan los peces;
será un acabo de mundo
cuando en los mares profundos
las arboledas florecen.


. . . Y Pablito dejó de serlo para convertirse en Pablo.

Años que Pablo se encuentra en las nubes de los milagros, ascendiendo en “etapa intimista”; carente de los rizos agitadores de aquella cabellera larga, del latir como nuevas promesas de otoño entre sus labios que tanto alegraron a sus ojos la mirada. Dejó de ser Pablito para ser simplemente Pablo, gota a gota, asumió la ciudad de la trampa y sus reservas. Le dió por visitar a la “madre patria”. Donde empezó aclamarle una nueva tropa hasta ahora desconocida en los ambientes adversos a su clase, entre salmos de trompeta y granizo sucumbió, ante la ni madre ni padre para su pueblo ¡Esa patria no es mi patria, grito yo!, para más señas. . . Trampa no más que trampa!, la patria de los imprescindibles por encima y debajo de la ley trampa. Distrae a la corona sus cantos.
Príncipes de ayer, reyes impuestos de hoy, entre vítores militares y oligarcas, charanga de toreros y pandereta; servidumbre sus cantores, o artistas?, del acomodo, del yantar y bien vivir por encima de todas las cosas adinerándose a la sombra del crimen; manos sucias las del tirano, forman la imagen en televisión y prensa facciosa del corazón. Ahí es que se le ve disfrutando de la mano de los “madre patria”. . . Agitando el placebo de su reencarnación de hombre disfrazado, frustrado, amargado; acompañando a gustosos engañados: “talentos”, del listado de su alteza mayor: Sabina, Imanol, Víctor Manuel, Ana Belén, Serrat, Miguel Ríos, entre otro montón de montones de escoria. Leales de la ofensiva contracultura. Que dejando hoces y martillos, machete y fragua han pasado al salón grande, de las finanzas de palacio donde toda creación es ficticia; arrastrados por la bola que pasa por las alturas de sus vientres cebando su pecho sin haber hecho carambola, sino soborno parrandero en la bodeguita de la Moncloa entre jefes de la mafia, carismático señor X, entre otros!


Los justos andan con grillos
y libres van los perversos,
noventa cobres, un peso,
seiscientos gramos, un kilo.
Los futres andan pililos,
los gordos son raquíticos,
brincaba un paralítico
sobre un filudo machete.
Ocho por tres, veintisiete,
divide un matemático.


La ‘quinta’, tónica dominante. . .

(Pablo una vez más de gira, por el reino de España)

Hace unos días concedió una entrevista a un periódico de la CIA, periódico faccioso, como son casi todos los medios oficiales del reino del Estado que llega hasta África` porque hay Carmela la de España. . . Y Carmela la del Ebro. Gira y gira paso a paso, de lleno en la mierda entre corruptos y mamotretos a medida: Víctor Manuel y Ana, invitado a. . . 50 años, de qué?. “El País” le hace una entrevista corta pero concisa, va a lo suyo, sabiendo de antemano que la presa es débil y que puede sacar titular y, lo sacó. . .

Pablo Milanés:

“Las aperturas en Cuba son un simple maquillaje”.

Como es natural en él, “El País”, sacó su faz militante que le mantiene vivo, y, Pablo entró a saco:

“Nunca me han preguntado tan directamente sobre las UMAP (irónicamente, Unidades Militares de Ayuda a la Producción), la prensa cubana no se atreve y la extranjera desconoce la nefasta trascendencia que tuvo aquella medida represora de corte puramente stalinista” (?). . . allí estuvimos, entre 1965 y finales de 1967, más de 40 000 personas en campos de concentración aislados en la provincia de Camagüey, con trabajos forzados desde las cinco de la madrugada hasta el anochecer sin ninguna justificación ni explicaciones y, mucho menos el perdón que estoy esperando que pida el Gobierno cubano” (?). . . yo tenía 23 años, me fugué de mi campamento —me siguieron 280 compañeros presos más de mi territorio— y fui a La Habana a denunciar la injusticia que estaban cometiendo (?). . . el resultado fue que me enviaron preso durante dos meses a la fortaleza de La Cabaña, y luego estuve en un campamento de castigo peor que las UMAP, donde permanecí hasta que se disolvieron por lo escandaloso que resultó ante la opinión internacional” (?). NO Pablo.
. . NO era la UMAP, un campo de concentración y de trabajos forzados.
La UMAP, era un campo de trabajo, de reeducación de antisociales.
Curiosamente “El País” y Pablo coinciden, a la UMAP, la llaman campo stalinista. . .


¡Speculum Mundi!, más que graciosillo el Pablito. . .

¡Qué familias se juntan, Señor!

Tras una revolución armada como la que vivió Cuba, que recientemente había sido invadida en Playa Girón; el yanqui acosando sin tregua y los bandidos-contras patrullando a sus anchas por la Sierra del Escambray. .. 

Ese centro del que habla Pablo, estaba infecto de contras; contra pueblo y su revolución. Y ese pueblo no había tomado las armas en vano.

No estaba dispuesto a que miles de elementos pertenecientes a las clases privilegiadas de Batista: religiosos, mafiosos, vividores y burguesía varia hicieran contrarevolución -afirmativo, Pablo?. Los que quisieron y pudieron se largaron a Miami, los que se quedaron nada mejor que trabajar para construir el país. Che y Fidel igualmente estuvieron largas jornadas cortando caña y levantando casas -lo negarías por tercera vez, Pablo?

De asiento tienen el piano,
tocan música en la silla,
Caín es la maravilla
para el Abel de su hermano.
Camínase con las manos,
los santos son pendencieros,
bendicen a los rateros,
se acuesta el perro en la cuna,
debajo ’e la blanca luna
la guagua muerde al rondero.


Pregunta “El “País” al mentado. . . 

“En el reciente Festival de Cine de La Habana se hizo un homenaje a García Márquez. Allí usted cantó Días de Gloria (1999), una de las canciones que más gustaban al escritor y que en su estrofa final lamenta: “Qué es lo que me queda/ de aquella mañana/ de esos dulces años/ si en ira y desengaño/ los días de gloria/ los dejamos ir”.

¿Era un desengaño compartido? ¿Por qué tanta gente arrepentida?

Pablo Milanés:

“Nunca hablé con Gabo de por qué le gustaba esa canción, pero la escuchó, le gustó y la elogió muchísimo. . . debió comprenderla perfectamente.

Arrepentido no es precisamente la palabra. Estoy más bien, y creo que los que piensan como yo también, defraudado por unos dirigentes que prometieron un mañana mejor, con felicidad, con libertades y con una prosperidad que nunca llegó en 50 años”.

PABLO NO ESTÁ ARREPENTIDO SINO DEFRAUDADO (dice)

¡Ah! Pero no añorará. . . “la libertad de la madre patria”, o sí!!!
¡Ay, ay, ay!, esa supuesta, a la felicidad buscada en prosperidad y libertad, no se encontrará en Miami, eh Pablito?
¿Dónde está?
¡¡Yo también quiero encontrarla!!

DEFRAUDADO CON LOS DIRIGENTES (dice)

Que en Cuba no se puede hacer “negocios”, que no hay libertad. . .
¡¡Y, yo que creía que reivindicaba a Lenín y Marx, teniendo como vecino al mayor de los depredadores!! El que no ha dejado que entre a la isla ni una sola aspirina, aunque para ser sincera, con lo cochina y mala que es para la salud. . . o sea`que pa la leche que da la vaca que se la tome el “ternero”!!!

Afirmativo es, indudablemente cierto; para desgracia de muchos cada vez hay menos que más, marxismo-leninismo como filosofía científica, fuente colectiva de desarrollo social. En cuanto a la felicidad. No conozco pueblo en el mundo donde los mundiales amañados, artistas de tres al cuarto y doctrina Mengele triunfa (he visitado muuuchos países, claro que no de Norteamérica ni de la pertrecha Europa), que haya sido, en lo que va de revolución hasta hoy: más protegido y feliz. Al margen, claro está, de que todo pueblo carece en general, de gobiernos competentes en todito el planeta. En su gran mayoría, apestan a capitalismo, rallando a lo feudal con religión inquisitoria.
“El “País”:

¿Cómo valora el anuncio del restablecimiento de relaciones entre Cuba y EEUU?

Pablo Milanés:

“Esa es mi duda, que ninguno ceda y que otra vez el pueblo cubano siga en su agonía sin salida, como está hace 50 años”.
Parece que Pablo Milanés salió “fortalecido”, después de leer al traidor y vendido a la CIA Solzhenitsyn, el de los gulag, el anticomunista que dieron un Novel. . . Parece, ¿cierto? Que no habla de los verdaderos Gulag, que tenía entonces los Estados Unidos: los de Indochina, Japón, Oriente Medio, África, Latinoamérica. . . ¡¡Gulag, Pablo, donde se asesinaba a millones de personas hasta con Napal!!

Parece que Pablo no sabe nada de historia.

Pareciera que se le olvido la verdadera historia.

Pueda que el cantante de otros tiempos, quiera romper con su propia historia.
. . No habla de los Gulag que hoy mantiene el imperio en medio mundo.
Del propio que tiene en el país donde nació, a través de Guantánamo! Al fin, termina el ejemplo. . .
Fue por el mundo al revés,
y con la venia de usted
al teatro lo llaman templo.
«Muy plácido te contemplo»,
dice el bandido a su presa,
es más hereje el que reza,
los viejos van a la escuela,
los niños a la rayuela.
Ya naide tiene cabeza.


QUÉ TENDRÍA QUE CEDER CUBA A LOS YANQUIS, ¿Pablo? 

¿Quizá más territorio para nuevas bases militares? La libertad de crear nuevos partidos políticos afines a los EEUU? A la mafia cubana, parte de ella de esas “familias divididas”, que no no han cesado de dejar de joder, reforzando el acoso y la calumnia? O sea, el desembarco de toda la gusanera de Miami representante del imperio enemigo?

¡Por el contrario, Pablo, la única negociación viable es dejar de decir pendejadas! Que los yanquis dejen de joder a Cuba y con ella una parte amplia, digna, del pueblo, que tiene derecho a que se le respete, para poder seguir viviendo otros 50 años más, con la esperanza de que le sigan recibiendo a la altura que sea de partido o institución; no se le arrebate esa mínima pieza donde poder descansar, aunque ya se haya jubilado, aunque sus huesos añejos no puedan seguir cortando caña, tabaco, cacao o café y, las canas le alumbren un declive, que tuviera que verse. . . como Europa mismo, sí, enfrentándose al desamparo institucional más atroz. El de ni casa ni trabajo ni sanidad. El de cada vez más centros privados como alternativa también en educación primaria, de formación profesional y universitaria. En una palabra: RESPETO. Espera o debería esperar Cuba como país libre y soberano, respeten las leyes internacionales, se vayan al carajo de una vez y, devuelvan la base de Guantánamo!

Por todo lo vivido y andado creo poder preguntar. . .

¿De qué lado del mar está tu vida, de qué lado de la luz, Pablo, tu Acto de Fe?. . . “Creo en ti, porque nada es más humano, que prenderse de tu mano y caminar creyendo en ti. . . Que eres tú, que soy yo, en ti, Revolución”

(*) http://youtu.be/XOpc8JxWG1c . . . Segura de compartir esa emoción con ustedes, les dejo el chamamé que, si bien nació en el infierno, hoy se pasea muy orondo bajo el inigualable azul porcelana del cielo de Cuba.
(Argentina, donde se sigue cebando el capitalismo)

La Hora de los Hornos:

http://youtu.be/glEN7FOLsJI

La Próxima Estación:

http://youtu.be/FClKiZkoeNc

Bebo las lágrimas del que lloró por su joven hermano, del que berreo y moqueó de impotencia sobre la mesa que fue entrevistado; hago míos los gritos de todos ellos, sus maldiciones al capitalismo puro y duro, estallidos de rabia, ira. . . No son mujeres maltratadas por sus maridos las que lloran, sino hombres que luchan y Benedetti refleja:
Llora nomás botija
son macanas
que los hombres no lloran
aquí lloramos todos.
Gritamos, berreamos, moqueamos, chillamos, maldecimos
porque es mejor llorar que traicionar
porque es mejor llorar que traicionarse.
Llorá
pero no olvides.


Maité Campillo (actriz y directora de teatro indoamericano Hatuey)
Texto completo en: 
http://www.lahaine.org/chamame-a-cubahdesde-el-infierno


No hay comentarios:

Publicar un comentario