lunes, 15 de diciembre de 2014

Una guerra de cuarta generación. Joaquín Recio

"..En la larga noche que vive Europa, varias décadas perdidas, los procesos de los países del ALBA son como una luz donde poder acercarse, conseguir ver logros, retos, metas…"

Un momento del encuentro internacional celebrado en Caracas.
Caracas, 13 diciembre 2014. La red de intelectuales, artistas y movimientos sociales se ha reunido estos días para relanzarse como espacio de articulación internacional para la reflexión y la acción. Pretende involucrar a los intelectuales y artistas en la producción de contenidos que tributen a una nueva hegemonía cultural. También se plantea que sirva para promover la creación de foros permanentes de reflexión a nivel nacional y generar una agenda en 2015 de actividades con invitados internacionales. Otras cuestiones que se han planteado es la producción de documentos que recojan las diferentes perspectivas para la construcción de otro modelo o la creación de cátedras libres para incluir a las nuevas generaciones de pensadores y pensadoras en grupos de investigación y producción de contenidos. Todos estos objetivos, ya sean a corto y largo plazo, necesitan de un esfuerzo grande, porque la red no está ni en su mejor momento ni quizás sea el mejor mecanismo para algunos de los objetivos trabajados durante estos días. Lo que no hay duda es que tiene que ser, es una herramienta útil para la comunicación y el apoyo al mundo de la Revolución Bolivariana y al proceso de emancipación de los pueblos de América Latina y el Caribe.

En la larga noche que vive Europa, varias décadas perdidas, los procesos de los países del ALBA son como una luz donde poder acercarse, conseguir ver logros, retos, metas… Ya llevan caminando más de una década y van repitiendo gobiernos de izquierdas con elecciones ganadas incluso con gran margen como el caso de Bolivia. El vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, acompañando a Nicolás Maduro en la clausura del evento, fue bastante claro al proponer que había que seguir con la senda de la revolución, aquella en la que los intelectuales deberían trabajar para cambiar el mundo, recordando la undécima tesis de Feuerbach de Carlos Marx. Hasta aquí todo puede ser ideal para la consecución de aquellos y otros objetivos para rescatar a la humanidad hacia el abismo donde va dirigida, pero en el tablero también intervienen los que se sitúan en frente, en contra, de estos objetivos.

UNA TEORÍA SOBRE LAS PROTESTAS
Se ha analizado durante el encuentro el papel de los medios de comunicación que han difundido una estrategia de guerra sicológica sobre algunos países o estados. Una guerra silenciosa, bien construida gracias a agencias comunicacionales preparadas por EEUU, tal como demostró el investigador ruso Eugenio Pasentshev, catedrático de la universidad de Moscú, en su exposición sobre las llamadas guerras de cuarta generación. Un análisis riguroso de los vídeos llamando a la rebelión en Hong Kong, Caracas o Kiev, demuestra concomitancias absolutas en cuanto a los temas y formas: mujer joven situada en la plaza donde se reúnen para luchar por la democracia contra un gobierno que no respeta los derechos humanos, y hay escenas de amor entre la chica y un chico, momentos de encuentro humano como la comida colectiva…Un vídeo que demuestra la bondad de los rebelados y lo real de su lucha.

En el caso de Venezuela, en el primer semestre de este año, se orquestó de tal manera que hasta equipos de beisbol yanquis, famosos cantantes… sacaron carteles y manifestaciones públicas con SOS Venezuela. Las llamadas guarimbas (barricadas formadas en las calles con cuchillas en espiral y otros elementos disuasorios) en realidad han producido 43 víctimas de todo tipo. Se ha formado recientemente el Comité de Víctimas de las Guarimbas precisamente para que no queden impunes estos crímenes. Las víctimas son muy variadas: policías y funcionarios, opositores manipulando explosivos o accidentados, conductor de autobús por bala de un grupo de opositores, …una tragedia que se pensaba la oposición que iba a legitimar y justificar una intervención militar extranjera, o una sublevación del pueblo. En todo caso, sólo ha dejado muertos y una sensación que se respira en Caracas: que no vuelva la violencia.

UNA GUERRA ECONÓMICA
Ahora mismo la población sufre otra estrategia de las oligarquías venezolanas, la escasez de productos. El motivo de esta guerra económica es desestabilizar al gobierno a partir de la inseguridad que transmite, no la violencia directa como las guarimbas, si no la inseguridad ante la falta de artículos como recambios para coches, electrodomésticos… Esta guerra económica es en parte propiciada por la especulación de los bienes y el tráfico de los mismos al país vecino de Colombia.

Un paseo por la Caracas en navidad puede abrir los ojos al mundo. ¿Dónde está la gente resistiendo a la dictadura? ¿dónde está la persecución? En la ciudad se respira un aire de paz y alegría, la avenidad Bolívar está llena de puestos, escenarios, tiendas… con gente disfrutando de sus vacaciones. Una navidad a ritmo de salsa.
Fuente: andalucesdiario.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario