martes, 9 de septiembre de 2014

Mucha Gurtel, mucho ERE, muchas subvenciones .... y los CP no se construyen con los materiales y el diseño adecuado para hacerlos confortables, sostenibles...

El comentario de la sra  consellera de Educación, María José Català,  no tiene desperdicio, dijo que el calor no se puede prever... Pero hasta el albañil mas torpe sabe como construir un edificio que aisle del calor, del frio, la humedad.... que a la enfriarlo o calentarlo tenga un coste bajo...  ¿Eso no lo pensaron los equipos de arquitectura de la consejería? ¿O los tenian dedicados al recibimiento del papa?
¡Seguro que en los edificios oficiales donde estan las autoridades del gobierno valenciano, la consejera de educacion,, hace la misma temperatura que en esos colegios publicos!
salud y poder popular
*************
En bañador a clase, en protesta por el calor,  en las aulas en centros públicos...
Alumnos y alumnas del colegio público Santa Teresa de Valencia han acudido este lunes al centro en bañador y chanclas en protesta por el calor que hace en las aulas y que, según la asociación de padres y madres, dificulta que se pueden dar las clases con normalidad. La causa es un inapropiado diseño estructural, ya que el centro es de nueva construcción.

Los escolares se han concentrado a la hora de entrada en el colegio ataviados con ropa de baño, sombrillas y toallas. El AMPA, ha explicado que han pretendido hacer una "protesta divertida" para evidenciar el calor que los alumnos pasan en las instalaciones, donde alcanzan temperaturas de más de 30 grados.

Según el sindicato Stepv, que ha presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo por el calor en 200 centros, alumnos de colegios de Almoines y Carcaixent, de la provincia valenciana, también acudieron la semana pasada al aula en bañador en protesta por el calor, mientras que el instituto Vall de la Safor, de Vilallonga, decidió dar las clases en el patio y el de Foios suspendió las clases una hora antes por el calor que hacía en las aulas.

El sindicato CSIF ha denunciado que el calor ha sido la tónica en más de cien centros escolares desde que se iniciaron las clases el pasado día 3, con temperaturas que llegaban hasta los 35 grados en algunos colegios, cuando la normativa escolar pone el límite en los 27 grados


Los escolares han acudido al centro con bañadores y toallas en protesta por las altas temperaturas. (Juan Carlos Cárdenas / EFE)  
La consellera de Educación, María José Català, dijo que el calor no se puede prever y que si se tuvieran que suspender las clases "cada vez que haga mucho calor", no sabía si se llegaría a los 180 días lectivos que debe tener como mínimo el calendario escolar.

Fuente: 20minutos



No hay comentarios:

Publicar un comentario