domingo, 14 de septiembre de 2014

LEGALIDAD BURGUESA Y REVOLUCIÓN.Luis Rojas Hernández

".... la llegada de Fidel desde Sierra Maestra a más de mil kilómetros, una de sus primeras acciones fue quitar del mando militar a todos los oficiales del régimen dictatorial de Batista, convertir a los antiguos cuarteles en escuelas y crear un nuevo Ejército al mando de los guerrilleros. Todos los oficiales del antiguo régimen fueron licenciados o sea dados de baja, se les quitó el arma de guerra y todas las instalaciones militares pasaron a formar parte de las nuevas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba...."
La experiencia del proceso político chileno con la llegada del Gobierno de la Unidad Popular, encabezado por el Presidente mártir Salvador Allende Gossens, que cumplió este pasado 11 de septiembre cuarenta y un años de haber sido derrocado por una conspiración organizada por la CIA, con el apoyo de factores de la derecha fascista chilena y de militares apátridas, nos hace reflexionar sobre un aspecto muy polémico y  es lo referente a la consolidación y afinque definitivo de cualquier proceso revolucionario sea este llegado al poder por la vía pacífica o por la vía armada, utilizando la legalidad burguesa ó estructuras caducas del viejo régimen.
No hay teorías tan exactas que nos guíen para evitar que cualquier proceso revolucionario, sea derrocado por las fuerzas de la derecha, si ese proceso de cambios no rompe definitivamente con la legalidad burguesa y se estanque en el reformismo, no haga la revolución y corre el riesgo de ser derrotado por las fuerzas de la derecha por cualquier medio. Pero la teoría marxista si cuenta con principios que nos  llevan a aplicar la política revolucionaria, aunque no es un dogma, esa teoría tiene sus basamentos en las condiciones objetivas y subjetivas de la realidad política del momento,  en la táctica y la estrategia de la lucha, de la correlación de fuerzas en la lucha de clases, de la  habilidad política de la dirección revolucionaria y el apoyo de las masas populares y en especial de la clase trabajadora o de la clase campesina si es esta la mayoría del país donde se actuó(casos Vietnam y China), en otras palabras, en un conocimiento bien estudiado de todas esas condiciones.
Hay experiencias de revoluciones triunfantes como la cubana que con la entrada a  La Habana el  1 de  enero de 1959, de las columnas guerrilleras, la llegada de Fidel desde Sierra Maestra a más de mil kilómetros, una de sus primeras acciones fue quitar del mando militar a todos los oficiales del régimen dictatorial de Batista, convertir a los antiguos cuarteles en escuelas y crear un nuevo Ejército al mando de los guerrilleros. Todos los oficiales del antiguo régimen fueron licenciados o sea dados de baja, se les quitó el arma de guerra y todas las instalaciones militares pasaron a formar parte de las nuevas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba.
Esta experiencia no se puede copiar, pero si nos sirve de ejemplo. En el caso de Chile, donde se intentó hacer el Socialismo por la vía pacífica, mejor conocido como la vía chilena hacia el Socialismo, la burguesía derechista y golpista pudo actuar a sus anchas, pues las estructuras económicas y políticas se mantuvieron intactas, la legalidad burguesa fue respetada por el Presidente Allende y el propio régimen actuó basado en   esa legalidad burguesa. Los mandos militares no fueron tocados y se le hizo muy cuesta arriba a Allende hacer cambios en las FA chilenas, a pesar de insistentes llamados a hacer esos cambios hechos por partidos aliados. Esto indica que las fuerzas burguesas derrotadas, pueden lograr la recuperación del poder, rompiendo ellos mismos la legalidad burguesa y utilizar la violencia armada, como ocurrió en Chile y también puede ocurrir que esa recuperación del poder puede ser por la vía electoral, como ocurrió en Nicaragua.
En el caso de Venezuela  altos mandos militares con mentalidad política de derecha, dieron un golpe de estado contra el Presidente Chávez, lo que demuestra que el poder político  del proceso de cambios no está exento de zarpazos, si no cuenta con una Fuerza Armada con una nueva mentalidad revolucionaria. ¿Estaremos en el país en un proceso de cambios, pero atados a la legalidad burguesa?. Los procesos revolucionarios  para ser  como tales deben romper con la legalidad burguesa, impuestas por instituciones caducas, que ya están agotadas. En los quince años de proceso está demostrado que estamos no con el juego trancado, que si hay soluciones a los problema actuales,pero no con el reformismo. El Partido Comunista de Venezuela ha propuesto una serie de  medidas entre ellas: La nacionalización de la Banca Privada, crear la Central Única de Importaciones que permita centralizar la compra de los productos en el extranjero, parar la entrega de los dólares a la burguesía parasitaria, aplicar una verdadera política de industrialización que incluya el agro y algo muy importante, tomar en cuenta la participación de los trabajadores en estos proceso.
Luis Rojas Hernández
Caracas, 12 de septiembre de 2014
Nos ha llegado este articulo a traves de la incombustible compañera yuryweky

LA LEGALIDAD BURGUESA (Martes 26-06-2012)

Cayó Lugo como fruta madura, le precedió el inefable Zelaya, aún resisten Evo, Chávez y Correa. Lula y Dilma se traicionaron a sí mismos y ya no son asediados. UNASUR y la OEA demuestran, cada vez más, que son mecanismos para proteger la legalidad oligarca.
Este paisaje de derrocamientos de gobiernos que intentan su propio rumbo, y cuyo principal delito es su amistad con Chávez Socialista, merece reflexión por parte de la Revolución Bolivariana. Veamos...

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario