lunes, 1 de septiembre de 2014

El C.P. Arcipreste de Hita de Fuenlabrada sigue peleando frente al gobierno de la patronal que no autoriza dos aulas de 22 niños en ese CP, pero autoriza abrir aulas con 12 niños en uno concertado

Los padres y madres que llevan más de dos meses encerrados en este colegio público de Fuenlabrada anuncian nuevas acciones.

Ya son 68 días de encierro los que llevan resistiendo los padres y madres del centro
público Arcipreste de Hita de Fuenlabrada. Una lucha que reclama la apertura de un aula de tres años para los 19 niños y niñas que se han quedado sin plaza. Estos han sido derivados a centros fuera de su barrio y a casi media hora de sus casas.
El centro ha recibido 44 solicitudes de 3 años, lo que daría para hacer dos clases, pero la Consejería sólo ha autorizado una de 25 y ha dejado sin plaza al resto de los niños. Hablamos de ello con Juan Parra, uno de los padres que permanece encerrado en el Arcipreste. 

“¿Cómo no se autorizan dos aulas de 22 niños, cuando, por ejemplo, en el Alhucema, concertado de Fuenlabrada, han autorizado abrir aulas con 12 niños? El Arcipreste es el colegio más grande de Fuenlabrada y en infantil han dejado solo una clase”, nos comenta. “Todos los días, incluso sábados y domingos, mandamos una carta a la Consejería de Educación firmada por cada una de la familias afectadas, la metemos por registro para que quede constancia de ello, todos los días una carta y no se han dignado a responder ni a reunirse con nosotros”.

“¿Cómo no se autorizan dos aulas de 22 niños, cuando, por ejemplo, en el Alhucema, concertado de Fuenlabrada, han autorizado abrir aulas con 12 niños?", se pregunta un padre
Cuando le preguntamos acerca de los ánimos después de más de dos meses de encierro nos contesta que “de aquí no nos movemos”. Su decisión parece tan firme como los primeros días. De hecho, el 1 de septiembre, los padres y madres que se han negado a matricular a sus hijos en otros centros tienen cita en el servicio de apoyo a la escolarización para estudiar sus casos. Juan nos comenta que se van a presentar sólo para ratificar su decisión de no matricular a los niños en otros centros.

“Todo ha sido un engaño, el año pasado sólo ofertaron una clase de 3 años porque no había demanda con la promesa de volverla abrir este curso si había solicitudes suficientes pero no lo han hecho. 
El propósito es cerrar el colegio y forzar a los padres a que si quieren que sus hijos estudien cerca de casa los matriculen en alguno de los cuatro concertados de la zona”, asegura Andrés Sierra, vecino de Fuenlabrada que apoya a los padres en el encierro del centro y es uno de los encargados de elaborar las pancartas que empapelan las paredes del Arcipreste.

El propósito es cerrar el colegio y forzar a los padres a que si quieren que sus hijos estudien cerca de casa los matriculen en alguno de los cuatro concertados de la zona”, asegura un vecino
Andrés nos muestra indignado una de ellas, en las que se han dedicado a recoger anuncios publicitarios de los centros concertados de la zona: “Conscientes de las necesidades de las familias que escolarizan a sus hijos en nuestro centro procuramos que el precio se ajuste al coste real del bien ofrecido. Tanto en papelería como en secretaría se les informará del precio de nuestros servicios y productos. Estaremos muy gustosos en atenderles”. Lo que a primera vista pudiera parecer una parodia es, en realidad, la publicidad del colegio Altamira de Fuenlabrada.
“Se llenan la boca con la libertad de elección de médico, de colegio, pero libertad de elección ¿para quién? Porque a nosotros nos quieren tratar como a borregos, repartiendo a nuestros hijos, dos aquí, tres allí…”, comenta Andrés.

La competencia de los centros concertados por captar matrícula es muy grande y está pasando factura a los centros públicos que no sólo han de enfrentarse a los recortes sino que además tienen que asumir responsabilidades que no asumen los concertados. Por ejemplo, en Fuenlabrada el porcentaje de alumnos con necesidades educativas especiales es el triple en un aula pública que en el resto del territorio nacional.

Estas ratios deberían estar equilibradas entre todos los centros, públicos y concertados, de la zona, pero no es así. Evidentemente los centros públicos no aplican criterios de selección segregadores, como sí hacen los centros concertados: “el órgano competente en materia de admisión es el titular del centro que tendrá en cuenta el expediente académico del alumno y las referencias que se posean de su buen comportamiento escolar” estos son los criterios de admisión del centro Altamira cercano al Arcipreste de Hita.

La clave de la resistencia, durante tantos días, está siendo el apoyo que están recibiendo de AMPAS de otros centros, asociaciones de vecinos, trabajadores de la fábrica de Coca Cola de Fuenlabrada.

La clave de la resistencia, durante tantos días, está siendo el apoyo que están recibiendo de AMPAS de otros centros, asociaciones de vecinos, trabajadores de la fábrica de Coca Cola de Fuenlabrada… hasta la Policía Municipal pasa a diario para preguntarles si necesitan algo. En el local del AMPA almacenan los víveres para los próximos días, muchos de ellos facilitados por la Plataforma “Hoy por ti” la Red de Solidaridad Popular de Fuenlabrada. La plataforma dispone de una despensa solidaria que usan a modo de “caja de resistencia” para ayudar a sostener este tipo de luchas. En el caso concreto de este conflicto, un alto porcentaje de los padres y madres que participan en el encierro están en paro.

Más de 60 personas se han unido a la asamblea que se ha celebrado en la tarde del viernes. En la asamblea, que se prolongó hasta altas horas de la noche, se consensuaron las actuaciones para los próximos días, ente ellas el ratificar su decisión de no matricular a los niños que aún no lo han hecho en otros centros, continuar  con el encierro y sacar adelante una serie de acciones coincidiendo con el comienzo del curso escolar.
Algunas de estas acciones son:

· 1 de septiembre, concentración en el centro a las 8:00h de la mañana.
· 2 de septiembre en Sol de 10 a 11:45h. Se dispone de dos autocares que estarán a partir de las 8:30h en el centro para salir a las 9:00h hacia Sol
· 9 de septiembre, concentración con Pasacalles por Fuenlabrada…

“Es necesario que a todas estos actos vayamos el mayor número de personas porque, aunque estemos defendiendo el caso concreto del derecho de estos niños y niñas a quedarse en el centro de su barrio, es algo que va más allá y que implica la lucha por no dejar que desmantelen todo el sistema de educación pública en beneficio de los concertados”, Juan Parra anima a todo aquel que pueda a sumarse a estos actos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario