jueves, 25 de septiembre de 2014

Crónica y fotos de la actividad del ministro palestino para asuntos de los presos, en Cadiz. Por corresponsal obrera


El ministro hizo hincapié en la dramática situación que viven los presos palestinos, hasta el punto de ser el único país del mundo que necesita un ministerio para defender a sus prisioneros políticos en otro país. Desde 1967 más de 750.000 personas han pasado por las cárceles de Israel, 7000 de ellas continúan encarceladas en estos momentos, entre ellas ancianos, mujeres y menores.

EL MINISTRO PALESTINO PARA ASUNTOS DE LOS PRESOS, ISAA QARAQE, EN CÁDIZ

El ministro para asuntos de los presos palestinos, Isaa A.A. Qaraqe, dio una charla ayer martes en la sede de la Asociación de la Prensa de Cádiz, invitado por la APDHA y otras organizaciones, como Asecop, Otoño solidario Andalucía-Palestina y la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo,.

El ministro hizo hincapié en la dramática situación que viven los presos palestinos, hasta el punto de ser el único país del mundo que necesita un ministerio para defender a sus prisioneros políticos en otro país. Desde 1967 más de 750.000 personas han pasado por las cárceles de Israel, 7000 de ellas continúan encarceladas en estos momentos, entre ellas ancianos, mujeres y menores.

Isaa Qaraqe denunció la impunidad de Israel y su actuación por encima de la ley, al no respetar ni
el Convenio de Ginebra ni ninguna de las 187 resoluciones dictadas por Naciones Unidas en favor de las personas presas. Denunció la crueldad ejercida sobre ellas, al impedir las visitas familiares; las detenciones de los niños en sus casas en plena noche, y la tortura psicológica y física ejercida sobre ellos; la violación sistemática del derecho internacional al aplicar de manera rutinaria la detención administrativa previa, medida muy excepcional en derecho internacional pero que solo en Cisjordania cuenta con 23.000 casos, de los cuales han permanecido encarcelados algunos hasta 7 años sin que haya habido condena ni causa justificada.

Especialmente dura y emotiva fue la denuncia del ministro de la asistencia médica y sanitaria, pues carecen prácticamente de ellas. En la actualidad permanecen encarcelados 25 presos con cáncer y 45 discapacitados, además de cientos de enfermos que apenas reciben asistencia y, cuando lo hacen, son atendidos por personal médico sin experiencia. Definió los escasos hospitales como “cementerios de personas semivivas, a modo de celdas de aislamiento” y narró el caso de un preso de Hebrón fallecido de cáncer hace unos meses que, tras practicársele la autopsia, descubrieron que jamás había recibido ningún tipo de tratamiento.

La impunidad de Israel permite que los derechos más elementales sean suprimidos “por razones de seguridad”, al margen de cualquier responsabilidad. Definió el ministro la situación como una guerra silenciosa contra los presos, en continua confrontación. Y a pesar de que todos
los años Palestina entrega un informe a Naciones Unidas sobre la sistemática violación de los derechos más elementales, aún no han encontrado respuesta. Solo resoluciones bonitas. Literarias. Pero absolutamente inútiles.

De ahí que Isaa Qaraqe pidiese más presión y apoyo internacional, especialmente de la Unión Europea, para que Israel sea obligada a respetar los derechos humanos básicos y las resoluciones. Palestina, pueblo soberano ocupado, está legalmente legitimado a ejercer la resistencia frente a la ocupación israelí. Máxime cuando el país hebreo ejerce un verdadero terrorismo de Estado fascista, aniquilador y genocida. El último episodio de guerra, aunque ha terminado con victoria palestina al no haber conseguido Israel sus objetivos militares, ha causado más de 2.100 muertos, el 86% de los cuales eran civiles, entre los cuales había más de 500 niños.

El ministro palestino, nacido en un campo de refugiados cercano a Belén, terminó su intervención reivindicando el derecho a volver a sus tierras y el fin de la ocupación. A la salida se fotografió con miembros del colectivo gaditano Nadie sin Hogar, que acaban de terminar una extraordinaria campaña de recogida de medicamentos y material sanitario para Gaza, en la que también han participado otros colectivos y el SAT.

De nuestra corresponsal desde Cadiz

Corresponsales obreroxs y populares

Red de corresponsales obrerxs y populares
Envía aquí tus crónicas, informaciones…
elcorresponsalobrerx@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario