sábado, 26 de abril de 2014

"...no hay la democracia en Portugal, ya que están ocupados por fuerzas extranjeras, sin botas militares, pero que durante los últimos tres años han impuesto la austeridad destruyendo la educación, la sanidad y la seguridad socia...l". Vasco Lourenço ... y mucho mas



  •  
     
     
     
     ANIVERSARIO DE LA REVOLUCIÓN DE LOS CLAVELES 
 El capitán Vasco Lourenço: "Esto no tiene nada que ver con el 25 de Abril de 1974"

Imagen de archivo de la revolución de los clavelesVasco Lourenço, presidente de la Asociación 25 de abril, fue uno de los capitanes que organizó en la clandestinidad el golpe de Estado en Portugal

VIRGINIA LÓPEZ | Corresponsal en Lisboa


Imagen de archivo de la revolución de los claveles.- (GETTY IMAGES)
Cuarenta años después, los 'capitanes de abril' han preparado un acto en el Largo do Carmo, frente al cuartel en el que
consiguieron la rendición de Marcelo Caetano, heredero de la dictadura de António de Oliveira Salazar. Los 'capitanes de abril' no estarán en las conmemoraciones oficiales que se realizan en el Parlamento, como señal de protesta. Habían sido invitados pero ellos querían poder discursar, algo que no se les ha permitido. Así que para no poder decir lo que sienten de este 40 aniversario han preferido no estar en la foto de familia.

Vasco Lourenço, presidente de la Asociación 25 de abril, fue uno de los capitanes que organizó en la clandestinidad el golpe de Estado, pero no pudo vivir la revolución en primera persona porque un par de semanas antes fue trasladado
forzosamente a las islas Azores para alejarlo de la conspiración. En declaraciones a la Cadena SER, responsabiliza directamente de la actual situación de crisis que atraviesa el país al primer ministro Pedro Passos Coelho y al presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, ambos socialdemócratas, y los acusa de estar "vendiendo el país y de estar avergonzando a los portugueses".

40 años después del fin de la dictadura y de la guerra colonial, Lourenço dice que "otro 25 de abril no es posible", pero sí defiende que es necesario "alterar la situación" y le gustaría que esta vez no fuesen los militares, sino la población y que lo hiciesen de forma democrática. Aunque también añade que, en la práctica, "no hay la democracia en Portugal, ya que están ocupados por fuerzas extranjeras, sin botas militares, pero que durante los últimos tres años han impuesto la austeridad destruyendo la educación, la sanidad y la seguridad social". Y para Vasco Lourenço, "esto no tiene nada que ver con el 25 de abril" de 1974 en el que los capitanes arriesgaron su vida para acabar con la dictadura y traer a Portugal la libertad.

Los 'capitanes de abril' recordarán al capitán Salgueiro Maia, que entró con los tanques en Lisboa cuando la contraseña Grândola Vila Morena, de Zeca Afonso, sonó en las radios portuguesas. Mientras, en el Parlamento portugués, el presidente Aníbal Cavaco Silva hará el discurso oficial, como cada año, en las ceremonias oficiales de la conmemoración de la fecha en la que la democracia llegó al país. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, también estará en el Parlamento portugués.

Anoche, el emblemático Largo do Carmo estuvo tomado por una manifestación organizada a través de las redes sociales por el movimiento cívico Anti-troika. Mientras, en la plaza de Comercio, hubo un concierto que terminó con la famosa Grândola Vila Morena y con fuegos artificiales que dibujaron la bandera de Portugal en los cielos de Lisboa, sobre el río Tajo.

 ***********
 ""los portugueses no pueden seguir aguantando durante mucho más tiempo lo que se les está haciendo a los jubilados, a las familias y a la mayoría de la población,..." Vasco Laurenco
 'La crisis económica ha dejado a Portugal sin esperanza'

El coronel portugués Vasco Lourenco. "los portugueses no pueden seguir aguantando durante mucho más tiempo lo que se les está haciendo a los jubilados, a las familias y a la mayoría de la población, por causa del elevado desempleo, los recortes en la sanidad, la educación y la seguridad social" y por todas las medidas de austeridad impuestas durante los tres últimos años de rescate financiero...."

El coronel portugués Vasco Lourenco. Patricia de Melo Moreira AFP
VIRGINIA LÓPEZ Especial para EL MUNDO
Los capitanes de abril no estarán presentes hoy en las conmemoraciones oficiales que se celebrarán en el Parlamento portugués con motivo del 40º aniversario de la Revolución de los Claveles. Los militares que protagonizaron el golpe de Estado con el que se acabó la dictadura han sido invitados, pero no podrán hablar. Y como tienen mucho que decir, han optado por hacer un acto paralelo, frente al cuartel del Largo do Carmo, donde hace cuatro décadas llegaron los tanques de Salgueiro Maia para exigir la rendición de Marcelo Caetano. Los militares quieren así homenajear al capitán fallecido y piden a los portugueses que se sumen a la ceremonia para hacer una nueva revolución, aunque sea de forma simbólica. 

El capitán Vasco Lourenço, ahora coronel, fue uno de los militares que organizó la conspiración contra el Estado Novo, como se conocía a la dictadura que instauró António de Oliveira Salazar. Como presidente de la Asociación 25 de Abril es una de las voces más críticas en Portugal porque considera que "los portugueses no pueden seguir aguantando durante mucho más tiempo lo que se les está haciendo a los jubilados, a las familias y a la mayoría de la población, por causa del elevado desempleo, los recortes en la sanidad, la educación y la seguridad social" y por todas las medidas de austeridad impuestas durante los tres últimos años de rescate financiero

Y apunta como responsable al presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, y al primer ministro conservador, Pedro Passos Coelho, como los principales responsables del sufrimiento de los portugueses, así como "a todos los que están vendiendo el país y avergonzando a los portugueses y que tienen tics dictatoriales aunque en Portugal haya una democracia".

Descontento ciudadano con la política y los recortes

"Si pudieran, seguro que instauraban una dictadura", asegura, pero mientras exista democracia considera que es "más difícil la movilización de las Fuerzas Armadas". Y parece que ha estado sondeando a los militares porque cuando se le pregunta si le gustaría protagonizar un nuevo 25 de Abril dice que sí, "si hubiera condiciones para hacerlo". Pero añade que no hay esas condiciones porque "las Fuerzas Armadas han cambiado mucho y porque los portugueses tienen miedo". 

Un miedo que según Lourenço explicó a EL MUNDO es diferente al miedo de hace 40 años a la guerra colonial y a la dictadura. "El miedo de ahora es más paralizador porque es un miedo ante el futuro por culpa de la crisis que ha dejado a los portugueses sin esperanza". El coronel no pretende incentivar la violencia pero teme que ésta surja en cualquier momento: "Los portugueses son muy pacíficos hasta que se transforman en muy violentos y no sabemos dónde puede estar la chispa". 

Hace 40 años, cuando en la madrugada del 25 de Abril los tanques tomaron Lisboa, los portugueses sorprendieron a los capitanes sumándose en masa al golpe de Estado. A Vasco Lourenço le ha quedado la espinita clavada en el corazón por no haber podido vivir aquel anhelado momento en primera persona. Tuvo que conformarse con seguirlo en la distancia. En marzo de aquel año, sus superiores detectaron que él era uno de los principales organizadores de la conspiración contra el régimen y, por eso, lo trasladaron de forma forzosa a las islas Azores

Pero el movimiento de los capitanes ya estaba muy consolidado y fue fácil sustituir a Lourenço por el ahora coronel Otelo Saraiva de Carvalho, quien pasó a dirigir las operaciones. "En términos históricos estoy feliz porque con él el golpe de Estado fue un éxito y no sabemos cómo habría sido conmigo, pero en términos personales me queda la frustración de haber estado lejos el día en que todo sucedía en Lisboa". 

Aquella madrugada del 24 al 25 de Abril, sonó en las radios la canción 'Grândola Vila Morena', la contraseña que daba inicio a la Revolución y que volverá a ser entonada hoy frente al cuartel do Carmo, con Vasco Lourenço como maestro de orquesta. Los capitanes de abril esperan que los portugueses vuelvan a salir a la calle como lo hicieron hace 40 años. "Tenemos que dejar de ser individualistas y egoístas, porque sólo con solidaridad podremos salir de la crisis".

Fuente:  http://www.elmundo.es/internacional/2014/04/24/53592ba022601dcf158b456f.html





 


Vasco Lourenco, célebre por su comportamiento revolucionario en aquel 1974, es protagonista debido a su condición de presidente de la Asociación 25 de Abril, entidad de la que forman parte varios de los militares que participaron en la revolución y que se ha visto envuelta en una agria polémica por su decisión de no tomar parte en los actos oficiales que se celebrarán mañana, viernes, en el Parlamento.
La Asociación optó por rechazar la invitación realizada por la presidenta del Parlamento, Assuncao Esteves, después de que ésta negara la posibilidad de que Lourenco interviniera en el estrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario