sábado, 5 de abril de 2014

EL SUPERAGENTE MARIO VARGAS LLOSA, AL SERVICIO DEL IMPERIO. Por PATRICIO MONTESINOS


[Img #26590] El Premio Nobel hispano-peruano Mario Vargas Llosa parece entusiasmado en ser el protagonista principal de una futura novela suya sobre espionaje basada en su vida real de los últimos años, durante los cuales no ha cesado de conspirar de manera abierta y también oculta en beneficio de los intereses de Estados Unidos y contra Latinoamérica.


     Solo citando algunas de sus actuaciones más recientes, sobran pruebas para asegurar que además de ilustre literato, Vargas Llosa está empeñado en demostrar que es un súper-agente al servicio de la Casa Blanca, y de la norteamericana Agencia Central de Inteligencia (CIA).

     El afamado escritor, más español que peruano, anunció hace pocas horas que participará en otro “encuentro internacional” denominado “América Latina, la libertad es el futuro”, cuya sede será nada menos y nada más que la capital venezolana, en la ya cercana segunda quincena de abril.

     El nuevo foro conspirativo a escenificarse en Caracas, muy similar al montado por el Premio Nobel en Perú hace algunos días con el apoyo incondicional del agente de la CIA y terrorista de origen cubano Carlos Alberto Montaner, será organizado por el nombrado Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice), uno de los tantos apéndices que financian las instituciones  de inteligencia de Washington para subvertir el orden en nuestra Patria Grande.

      Ese encuentro sigue al “Seminario Internacional” de Lima, que tuvo como invitada especial a la opositora violenta y exdiputada venezolana Maria Corina Machado, quien fue la “estrella escandalosa” de varios shows mediáticos escenificados en esa ciudad capital andina contra el legítimo gobierno bolivariano del presidente Nicolás Maduro, y los procesos revolucionarios y de integración latinoamericanos.

      Pero Vargas Llosa parece que se quedó con los deseos de seguir demostrando que él responde rotundamente al régimen estadounidense, y señaló que irá a Caracas para “manifestar desde adentro su solidaridad con el movimiento que lucha por la libertad de Venezuela y de América Latina”.

      En declaraciones hechas a la prensa, criticó asimismo al Jefe de Estado peruano, Ollanta Humala, por “no participar de forma más directa y protagónica con la oposición en Venezuela” a Maduro, quien -según el escritor- quiere instaurar en ese país “una dictadura castrista como la cubana”.

      La conducta sediciosa e injerencista del Premio Nobel fue también exhibida cuando en enero de este año visitó la ciudad boliviana de Santa Cruz, donde se reunió con el opositor Rubén Costas y otros personajillos de la frágil y dividida derecha de la Pachamama que tienen aspiraciones e instrucciones precisas de la Casa Blanca de intentar derrocar al presidente Evo Morales en las elecciones generales de este año.

     No hay duda alguna que Vargas Llosa es un buen escritor, eso se le ha reconocido reiteradamente, pero lo que todavía no ha demostrado, y le queda poco tiempo para ello, es su “talento subversivo” y su “calidad como agente 007 de Washington”, porque hasta ahora no ha logrado un solo triunfo para quienes trabaja, como similar le ha ocurrido en la política.

      Quizás en una de las novelas de su autoría  plasme como un anhelado sueño que jamás pudo conseguir dividir a la Patria Grande,  porque, claro, siempre ha nadado a contracorriente desde el Rio Bravo hasta la Patagonia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario