miércoles, 23 de abril de 2014

El escuadrón de la muerte (vida y muerte de un actor). Maité Campillo

¿Hasta cuándo postrarse de rodillas?, joooo, que miedo me da la fotoooo. Quita, quita, que yo me voy P´La Habana, y no vuelvo más! Uf, que hedor

Introducción
Cosas que pasan
Por ello, por las cosas que pasan, pidieron el acuerdo "inmediatamente y como medida cautelar", la prohibición de la expansión atea sobre calles que se preveían tipo Lavapiés (para nada Poncio y menos Pilatos), pueda que también la zona radioactiva pilates para volcarla sobre el llamado jueves santo, "ya que hay indicios suficientes que permiten pensar que se pudieran cometer hechos ilícitos, e impedir o perturbar los actos religiosos previstos para ese mismo día"

Al parecer, algunos llamados Librepensadores pretendieron procesionar sobre procesiones varias, ateos slogans a lo “hereje”, profanando a viva voz en contra del reino de Poncio Pilatos. Ante la aplastante confusión gubernamental con Playa Girón, por si alguna duda hubiera, dura o madura, prefirieron evitarlo a lo Cesar, ya que una revolución de tal dimensión no conviene ni a Madrid ni a Dios. Revolvieron los apóstoles del reino por toda la cola del metro disponible a lo espía, que por tener cuerda tienen hasta el Pentágono pesebre y Belén de Casa Blanca. Por lo que vime sobrevolando los olivos a ejemplo de pájaro, ya que según Gallardón hay que disparar “al hereje” a la distancia que exija la situación “por el espíritu de tolerancia de Madrid”. Siguieron mismas coordenadas otros afanados apóstoles, Manuel Cobo, insistió que para barbudos y peludos tenían suficientes con exhibir una vez al año a la santísima trinidad y divina pastora, para permitir que aterricen por las calles de Fraga Iribarne, abanderados en Sierra Maestra por héroes del Moncada. Así es que fueron fulminando por dichas pertenencias, pies, ojos y manos ateas procesionales en rebeldía que pretender querían fomentar contra procesión, por honores más gloriosos en humano a, Asturleoneses de montaña, Genarín, para más señas. Y, prohibir prohibieron el “paso de los derechos”.
Nubarrones con sus negras tormentas, se lanzó a la orden gubernativa contra Librepensamiento, chocando con la puerta de ésta parte del mundo bajo las estrellas, no más que para evitar, "provocación", dijeron a lo romano bajo los síntomas del degüello de la blanca paloma, vaya a ser que se apoderen de los estandartes a favor del Movimiento 26J, y en vez de santos desfiles por metro Playa (ya sin necesidad de Lavapiés), las alas de la ira de los pueblos humillados desenfunden sus armas a lo rural como medida preventiva, alzando hoces entre martillos, machetes, horcas, guadañas, rastrillos, palas, trillos, muchas trillas, además de cuernos de aviso con sus noventa y nueve sonidos junto a adiestrados palos de lucha canaria, banderas y pancartas de carácter propio, portadas por isleños guanches de la reserva aborigen del Mencey Loco, que ajustar cuentas quieren al imperio del turismo europeo, que está arrasando con el país y lo poco que de cultura queda. Apóstol Aguirre lo consideró a lo muy macho:
Como ofensa a los católicos" A erradicar desde la raíz lo que desde tierra de fuego asoma. Por ello que toda yo tiemblo ante la corte de los milagros, mamma mía! Que despóticos lanzan generosos a las manos del “orden”, leche ácida como bombas, sobre la cabeza del que pensar quiere! Encabezada por el propio Tirso de Molina, salió en manifestación una comitiva anticorrupción, a forma de, “paso”, con el objetivo de "sensibilizar”, aglutinando más herejes entre causas, ¿será ilusión mía?, diosssss, un levantamiento contra las arcas del clero!!!
¡Ayaman, Ayamannnnnn!
Mi espíritu se reparte contra diestros y siniestro que avanzar no quiere, pues lo cortés no quita lo valiente; inclinada me veo a favor de éste lado de las cosas, que unir pretende a la población desheredada de derechos constitucionales.
¡Ayaman, coge el palo de lucha!
Avisa a Benito Pérez Galdós, que el vasco-isleño, siga escribiendo episodios 'nacionales', hasta derribar la usura de Estados delincuentes, dije y digo bien, democráticos, es que quise que entendieras hermano. Libertad y Expresión, como uña y carne pretende airear su pasión, pero las emblemáticas calles están prohibidas, hay leyes que dicen pertenecer a Fraga y la Pilarica Aguirre.
Al propio Tirso de Molina una marea humana lo proclamó portavoz del metro, proponiendo el mentado en dicha asamblea que fuera el Poder Popular en marcha el que controlase la Mezquita de Córdoba, por su caudal en oro de las “propinas” que traga la gargantua mezquita. . .
¡¡¡Ay, ay, ay, uf, las cosas se disparan!!!
Y mi espíritu contestatario me dejó aparcada a orillas del Puente de los Franceses, por no creer yo en mezquitas ni termitas, vaya semanita, las calles se plagaron de santos y yo sin flores a María. Y, mi sombra se fue. . . Acompaña el paso de la insumisión látigo en mano por caminos empedrados contra la usura santa, de la corrupción del acaudalado Obispado; su cardenal, el apuntillado puntillita y su roca paloma a blanquear a Roma, desmesurados gastos a favor del pasto cancerígeno para que sobreviva 'crisis'.

¿Por gracia divina?
Ahí es que anda disuelta la constitución
Entre balnearios, procesiones episcopales y fiestas de guardar. Es por ello que la Susana cayó en gracia. No se si del espíritu santo, pero recibir recibió como recuerdo un cuadro tan divino como las manos que lo entregaron. De la presidenta de la Junta de Andalucía es que hablo, Susana Díaz. Pues si, visitó Málaga y la cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte -tétrico gusto- custodiado día y noche por soldados de la Legión. Para que ustedes vean como el Estado de los pequeños Estados capitalistas de Iberia, muestra su pasión aconfesional, otro “paso” más de su santa semana, muy alejado de aquel 14 de abril de 1931 en que, “España”, pueblos antimperialistas unidos, proclamaron la República.

¡Ay Susanita, mira que proclamarse familia de la diestra! Vuestra majestad, Susanilla de la izquierda hundida de los socialistosdelreino, no debe agitarse tanto por unos miles de familias desahuciadas ni por toda una Andalucía igualmente desahuciada de trabajo “pan” y libertad, iluminada como lo está por la custodia de tan gran santidad! Cuerpo del mismo cuerpo popular ante la tropa. Hasta el mismísimo ministerio del reino que a la sombra se encontraba de una palma pasando las vacaciones santas, por impulso curativo, hay que ver!, va y la entregan a la virgen que tenían en cuarentena! Si, para que la Susanita siga sana y salva alumbrando, paseando y soñando a sus anchas pajeando con 'crisis'. Qué fácil es ganarse la vida diossss, a que estaré yo esperando? Ay, ay, ay, todas las cosas que pasan, compañeros poetas tomando en cuenta los últimos sucesos en la poesía. . . ¿Hasta cuándo postrarse de rodillas?, joooo, que miedo me da la fotoooo. Quita, quita, que yo me voy P´La Habana, y no vuelvo más! Uf, que hedor.

LA SEMANA SANTA DEL “ORDEN”
'Según las escrituras'
Lote turbio antidisturbios. . . Que paralizar pretendes órganos genitales, aumentar tuertos, lanzar como manifestantes entre flores, camuflados tus perros, a agujerear cabezas y palmar corazones, entre otros 'placeres' a seguir disfrutando por real gana; expandiendo 7.000 botes de humo entre gramíneas lacrimógenas envenenadas. Más que un lote, un super lote obsequio de la casa real de la baraja cuño y letra, marca, Cosa Nostra. Partida destinada íntegra por divino señor, de tu poder me espanto! Íntegra al Cuerpo Serrano Nacional` mader@- leña y palo, en un reparto proporcional de 196. 080 euritos diluidos en IVA y jabón, ah, al llegar ensalivar como perro, premio, sobres sorpresa!!!, de los impuestos, por el cántaro en la fuente que aplicarán por adjudicación decidida para finales de mayo, chorro del mes de las flores.
Sí, el ministro de los interiores, meapilas, Opus` no me dejes!, ha admitido en el Congreso de los Diputados que su departamento ha recortado subvenciones a un total de 43 víctimas de los GAL, reconocidas en la Ley de Víctimas del Terrorismo, “porque se ha acreditado su pertenencia al mundo de ETA". Fin de las cosas que pasan porque si, y porque no también, ya que las cosas pasan no más, porque tienen que pasar, eta kito.

Bajo el ojo del huracán se encuentran Mo-ss-@s
(Obra en un acto)
  • ¿Oigo? Favor de ponerme con el comisario Rubiales.
  • ¿Quién coño me llama?
  • Que mal gusto, por dios, el comisario Rubiales?
  • Que siiiiiiiii. . . que soy yo, el mismo!
  • Soy, Ramiro Ramos y Valiente, ministro de la Cosa Nostra, ya sabe, nuestra cosa, nuestro estilo, nuestro hacer, nuestra manera. . .
  • ¡Que me dice! Perdón Sr. ministro, es que llevo una mañanitaaaa. . .
  • Vamos a ver Rubiales, me falla el instinto y la zozobra me sacude por diestra, acláreme por favor, ¿que técnicas utilizan ustedes para detener a la gente?
(tras un desconfiado silencio, responde)
  • Pues. . . las de siempre Sr. ministro, las de siempre! Unas doscientas pelotillas de goma por minuto, algún que otro botecito de ahumar higadillos, en fin, las de toda la vida desde que Franco se proclamó general! Las que caracterizan lo que somos, el estilo inculcado que llevamos dentro! Pues eso, palo y más palo, sencillo; palo duro, palo hierro, palo lagrimoso, palo tentetieso, palo, más palo, y garrotazos por supuesto señor, en espaldas, cabezas, sexo, y lo mismo da que da lo mismo sobre bola grande que pequeña ministro, ovarios o huevos igual da que da lo mismo, eso ya sabe, ah, y a las piernas también, vaya usted a pensar que. . . Ahí bien, hasta dejarlas gangrenadas de por vida para que no nos hagan correr más; no tenemos tiempo para jugar con ellos al escondite inglés, sabe? De entrada ahí les dejamos, sin mover las manos ni los pies, je,je,je, lo dice el cantar! Y los pelotazos de goma, como manda la tradición de las normas, duros, contundentes, eficaces, que paralicen cabezas y testículos, para que se los extirpen como al valiente ese del 22M, el tal Gabriel R. S. Ya ve, señor ministro, cumpliendo órdenes superiores! No más, para eso estamos, señor! Que es eso de defenderse, con que derecho se atreven, eh! Es lo que hay ministro, ni más ni menos, lo de siempre desde que ganamos la guerra, esa que llaman revolucionaria, republicanos, separatistas, gentuza, cuando cojo uno de esos entre manos!
  • Pero Uds. no han hecho unos cursillos con el Mossad y la CIA, con presupuesto de éste ministerio, sobre nuevas técnicas sibilinas, que es de lo que va ahora la cosa, Cosa Nostra, de contrainsurgencia y detención de alborotadores, Rubiales, que buena pasta nos ha costado de los fondos del fango de los contribuyentes!
(Nuevo silencio tras los portones de la mugre)
  • Puessss. . . siiiiii. . . Pero es que los muchachos son muy ortodoxos sabe?, su fidelidad es absoluta, y a veces se calientan Sr. ministro, y no hay dios que los pare, ya usted sabe bien! Eso de inmovilizar al detenido, lo de los puntos de presión quiero decir, aunque son unos artistas a la hora de linchar, eso seguro. . pero todavía no han aprendido bien la técnica de retorcerlos y escurrirlos como ropa para el tendedero, ahí a secar colgaditos, y claro, alguno se nos va para mejor vida, que quiere que le diga. . .
(Tras otro silencio sin decoro, el ministro quedó patitieso, reacciona)
  • ¡Pero coñoooo, alguno, alguno. . . que ya son muchos Rubiales, y ahora para remate, lo del actor, tu te crees que se puede ir matando actores por ahí, sólo falta que nos monten una obra de teatro a lo Dario Fo, en plena calle, y nos apunten con el dedo al pasar!
  • Si quiere que hable con sinceridad le diré que, Mossos y Mossas, estar, están muy sensibles. Hay que ampliar la plantilla, señor ministro, son miles los incontrolados que toman la calle, cada vez hay más! Cómo no se nos va a ir la mano, normal, muy a menudo eso es bien cierto, además entre nosotros, ministro, dejémonos de bobadas, los actores son tan hijoeputas como los demás, o no!
Del otro lado del ministro se oye la voz nerviosilla de un sagutxu, leyendo en voz alta unos apuntes sobre un manual callejero “los puntos de presión son áreas anatómicas específicas que cuando son golpeados o manipuladas, causa inmovilización además de dolor, invalidez, o la muerte” Tras un breve silencio, dirigiéndose de nuevo al ministro que seguía a pie de teléfono, lee textualmente algo subrayado en rojo -escuche lo que declaró un enemigo del Estado, perdón, Sr. ministro, un experto en yudo quería decir:
<<Conozco una técnica llamada Mata León. . . Consiste en lograr tomar a tu oponente por detrás, pasando uno de tus brazos alrededor de su cuello de manera que su mentón quede sobre tu codo. Aproximadamente en siete segundos se puede desmayar el oponente. Claro está, dependiendo de la presión que se ejerza, puede lograrse en tan solo tres segundos.
Como toda técnica requiere de mucha y buena práctica. Es posible que la persona entre en paro cardíaco, hay que saber además, que no se traslada a una persona con dicha técnica, y que una vez hecha, no se hace nuevamente en la misma persona, al menos no inmediatamente. La presión del brazo y del antebrazo en esta técnica trabaja sobre las arterias carótidas. Coincido con los que manifiestan que es muy peligroso.
Recomiendo que no se haga, ya que puede provocar hasta la muerte, o paro cardíaco de la persona. . . piensa muy bien antes de hacer esto>>

(Se reanuda la conversación entre ministro y comisario)
  • ¡Me importa un carajo la muerte de un actor!, como si os cargáis a Paco Martinez Soria!
  • ¡Sr. ministro, ese ya está finado, además, era de los nuestros!
  • Lo se mameluco, es una forma de hablar, ¿acaso me tomas por gilipuertas?
  • ¡No, Sr. ministro, faltaría más!, se que dice lo que piensa, pero que no piensa en lo que dice, y por eso. . .
  • ¡Rubiales, que le envío a Afganistán!
  • ¡Válgame dios, Sr. ministro, tranquilícese se lo ruego!
  • Técnicas, técnicas sin huella, Rubiales, y, basta ya! Hasta para dar leña y caña al mono, si hace falta. Aténganse a las consecuencias, está avisado, hay que estar al día, oído, que más que Mossos y Mossas, parecen cabestros de las cavernas de la pos-guerra. . . policía sin freno, pero integral, Rubiales, integral! Cercana al pueblo, a las cepas de vino del campo y de bares de la ciudad, cercana lo justo claro, pero pelín cercana para disimular, se engaña mucho mejor, que Franco murió hace más de treinta años, Rubiales, que nos vamos a cargar la democracia y se nos va el chollo, coñoooo! Claro hombre!, hay que tener todo bajo manga, controlado, vigilado y que nadie se desmadre ni despierten sus héroes, entiende Rubiales, parece mentira hombre!, con la de años que tenemos juntos de oficio en la Cosa Nostra. Lo dicho, las hostias en comisaria sin cámaras, si es que todo hay que decirlo, no aprenden! Que no sois maderas ni maderos, picolos ni picolas, sois una policía moderna, autónoma, oíste: MODERNA. Eso, de guapos y guapas, con sonrisa por fuera y la procesión de hostias por dentro, Mossos y Mossas, pero con técnica Rubiales, sin cámaras, con T É C N I C A.
  • No, si ya lo digo yo. . . apuntar apuntalando, pero eso, CON TÉCNICA.

(Por otra de las líneas de comisaría)
  • ¿Comisario Rubiales?
  • Siiiiiiiiiiiiiii. . .
  • ¡Soy el sargento Morales!
  • ¿. . .Y?
  • ¡Se mea parecido la virgen, señor!
  • ¿Que se te qué. . . . . . . . ?
  • ¡Sencillo mi comisario, que el dios que conocemos no existe!
  • Morales, deja de joder anda, en serio, no te fíes de la virgen!
  • ¡Hay más, señor!
  • No tengo mucho tiempo, dime que más hay Morales, y corta el rollo.
  • ¡Que los malos somos nosotros!
  • Vaya con la virgencita.
  • ¡Todavía hay más!
  • Acaba de una vez antes de que pierda la paciencia.
  • Que en el 2015 habrá una revolución mi comisario, masónica-
    comunista - anarquista- separatista, y que nos cortaran el pescuezo a todos, incluido Ud. y al rey de bastos, señor!
  • Morales. . . Morales. . . tu has soplado más de la cuenta, ¿has vuelto al morapio, no?
  • ¡Nooooo, Sr. comisario! Se extinguieron las brasas de mi corazón por el alcohol desde que me abandonó la estupidez de querer ser torero, lo que pasa es que, pues eso señor, estaba yo con las ovejas de mi hermano allá por los montes de la Alcarria, cuando una lucecita lucera entre matorrales, me dijo. . .
  • Morales. . . deja las cepas tranquilas que lo que estás es ciego, que una cosa es arrimarse a la tierra y otra sepultarse en vivo en ella; ala, pégate una ducha de agua fría que tenemos que navegar las calles, Morales. Haremos una remontada espectacular esta vez, pa`que se enteren en Madrid quienes son los que mandan aquí a la hora de inmovilizar a los herejes, y tu tranquilito no te desmadres, que te meto un puro!
  • ¡Tranquilo mi comisario!, no me cuelgue, oigo?, ¡ah!, no, que decía yo, pues eso, que piense en lo del 2015. . .
  • ¡Moralesssssssss!
  • Rinnnnnnnn, rinnnnnnnnnnnn, rinnnnnnnnnn
(Aquella maldita mañana, el despertador de la casa del comisario Rubiales, no dejó de sonar durante buen rato; la pesadilla nocturna seguía de forma profunda pateando al oficial que abrir los ojos no podía, mezclando causas y azahares. La voz le volvió por fin al comisario que gritó desde su habitación:
  • ¡Macarena, prepara un desayuno fuerte, hoy tengo faena!, acaba de llamar el dueño de una terraza, me están esperando, salgo inmediatamente.
Uno de los dos, asesinados?
(vida y muerte de un actor)
Bajo mismos métodos en escasas horas en Barcelona, tras ser reducidos por los Mossos d`Esquadra, uno de ellos fue el actor y doblador catalán, Alfonso Bayard. Muerte que se produjo después de que dichos agentes, fueran requeridos por los dueños de un establecimiento comercial. . . “porque el fallecido se encontraba exaltado”
(al parecer molestaba a los clientes de la terraza del local)
Quiero recordar algunas de mis clases, alguna de ellas en centros de cultura, esos que en éstos momentos sólo contratan en ellas a “empresas” amañadas por la misma cofradía. En las que exponía que el actor-actriz, debe prepararse de forma consecuente “sin separarse en exceso del rebaño”, y enfrentar la vida de escena al límite. El actor es un “provocador” nato. Lo he dicho en muchas ocasiones, no es algo abstracto, está entre nosotros, ha de respirar con nosotros aunque tenga otro ritmo y se evada en personajes de la historia de otros siglos, vuelve a nosotros. Es un provocador de la risa y el llanto, del pensamiento, de la muerte y del nacimiento de lo más humano, de la miseria, de las contradicciones de la persona y de la sociedad.
Muchas veces yo misma he provocado, que llegaran al límite en el escenario de la vida real, la calle, nuestras calles y plazas llenas de gente, mercados, oficinas bancarias, agencias de viajes, casas consistoriales. . . Pequeños “laboratorios”, por decirlo de alguna manera, que les reafirma en el escenario, frente al público y así mismos.
Por suerte para mi y mis alumnos, hemos salido generalmente bien parados, ya que la “intromisión” tenía un límite, y ningún “público” se ha atrevido hasta ahora, a llamar a ningún funcionario del “orden” para restablecer dicho orden ciudadano que como todos Uds. saben, no se debe quebrantar bajo ninguna circunstancia y menos por cómicos d´ la laguna negra, gesto y lenguakilométrica acusada de la farándula allá donde estés, además. . . los fines justifican los medios, y si no pregúntenle al ministro del interior, a sus sotas de bastos, su rey de espadas y ejércitos entre nubes, aguas por donde quieran y tierras donde les sale por la entrepierna.

El teatro como toda expresión ciudadana 'controlado y vigilado'
(como dijo el ministro al comisario Rubiales)
Coincidiendo en días de carnaval, animé a uno de los cursos a disfrazarse, de tal forma que no los reconoció ni la calle donde nacieron, había que entrar en una sucursal bancaria!!! Ni qué decir tiene, que yo conocía a una trabajadora de la oficina, pero que de entrada nada sabía. . . armaron tal follón, que creyeron que era un atraco de verdad. Los empleados carraspeaban acojonadillos, el director se arrascaba los bolsillos, a punto estuvo de llamar a las fuerzas de “orden”, si al oído no llego ante mi musa tras el mostrador de la caja. 'Todo quedó en un susto', para empleados y clientes que no entendían que era una función gratuita de teatro en carnaval, y que quizá, no se repetiría más en sus vidas; por supuesto que no la iban a olvidar nunca, eso seguro.
En un mercado municipal fue todo lo contrario; charcuteros, carniceros, pescaderas, fruteras y más, montaron tal baile de carnaval con los aspirantes al mundo de la farándula que ni en Rio de Janeiro, y a media hora del “asalto” al banco!, peces en mano, manzanas y jamones a ritmo de samba. Risas muchas, más risas y alegría. Tampoco los aspirantes a actores y actrices, iban a olvidar jamás, pues estallaron aplausos en complicidad como si de un gran teatro medieval se tratara, buen escenario.

El colofón de ese día carnavalesco
Fue la “toma” de una Casa Consistorial
Alguien “mal intencionado”, nos había informado, que ciertos señores concejales y algunos técnicos guardaban en las “lacenas de los despachos manjares”, quizá de algún que otro favorcito? Y, como 'actores y actrices' habían trabajado mucho y bien, pues eso, sed además de hambre empezó a manifestarse saliendo a flote, y ahí no más nos plantamos a la caza del botín; algo tímidos ellos, pero dispuestos a descubrirlo y asaltarlo. Uf!, que manjares, era cierta la información, y sólo llegamos a dos de los técnicos, como sería el jaulón de los concejales? Los tenían guardaditos con siete llaves a porfía, no especifico, se pueden suponer que la bebida no faltaba además de las 'delicatessen' entre toma y saca de la saca de la lacena apuntalada. Salimos sin palos, sin técnicas Mata León ni ningún tipo de represión. Fue vistoso, y los pasillos de la, casa del pueblo?, sus dependencias se llenaron; disfrutó su gente, en cuanto se dieron cuenta que la cosa iba de humor y, premio, salimos con un “paquete navideño en mano”, ja, ja, jaaaa!!! Por supuesto se hacían los zorrillos negando en un principio tales existencias; pero entre, “broma”, y buena información. . . Y es que no hay nada como desenmascarar a los ladrones allá dónde guardan el botín!!!

Lo que pasó a un grupo de la farándula
En la época del finado Súarez
Llegaron una mañana, supongo que contratado su espectáculo, a una plaza de uno de los pueblos-dormitorios entorno a Madrid. Ni tiempo les dió a escenificar su ideario tragicómico. Empezaron a salir de una furgoneta, vestidos de algo parecido a “la imagen oficial” de los portavoces de ETA, osea con capucha, fusiles y pistolas de juguete. El intento era llegar hacer una parodia acerca de la represión, y del fascismo que impera desde, “ese final de guerra”, que no llega nunca. Apenas pasaron cinco minutos, quedaron además de rodeados por guardias civiles, apuntados con impresionante desafío entre pistolas y fusiles de los que si matan:
¡¡¡No disparen somos actores es-es-estamos tra-trabajando!!!
Disparar no dispararon pero tremenda paliza, cuando me enteré empezaron a desfilar figuras convalecientes en el espejo de mis ojos, jo!, como para no volver a hacer más teatro de calle, y menos, parodias “peligrosas”, que involucren al “orden” coñooooo -qué digo?, si te matan por menos, como al actor Catalá, por ir vestido así después de, 'matau', te queman colgado de una farola en la Plaza España de Madrid.

Roban el tiempo de vivir y soñar con los paraísos inalienables
El dique se va a romper. . .
Les acusaron de integración en banda armada, toma ya! Unos desaparecieron de dicho mundo mentado, otros se reconvirtieron en teatro para niños, otros a “la política”, que da menos sustos, se sufre menos, se vive mucho mejor, menos fatigas, los discursos te los escriben y no tienes que aprenderlos de memoria, interpretar bien es lo de menos, solo el personaje de malandro es importante, cuanto más robes más autoridad.

Supongamos que en su fuero interno, el actor catalán estaba ese día haciendo una terapia, en esa terraza ya maldita de dueños, de cuyo nombre no me quiero acordar. Claro que es más fácil dar órdenes, o en su caso llamar a las fuerzas del “orden”, que tratar a los seres como humanos, que va, no es fácil!, comunicar?, ufffff, puagggg, claro que cada uno tiene sus recursos. Pero yo se que para comunicar primero hay que saber hablar, a parte de querer y comprender antes de mandar al matadero. Sí, hay que estar capacitado para tratar al público, sobre todo cuando vives de él. También se que hay seres que se llaman humanos, eso es bien cierto, y saber no saben estimar más que al cajón del dinero, ni respetar ni siquiera servir café que ya es decir, y menos comunicar, observar para comprender antes de matar, ayudar a las personas como gente, escuchar a los jilguerillos desolados. Hay muchos que se están forrando de guita a raudales gracias a la venta de alcohol y otras hierbas, por ejemplo, sin saber tratar siquiera al lesionado por el “arma”, que a él, le asegura derecho a la propiedad privada y a la lujuria.

Sigo pensando que un actor
Tiene que estar abierto a la “provocación”
A éste no le dejaron intentarlo, lo asesinaron dos veces: la primera, porque no intentaron su amistad con la fuerza del amor que brinda el respeto, ese cariño que no debe jamás desaparecer en nuestras vidas; no escucharon su fondo humano, su nostalgia, quizá su pena ante una vida perra por dolorosa, mártir al final quizá de su propia esperanza. Claro, no era de esas empresas que luego hacen publicidad de tu negocio con su “cámara oculta”, que la mayoría de veces de forma patosona hasta, “autoritaria en muchos casos”, te tocan las bolas del planeta entrepierna de forma ásperamente cansina. La segunda, no le dispararon pero le asesinaron, “con métodos de convencimiento”, fulminándolo sin marcas de bala. Quizá, Alfonso Bayard, estaba atravesando una crisis emocional o crisis de subsistencia, quizá, es tal el aislamiento humano en el que vivimos en las ciudades saturadas de personal, “a su aire”, dónde el capitalismo más cruel nos despoja hasta del último aliento; límite que nos imponen entre vida y muerte, límite que aplicaron con saña refregada sobre un actor indefenso *Por eso yo jamás, lo dicho, perteneceré al reino de “Palencia”, jamás de los jamases, y grito en apoyo de Alfonso Bayard, unida al grito de Lola Gaos, maestra y ninfa de talento:
Jamás!
Hasta siempre compañero.

Maité Campillo (actriz y directora de teatro)
 http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/10724-el-escuadr%C3%B3n-de-la-muerte-vida-y-muerte-de-un-actor

No hay comentarios:

Publicar un comentario