martes, 29 de abril de 2014

Conferencia de Sabino Cuadra. Valoración de lo sucedido en Granada por Paco Cabrerizo


Conferencia de Sabino Cuadra. Valoración de lo sucedido en Granada
Como mi experiencia personal (muy directa) ha girado en torno a la conferencia de Sabino en Granada y sus 48 horas previas, paso a resumir mis propias conclusiones antes de que (de nuevo) infravaloremos la importancia de lo que pasado durante estos días...
No se puede extraer una conclusión objetiva de la accidentada estancia en Andalucía del parlamentario Sabino Cuadra, pues las circunstancias y resultados han sido muy dispares en cada una de las ciudades donde ha impartido sus conferencias; En todo caso, sí que hay una sensación común flotando en el aire de las tres jornadas andaluzas de Sabino: El nacionalismo español necesita urgentemente a ETA para seguir justificando su propia naturaleza represiva.
Como mi experiencia personal (muy directa) ha girado en torno a la conferencia de Sabino en Granada y sus 48 horas previas, paso a resumir mis propias conclusiones antes de que (de nuevo) infravaloremos la importancia de lo que pasado durante estos días:
1. A pesar del importante despliegue de medios y esquizofrenia de la caspa político/mediática granadina para que el acto de Sabino no se celebrase en la UGR, el acto se celebró con normalidad, y con una importante asistencia (150 personas) a pesar de la intensa criminalización. Pero sobre todo, el mayor logro simbólico es que se consiguió que esta conferencia se impartiese en un espacio público especialmente inadmisible para la Granada Eterna: "su" Universidad. Entiendo que es un hecho excepcionalmente gratificante en una tierra en la que, no olvidemos, la propia UGR ha suspendido en otras ocasiones conciertos o exposiciones de pintura porque así lo han decidido esos zombis de la política, la moral y el decoro, máxime con el grave precedente de la cagalera que sufría la Universidad de Jaén horas antes.
2. En esa misma línea, me ha sorprendido gratamente la entereza que ha mantenido la UGR frente al bombardeo de presiones de distinto signo e intensidad, desde los propios medios de comunicación (que han sido especialmente tendenciosos) hasta el PP andaluz, a través de su Responsable de Universidades, sin olvidar el triste ejemplo de la Universidad de Jaén el día anterior. Por supuesto que es la obligación de cualquier universidad garantizar el ejercicio la Libertad de Expresión en sus dependencias, pero lamentablemente, esta premisa se incumple con demasiada frecuencia.
3. Me repugna la falta de escrúpulos de estas asociaciones de vampiros electorales (VOX, UPyD, PP, etc), que no dudan en confiscar y manipular el dolor de las víctimas andaluzas del conflicto vasco; Su raquitico ideario político murió el mismo día en que ETA anunció que dejaba la lucha armada: Por eso necesitan urgentemente reinventar otra ETA o, al menos, inventar etarras. Valga como prueba de la sordidez de estas sanguijuelas la siguiente anécdota: Media hora antes de la conferencia, nos concentramos en la entrada del centro unos 150 defensores de la Libertad de Expresión, para apoyar a Sabino cuando llegase y garantizar la celebración del acto; En la acera de enfrente, una veintena de Gente-Como-Dios-Manda, entre ellas la concejala Mayte Olalla, que ha sido quien ha iniciado la campaña contra Sabino en Granada. De pronto, en el colmo de la desfachatez y la provocación, esta señora cruzó la acera y se puso a dar una rueda de prensa a un metro escaso de nuestra concentración, posiblemente con la intención de que alguien le recriminara algo y así demostrar ante los medios que eramos unos violentos... Intento fallido: nadie se indignó porque nadie la conocía.
4. Un dato muy preocupante y de reflexión obligada: Mientras que lo más rancio de la derecha granadina no ha dudado en usar toda su artilleria para evitar la celebración del acto, sin embargo ninguna organización de izquierdas ha manifestado públicamente la más mínima muestra de solidaridad hacia Sabino Cuadra y el SAT, ni siquiera desde el propio nacionalismo andaluz de izquierdas.
5. En cualquier caso, con la conferencia de Granada no solo le hemos arañado unos gramos de democracia a nuestros verdugos, sino que gracias a la campaña de VOX, PP, UPyD y otros clones similares, la figura de Sabino Cuadra ya es mucho más conocida y apreciada en Andalucía.
Paco Cabrerizo. Sindicalista del SAT-Granada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario