viernes, 7 de marzo de 2014

Carta del preso comunista Lucio García Blanco

Bueno, este año por la lluvia que está cayendo casi tengo la sensación de que estoy en Asturias, y eso evita que haga mucho frío. 

Por las historias de internet que me has
enviado se puede percibir que va creciendo bastante la solidaridad con nosotros, y en particular la campaña por la grave situación de Arenas, lo que supone un freno para contener los abusos carcelarios, y un elemento político muy importante en estos momentos para elevar el nivel de conciencia de los trabajadores y desarrollar el Movimiento Político de Resistencia.
También me ha gustado el artículo “Transición y Constitución” de Olarieta, que se puede decir que está orientado a los elementos con cierto nivel teórico, lo que también es positivo.


En ese sentido, en unas ocasiones hay que escribir para elevar el nivel de los militantes y los elementos más avanzados y, en otras, para un público algo más numeroso.
Lo mejor que nos ha dejado el 2013 ha sido la salida de prisión de once camaradas, verdaderos cuadros formados política e ideológicamente, que pueden desarrollar una importante labor de organización y propaganda partidista. También tiene una importancia política que seis de ellos hayan salido por el palo que desde el TEDH de Estrasburgo le han dado a la criminal doctrina Parot. Y muy pronto tendrán que abrirle las puertas a Enrique Cuadra. Estos camaradas podrán hacer una buena denuncia del atropello represivo que implica la aplicación de esa doctrina, de toda la legislación de excepción con la que nos imponen elevadísimas penas por motivos políticos, y del tribunal especial de la Audiencia Nazional, heredera del TOP. En estos momentos de aguda crisis política del Estado, es realmente primordial enfatizar en el verdadero carácter fascista del régimen, que es de donde se derivan todos sus abusos, la supresión de los más elementales derechos democráticos y la implantación de leyes represivas como la de “seguridad ciudadana” que nos quieren imponer próximamente, la corrupción etc.
Ayer mismo escuche por la radio que, creo que el fiscal general de la Audiencia Nazional, denegaba la petición hecha por la jueza Argentina, de extraditar a este país al torturador González Pacheco “Billy el Niño” con el argumento de que las atrocidades cometidas por él ya habían prescrito. Ni que decir tiene que esto no es ninguna sorpresa. Pero también comentaban que hay cientos de denuncias por crímenes en el despacho de la jueza argentina, y que está muy pronto pedirá la extradición de decenas de exministros de Franco y otros responsables del que ya se calificaba como el segundo genocidio mundial del siglo XX, que ha continuado en la llamada transición a distinto nivel.
Aquí, lo importante es que las masas pierdan el miedo definitivamente y se lancen a la calle exigiendo la condena de ese genocidio y del conjunto del régimen fascista, la depuración de responsabilidades judiciales y políticas, y el rescate de la memoria histórica realmente objetiva. Y así mismo, habría que exigir responsabilidades a los partidos políticos que establecieron esa especie de ley de punto final o amnistía para el genocidio y las genocidas, enmascarando el fascismo con la careta de un régimen parlamentario. La realidad es que, poco a poco, se va creando un clima político cada vez más favorable para que las cosas puedan ir en esa dirección.
Por otra parte, es bastante significativo que entre los peperos empiecen a agudizarse las contradicciones internas, y cierta división. Se nota que les ha dolido bastante el asunto de la doctrina Parot, aunque aún les tiene más enfrentado el tema de las alianzas en la política exterior, entre pro-europeístas y pro-yanquis, y otras cuestiones de política interior en el terrero económico en el territorial con el referéndum catalán, etc. Así como el asunto de la corrupción. Pero en mi opinión, el tema que más está exacerbando los enfrentamientos es el profundo desgaste político que viene sufriendo el gobierno, como consecuencia de la creciente lucha de las masas populares en la calle contra el conjunto de sus políticas. Y el regreso al fascismo más duro. Es bastante significativo que hayan tenido que dar marcha atrás de momento, en sus intenciones de privativa la sanidad madrileña. La “derrota” en el barrio de Gamonal es poco importante para ellos, pero es muy positiva para el movimiento de lucha. Más tampoco hay que pasar por alto que tienen bastante difícil el llevar adelante la Ley Wert en la enseñanza, la reciente Ley sobre el aborto o la Ley de seguridad ciudadana.
De los estragos de esta batalla interna del PP, además del nuevo partidillo que ha surgido y determinados desplantes, de algunos liderillos, cabe señalar la fulminante destitución de Pedro J. Ramírez y su equipo de la dirección del periódico “El mundo” pero la “guerra” continúa.
Otra cuestión importante es la situación que se viene dando en Ucrania. Las contradicciones imperialistas entre Rusia y EEUU ligados a Europa circunstancialmente, son sin duda el trasfondo de las radicales protestas que se vienen desarrollando en este país contra el ministro Yanukovich. La pugna entre los dos grandes bloques por conseguir poner bajo su órbita a un país situado estratégicamente entre Rusia y Europa, con un destacado peso económico y demográfico, ha desatado la revuelta de los proeuropeos ucranianos; y la situación ya camina hacia un escenario realmente peligroso, tanto para Ucrania como para el ámbito internacional.
Aquí bien se puede decir que los manifestantes les han echado huevos al asunto, levantando barricadas y enfrentándose a la policía con palos, gases lacrimógenos, bengalas etc. Pero, paradogicamente, los medios de prensa, radio y TV de nuestro país, que estigmatizan a los manifestantes de aquí con calificativos como violentos o terroristas en cuando mueven un contenedor de basura o se defienden de las cargas de la policía, están tratando con suma complacencia, y hasta estimulando la violencia de “esos bravos luchadores por la libertad”. Ver para creer. Además, diversos dirigentes políticos de alto nivel de Alemania y los EEUU se han sumado a las movilizaciones, y hasta una misión de la UE, no solicitada por este país, se ha desplazado a Kiev para “estudiar supuestas violaciones de derechos humanos”. La cosa tiene miga teniendo en cuenta lo que hace aquí la policía en nuestras manifestaciones.
¿Qué intereses se esconden detrás de toda esa movilización ucraniana? Baste señalar que en el acuerdo de adhesión con Europa, esta exigía que Ucrania tomase medidas que afectan a los intereses de las clases populares como la subida del precio del gas, la privatización de gran parte de su economía estatal, la reducción del déficit presupuestario, congelaciones salariales, etc. Esto supone ya una buena pista para que nos hagamos una idea del carácter político e ideológico que motivan a los manifestantes ucranianos, al margen de que pueda haber entre ellos algunos equivocados de “guerra”. Eso ocurre en todos los lados.
Se trata de los mismos protagonistas que desarrollaron las llamadas “revoluciones naranja” contra el revisionismo que había suplantado (desde  décadas atrás) a los regímenes socialistas en los países del Este. Predominan, por lo tanto, las organizaciones vinculadas a las ONGs de los EEUU, dispuestas a “extender la democracia” por el mundo. Lo que supone hacer abiertamente lo que la CIA venía haciendo con anterioridad de forma clandestina. En general, la llamada oposición a Yanukovich se presenta con las viejas consignas genéricas y abstractas de la burguesía, “contra la corrupción y por la democracia y la libertad” etc. Ni por asomo hacen una mínima crítica al sistema capitalista, a su sobreexplotación y su opresión o a sus desorbitadas tasas de paro y su creciente miseria. En la revuelta ucraniana se han visto numerosas banderas rojinegras del ejército ucraniano colaboracionista con los nazis en la II Guerra mundial, y también las del partido fascista Svoda, con representación en el actual parlamento. En fin, que estamos ante un movimiento profundamente reaccionario manipulado por el imperialismo de los EEUU y de Europa.
Un fuerte abrazo.

Lucio
 
2 de febrero, Cárcel de Topas
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario