viernes, 28 de febrero de 2014

Gracias a nuestro gobierno, los subsaharianos pasan a mejor vida, una reflexión de Vázquez de Sola




Gracias a nuestro gobierno, los subsaharianos pasan a mejor vida, una reflexión de Vázquez de SolaEntre mentiras, tergiversaciones, desmentidos y contradicciones, los jefes del chiringuito estatal amenazan con una lluvia de fuego a quien calumnie a la Guardia Civil de haber ayudado a eutanasiarse a quince –o las que sean- víctimas del hambre a la que la Globalización les había condenado.

Si, respetables jefes, tienen ustedes razón cuando mienten, los guardias que disparaban al blanco –es un decir, era al negro- no lo hacían por capricho deportivo, sino porque están obligados a obedecer.
Lo que me parece monstruoso es que haya hombres, nacidos libres por principio, que se vean obligados a obedecer, contrariando sus conciencias. Suponiendo, que es mucho suponer y en contradicción flagrante con la evidencia, que no hubieran disparado y que las víctimas se estuvieran ahogando porque no sabían nadar, ustedes respetables jefes, ¿ignoran que es un deber, para cualquier ciudadano, socorrer a quien se encuentra en peligro? ¿Ignoran ustedes que no hacerlo está tipificado como delictivo? ¿Los guardias no son ciudadanos sujetos a la Ley?
Este crimen atroz, unido a los recortes que pesan sobre la educación, la cultura, la sanidad, la vivienda y la nutrición, creo que puede calificarse como genocidio.
Sobre todo, pensando que medran, pateando sobre el hambre, la muerte y la desesperanza, los mismos –¿o son sus hermanos?- jefes corruptos que ordenan ayunar, embrutecerse y vivir a la intemperie a los autóctonos y ayudar a pasar a mejor vida a  los foráneos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario