miércoles, 17 de febrero de 2016

Perspectivas políticas para el 2016 ¿QUIÉN QUEDA FUERA DE LA UNIDAD POPULAR?

"...La escasa o nula voluntad política de los gobiernos para enfrentar a las clases dominantes y la ausencia de una izquierda coherente supondrán una mayor precarización de la clase trabajadora..."

EDITORIAL DEL Nº 22 DE ESPINETA AMB CARAGOLINS.-

Más allá del color y las siglas, la tendencia apunta -afirma el colectivo editorial de la revista Espineta Amb Caragolins - a la conformación de un gobierno que responda al Gran Capital financiero, que proporcione "estabilidad" a los inversores y cumpla con los pagos de la Deuda Externa (...).


En el anterior número nos propusimos hacer un balance de lo acontecido durante el año 2015. No sabemos que tal nos salió. Pero lo intentamos. Para el presente número nos proponemos delimitar las perspectivas de cara al 2016. Tarea difícil. No sin antes recordar a las y los lectores que, con éste número, nuestra humilde publicación cumple 2 años! -conste que no tiene vida propia y de ningún modo queremos fetichizarla-. 

    Si el contexto internacional del 2015 estuvo marcado por lo que denominamos Guerra Total debido a las incursiones militares que le vinieron en gana a EEUU arrastrando a la OTAN y al conjunto de los gobiernos europeos, sean del color que sean, el 2016 no será distinto: ninguna de las aventuras militares muestra un final en el corto plazo sino todo lo contrario. La profundización no necesariamente se manifestará militarmente. Los últimos movimientos de la FED  al incrementar el precio del dólar suponen un duro golpe a las economías emergentes, principalmente a las latinoamericanas. Los constantes movimientos en el precio del petróleo también van encaminados a la desestabilización de gobiernos enemigos del Imperio como pueden ser Venezuela, pero también  un toque de atención para aquellos aliados, como Arabia Saudita, que no están conforme con los acuerdos entre EEUU e Irán y, además, comienzan a ver con buenos ojos la posibilidad de profundizar los negocios en el continente asiático.

La escasa o nula voluntad política de los gobiernos para enfrentar a las clases dominantes  y la ausencia de una izquierda coherente supondrán una mayor precarización de la clase trabajadora
    Pero mientras el Imperio impone hay países que intentan defenderse. El conflicto en Siria alertó a los EEUU de que Rusia puede ser un competidor en la industria armamentística. El canal marítimo en Nicaragua financiado por China pone de manifiesto los intereses del gigante asiático en la región: espacio geoestratégico importantísimo para los intereses norteamericanos. El 2016 será un año importante para la CELAC : quizás por fin la OEA  deje de ser, como la bautizó Fidel Castro, el "ministerio de colonias yanqui-canadiense".

   En el plano europeo nada indica que los ajustes económicos vayan a cesar: el TTIP  es un ejemplo. La escasa o nula voluntad política de los gobiernos para enfrentar a las clases dominantes  y la ausencia de una izquierda coherente supondrán una mayor precarización de la clase trabajadora del continente.
Más allá del color y las siglas la tendencia apunta a la conformación de un gobierno que responda al Gran Capital financiero.
    La política institucional en el Estado español parece ser compleja. ¿Quién gobernará? No nos proponemos especular sobre el nombre del futuro presidente. No tenemos la bola mágica. Más allá del color y las siglas la tendencia apunta a la conformación de un gobierno que responda al Gran Capital financiero. Un régimen que proporcione "estabilidad" a los inversores, que cumpla con los pagos de la Deuda Externa y lleve a cabo cuanto recorte y privatización sea necesario. Los tiempos de la negociación importan -cuanto antes mejor- pero el poder (UE-BE-OTAN) sabe que alcanzar lo esencial  (la gobernabilidad institucional sin nuevas elecciones), demanda tiempo y no dudaran en concederlo. "El País", lo fija en 12 ó 13 semanas. Un gobierno de transición que lleve a cabo las tareas "sucias"…Y que mejor si en esta administración entran todos, ¿no?

    En la editorial del 11 de septiembre de 2015 preguntábamos: La Unidad Popular ¿bajo la dirección o la jefatura de qué o quién? En Catalunya tenemos gobierno autonómico liderado por una persona de CDC con el apoyo de la CUP. ¿De esto se trataba la Unidad Popular? ¿Quién queda afuera?

    Nuestra lectura es crítica con aquellos sectores convencidos de que Artur Mas ha sido arrojado a la papelera de la historia. Pensamos que el enroque permite al ex President convertirse en el interlocutor más fiable -nos aferramos a la historia del Pujolismo- con el Estado español mientras reorganiza el Partido para la nueva coyuntura de recentralización estatal.

    En cuanto al acuerdo entre la CUP y JxS que permitió que Puigdemont sea investido President de la Generalidad se nos plantean algunos interrogantes:

   ¿Por qué se sentó la CUP a negociar voluntariamente?
Más que nunca pensamos que toca sumergirse en el barro. Bucear con y entre las clases populares dándole especial importancia a las tareas de organización, formación y propaganda
    ¿No era conveniente acumular fuerzas en la calle, continuando con el periodo abierto desde la irrupción del 15M, hasta forzar un llamado "telefónico" que permitiera negociar desde una correlación de fuerzas más favorable? 

   ¿Se estaba negociando la proclamación de la República Catalana o la dirección del movimiento independentista? 

   Respecto a la proclamación de la República Catalana, cuando se renuncia a líneas rojas, como la salida del euro o la OTAN en la primera mesa de negociación, ¿qué tipo de República se buscaba construir? La construcción primero de un Estado y la lucha contra la burguesía después ¿no es etapismo?  

   Teniendo en cuenta el segundo aspecto, la dirección del movimiento independentista, ¿acaso no es ingenuo creer que sin ningún tipo de inserción en la clase trabajadora y sin controlar los sectores estratégicos de la comunicación podía lograrse con sólo declaraciones de buenas intenciones?

   Por otro lado se nos dice que el pacto sólo compromete a la CUP de cara a lo que concierne al Procés:

    El retraso en el pago de la paga extra de 2012 a los y las funcionarias cuando en el resto del Estado ya lo cobraron todos y todas y la partida de dinero ya fue repartida ¿no es un recorte? y con el resto de pagas adeudadas ¿qué va a pasar?

    ¿Es posible no aprobar los presupuestos autonómicos del 2016 y al mismo tiempo no frenar el Procés? ¿Cómo? La abstención por parte de los regidores de la CUP en Reus para que salieran adelante los presupuestos de CDC ¿es un preámbulo?

    Y ahora se llama, desde la CUP, a reactivar la calle como si de lo que se tratase es de abrir un libro por la página en dónde se abandonó la lectura. 

    Si algo quedó reflejado es que sólo existe un proyecto de Estado… y es el encabezado por Junts pel Sí. Queda esperar que margen hay para dar un golpe de timón. 

   Por eso más que nunca pensamos que toca sumergirse en el barro. Bucear con y entre las clases populares dándole especial importancia a las tareas de organización, formación y propaganda. Porque nos hemos de preparar y organizar para una contienda que vaya más allá de depositar el sobre en una urna y esperar a que la vieja política se cambie la ropa para aparentar que es nueva.


Febrero 2016

Notas y referencias bibliográficas:

1 Federal Reserve System, también conocido como Reserva Federal

2 Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños

3 Organización de los Estados Americanos

4 Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión
5 En nuestra editorial de diciembre 2015 aclarábamos que el estapismo consiste en separar la tareas "democráticas", o "burguesas", o "agrarias", o de "liberación nacional", de las tareas específicamente socialistas.

http://canarias-semanal.org/not/17786/-quien-queda-fuera-de-la-unidad-popular-/ 


https://espinetambcaragolins.wordpress.com/

https://espinetambcaragolins.files.wordpress.com/2016/02/espineta-num22-castellc3a0-web.pdf



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada