sábado, 13 de febrero de 2016

Jueces contra la democracia (carta abierta de Carlo Frabetti a Manuela Carmena)

".... ¿Qué quiere decir que la petición de ocho años de cárcel es “excesiva”, que con cuatro sería suficiente? ¿Qué diferencia hay entre tu actitud y la de los jueces a los que hace poco más de un año denunciabas en tu ponencia sobre la tortura? ¿Qué diferencia hay entre un ex policía franquista metido a juez que atenta contra los derechos más básicos y una ex juez metida a alcaldesa que no los defiende? ¿Qué diferencia hay entre el execrable juez Garzón y la acomodaticia juez Carmena, entre los necios que apoyaron al primero y los ilusos que apoyan a la segunda? ¿Cómo os atrevéis, tú y tus colegas socialdemócratas, a autoproclamaros “jueces para la democracia”?...."
Como seguramente recordarás, en julio de 2014, en el marco de la Semana Negra de Gijón, coincidimos en una tensa mesa redonda sobre la tortura. Primero habló el psiquiatra Guillermo Rendueles, que llevó a cabo una estremecedora descripción de los efectos psicológicos de la tortura; luego interviniste tú, y dijiste sin ambages que la tortura es una práctica habitual e impune en el Estado español, y que los médicos forenses y los jueces miran hacia otro lado incluso en los casos más flagrantes; y por último intervine yo, y empecé diciendo que, tal como se desprendía de tus palabras, este es un Estado terrorista (y no solo por su pertenencia a la OTAN). Y cuando terminé de hablar, te faltó tiempo para coger el micrófono y decir que tú no habías insinuado en ningún momento que este fuera un Estado terrorista, y que lo único que se desprendía de tus palabras era que vivimos en una democracia imperfecta.

Tu compulsiva aclaración (que fue oportunamente contestada desde el público) me recordó la de otro supuesto letrado progresista, Carlos Jiménez Villarejo, en un acto sobre el proceso de paz en el País Vasco celebrado en el Ateneo de Madrid en 2007; una aclaración tan irracional como la tuya y que en su día me llevó a escribir un artículo (que acabaría convirtiéndose en una serie) titulado Pensamiento discreto, en el que, entre otras cosas, decía:

Jiménez Villarejo, que acababa de demostrar con los más contundentes argumentos jurídicos que nuestro supuesto Estado de derecho es una burda falacia, manifestó su desacuerdo con un interviniente del público y dijo que, aunque imperfecta, tenemos la suerte de vivir en una democracia… No tuve tiempo ni ganas de preguntarle a Jiménez Villarejo cómo se las arreglaba para hacer compatible la democracia con el terrorismo de Estado, la tortura, la brutalidad policial, la manipulación legislativa, la anticonstitucional política penitenciaria y otras “imperfecciones”… ¿Qué pensaríamos de alguien que aceptara las dos premisas de un silogismo y negara su conclusión? Alguien que dijera, por ejemplo: “Todos los hombres son mortales; Sócrates es un hombre; pero Sócrates no es mortal”. Pensaríamos, con toda razón, que, una de tres: o está loco, o es un discapacitado mental, o nos está tomando el pelo… Pero, por increíble que parezca, este tipo de aberraciones intelectuales están a la orden del día, y si bien en el caso de los políticos de oficio y beneficio está claro que se trata de una perversión consciente y deliberada, cuesta creer que todos los que incurren en la grosería del cogitus interruptus sean locos, farsantes o descerebrados. La explicación de este preocupante fenómeno hay que buscarla, al menos en parte, en la imagen fragmentada, discontinua -discreta, en el sentido físico-matemático del término- que de la realidad nos ofrecen los medios de comunicación y el propio discurso dominante que vehiculan. El videoclip y el spot publicitario son los paradigmas de la comunicación moderna (o posmoderna), comprimida y sincopada, veloz y efímera. La información se recibe por ráfagas dispersas e inconexas; los eslóganes y las consignas sustituyen a la reflexión ética y política… En consecuencia, el pensamiento mismo tiende a fragmentarse, a perder unidad y coherencia, y la presión social (cuando no el terrorismo de Estado) hace el resto: los dos sentidos del término “discreción” (discontinuidad y prudencia) confluyen y se refuerzan mutuamente, actúan de forma sinérgica como inhibidores de la razón.

Y esa “discreción” inhibidora ha presidido desde el principio tu actuación como alcaldesa, que ha culminado con la vileza de llamar “deleznables” a un par de titiriteros encarcelados por el criptofascismo reinante y “excesiva” a la represión brutal de que han sido objeto. En primer lugar, y puesto que “deleznable” significa, literalmente, “que se deshace o disgrega con facilidad”, ¿no crees que el adjetivo es más aplicable a ti misma y a tu inconsistente organización política? Y en segundo lugar, ¿no te das cuenta de que calificar de excesivo a lo intolerable es convertir en cuantitativa una cuestión que para cualquiera que tenga dos dedos de frente y otros dos de dignidad es obviamente cualitativa? ¿Qué quiere decir que la petición de ocho años de cárcel es “excesiva”, que con cuatro sería suficiente? ¿Qué diferencia hay entre tu actitud y la de los jueces a los que hace poco más de un año denunciabas en tu ponencia sobre la tortura? ¿Qué diferencia hay entre un ex policía franquista metido a juez que atenta contra los derechos más básicos y una ex juez metida a alcaldesa que no los defiende? ¿Qué diferencia hay entre el execrable juez Garzón y la acomodaticia juez Carmena, entre los necios que apoyaron al primero y los ilusos que apoyan a la segunda? ¿Cómo os atrevéis, tú y tus colegas socialdemócratas, a autoproclamaros “jueces para la democracia”? ¿Quién es más impresentable, la anterior alcaldesa de Madrid, que con su arrogancia e incompetencia desprestigiaba a la derecha, o la actual, que con su pusilanimidad e incompetencia desprestigia a la izquierda? Por si alguien no se ha dado cuenta, son preguntas retóricas. 


La metadona de los pueblos


Carlo Frabetti en ecured

 

http://2014.kaosenlared.net/kaos-tv/author/492-carlo-frabetti

 

contra el imperio
A los pocos días de los ataques al WTC y al Pentágono, y a la vista de la respuesta de los poderes establecidos y los medios de comunicación occidentales, escribí un breve texto titulado "Contra el Imperio", con idea de reunir firmas de personas vinculadas al mundo de la cultura y publicarlo en algún periódico a modo de manifiesto o de réplica al discurso oficial.
No lo conseguí, y entonces decidí difundirlo por Internet y convertirlo en punto de partida de un pequeño serial, una especie de diario de guerra, o contra la guerra, que me permitiera reflexionar sobre lo que está ocurriendo, sobre sus causas ocultas y sus auténticos objetivos, sobre esta "guerra tibia" (ni fría ni caliente, y ambas cosas a la vez) que amenaza con convertirse en la Tercera Guerra Mundial, que acaso ya lo sea.
Así, lo que empezó siendo un manifiesto se convirtió en una serie de soflamas y panfletos electrónicos, y la serie se ha convertido en un libelo, que, tal como van las cosas, acabará siendo un libro. O que ya ha empezado a serlo: un libro al que cada día le crece una nueva página, y cuya mayor aspiración es dejar de crecer lo antes posible.



+1 Contra el imperio
+2 El imperio contraataca
+3 Los colmillos de Bush
+4 Ni un minuto de silencio
+5 Injusticia infinita
+6 Fraternidad imparable
+7 Justicia poética
+8 Arma definitiva
+9 Guerra Tibia
+10 El rugido de los borregos
       +11 Casus Belli
+12 Las 3 B del imperio
+13 Ultimátun a Estados Unidos
+14 Todos contra el terrorismo
+15 No dejemos solo a Israel
+16 No ha habido un holocausto
+17 No podemos condenar los ataques del 11S
+18 Un buen trato
+19 Alí Babá y los cuarenta ladrones
+20 Terrorismo y cultura

+21 La misma canción
+22 Muerte y condenación
+23 Fuck the Empire
+24 Fascismo "inteligente"
+25 Medio cómplices, medio víctimas
+26 Cuestión de envase
+27 Daños coverticales
+28 La izquierda despatarrada
+29 El binarismo, fase superior del maniqueismo
+30 Embargo al imperio
       +31 Arriba España
+32 El Síndrome de Cincinato
+33 Injusticia y desorden
+34 Ha sido Alberti
+35 Todos somos palestinos
+36 La red es nuestra
+37 El entorno
+38 El pesimismo como coartada
+39 La fuerza del vampiro+40 El otro entorno

+41 No pueden vernos
+42 El gran hermano carnívoro
+43 Invitación al bushicidio
+44 Arrasar el desierto
+45 La segunda revolución contracultural
+46 Síntesis: 11-S IS $
+47 Síncope
+48 Proyección
+49 El Síndrome de Atila
+50 La guerrilla contrainformativa
       +51 Idiotas morales
+52 Charca de necedad
+53 El mercado del miedo
+54 La venganza del samurai
+55 Caza de Brujas
+56 Contra la guerra vale todo
+57 Coplas Imperiales
+58 Soldadito
+59 El complejo de Frankestein
+60 El lobo y el raposo

+61 Si un hombre muerde a un perro
+62 IV Reich
+63 Yo también soy terrorista
+64 Villancico palestino
+65 Terror y miseria
+66 EEUUTANASIA
+67 Coplas Imperiales II
+68 Adivinanza
+69 Rodarán Cabezas
+70 Coplas Imperiales III
       +71 La Educación
+72 Incidentes embarazosos
+73 No basta con el desprecio
+74 ¿Qué hacer?
+75 Guantanamera
+76 Póquer de Reyes
+77 Horrorismo
+78 12-S
+79 Proscritos
+80 La Bestia

+81 El velo y la corbata
+82 Volteriana
+83 Veinte años después
+84 El precio
+85 Falsas simetrías
+86 Orinar es fácil
+87 Sadam y la Mortadela
+88 La cara del verdugo
+89 Células antiimperialistas
+90 La violencia confortable
       +91 La casa en llamas
+92 El canto de los partisanos
+93 La madre de todas las batallas
+94 Metarredes
+95 Vuelve el Tití
+96 Baltasar el Apóstata
+97 Cine Si, Guerra NO
+98 El nuevo cerco de Numancia
+99 La madre de todas las manifestaciones
+100 Plumas y pistolas
+101 Todos somos terroristas
+102 Operación "Libertad para Estados Unidos"
+103 Armas de destrucción masiva
+104 Por una poética antibélica
+105 La madre de todas las batallas ha comenzado
+106 La universidad contra la barbarie
+107 Maldita sea la guerra y los canallas que la apoyan
+108 Los brigadistas sí nos representan
+109 Hijos de puta
+110 Los brazos de Alí
        +111 La libertad de expresión tras el 12-S
+112 El pecado original
+113 Un nuevo proyecto histórico
+114 El espejo del pueblo
+115 Cuba libre
+116 Palabras y Estandartes
+117 La línea divisoria
+118 Otra razón para escribir en Gara
+119 Asociación Contra el Uxoricidio Policial
+120 Los demonios respondones
+121 Los asesinos de Couso
+122 Puro terrorismo
+123 Ricas y famosas
+124 El tamaño de la Revolución
+125 Condenados Condenantes
+126 La otra desesperación
+127 El pueblo armado
+128 El síndrome de Babel
+129 Sin complejos
+130 El silencio de los lobos
        +131 Cantidad y calidad
+132 Calumnia, que algo queda
+133 Caminar erguidos
+134 Votación espontánea
+135 Terrorismo judeocristiano
+136 El valor de las víctimas
+137 La cobardía de los lobos
+138 Todos somos putas

Carlo Frabetti en la wikipedia

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario