jueves, 24 de diciembre de 2015

La ansiedad de Israel esperando la respuesta de Hezbolah sumió al país en un silencio sepulcral . inSurgente

inSurgente. VIVIR CON MIEDO: El gobierno sionista se ha convertido en un centinela sombrío y fúnebre; cada minuto, cada hora que pasa sin que ocurra nada los pone más nerviosos y ansiosos. No hablan, no hacen declaraciones, no se adjudicaron el ataque que asesinó a Quntar, los comentaristas políticos y/o militares lo único que hablan es del discurso de Nasralah (líder de Hezbolah) pero se cuidan muy bien de no hacer comentarios ofensivos o que puedan interpretarse como irrespetuosos.

“Los israelíes deben esperar la respuesta de Hezbolá a partir de esta tarde”, señaló el periódico Israel Today en su sitio de Internet al finalizar el discurso del secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, el lunes por la tarde, fue lo peor que pudo decir porque desde ese momento no hacen otra cosa que esperar. Y la espera mata
Una vez más, Tel Aviv ha comprendido que ha cometido un error en lo que se refiere a sus estimaciones sobre la naturaleza de la respuesta de Hezbolá.

El shock que ha sufrido Israel se refleja en su mutismo mediático y político. Los medios sionistas se han contentado con informar acerca de las declaraciones del Sayyed Hassan Nasralá absteniéndose de todo comentario.

La cobertura mediática del discurso recoge grandes partes del discurso de Sayyed Nasralá y sus acusaciones contra Israel con respecto al asesinato que tuvo lugar mediante el lanzamiento de misiles desde dos aviones israelíes contra un edificio.

Sayyed Nasralá afirmó que Quntar formaba parte de las filas de Hezbolá y, por lo tanto, la respuesta era inevitable.

Por su parte, los responsables israelíes se han abstenido de reivindicar el ataque.

El comentarista de temas militares del Canal 2 de la televisión israelí Roni Daniel aseguró que el Ejército israelí espera todas las reacciones posibles de Hezbolá.

“Debemos comprender que no existe un gran abanico de posibles respuestas. Nasralá quiere llevar a cabo una acción que esté a la altura del asesinato, pero sin crear un conflicto con Israel. Es difícil imaginar que Hezbolá dé un paso que provoque una guerra con Israel”, afirmó.

Otro comentarista de temas militares del Canal 2 de la televisión israelí, Alon ben David, manifestó que esperaba que Israel no hubiera cometido un error de cálculo en su estimación de la importancia que tenía Quntar para Hezbolá, subrayando que el canal Al Manar difunde flashes frecuentes sobre su vida. “Esto demuestra que Hezbolá se toma en serio su asesinato y responderá evidentemente”, indicó.

El Ejército israelí ha tomado una serie de medidas preventivas a lo largo de la frontera con el Líbano y ha cambiado la rutina de sus acciones.

 

NOTICIA ESTRECHAMENTE RELACIONADA en inSurgente


"...Para nosotros, la preocupación de la administración norteamericana y el lanzamiento de nuevas formas de guerra nos confirman que estamos en la vía correcta.

Nosotros no estamos tampoco marginados a los ojos de los estadounidenses. Ellos admiten que Hezbolá juega un papel primordial en hacer frente a los proyectos de la arrogancia mundial. Hemos saboteado varios proyectos israelíes en la región desde 1982. Formamos parte de un frente que ha asestado duros golpes contra el proyecto norteamericano- sionista...."



Cada día nos levantamos con el corazón en zozobra por los acontecimientos funestos que golpean al planeta. Cada amanecer hay una noticia que anuncia una nueva violación de soberanía a determinado país, una agresión, una nueva injusticia, un nuevo asesinato. Ayer hubo una que me estremeció particularmente: Samir el Qantar, combatiente de la Resistencia Libanesa, fue muerto en un bombardeo israelí dirigido contra un edificio en las proximidades de Damasco, capital de la martirizada Siria. Samir Qantar, Dario de Urra Torriente y Wafica Ibrahim La historia de la vida de Samir me impulsó a escribir estas notas como humilde homenaje a su memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada