miércoles, 23 de diciembre de 2015

"Ha muerto un entrañable amigo". Por Dario de Urra Torriente. (Ex Embajador de Cuba en Libano)

Cada día nos levantamos con el corazón en zozobra por los acontecimientos funestos que golpean al planeta. Cada amanecer hay una noticia que anuncia una nueva violación de soberanía a determinado país, una agresión, una nueva injusticia, un nuevo asesinato. Ayer hubo una que me estremeció particularmente: Samir el Qantar, combatiente de la Resistencia Libanesa, fue muerto en un bombardeo israelí dirigido contra un edificio en las proximidades de Damasco, capital de la martirizada Siria.



Samir Qantar, Dario de Urra Torriente y Wafica Ibrahim
La historia de la vida de Samir me impulsó a escribir estas notas como humilde homenaje a su memoria.
Quién era Samir el Qantar?
Samir nació hace 51 años en el corazón de las montañas libanesas, en Aley, Monte Líbano.

La proximidad de Palestina y el establecimiento del Estado de Israel por las Naciones Unidas en 1948, que desde entonces originó el desalojo y expropiación de los palestinos que poblaban esas tierras desde tiempos biblícos, quienes fueron obligados por la fuerza de los sionistas, a huir en oleadas hacia los países limítrofes que los acogieron -como Líbano y Siria- ante la inconformidad de Israel con la superficie territorial que se les había concedido e iniciar, desde el mismo momento de su fundación, su política expansionista y criminal no solo contra los palestinos sino contra los pueblos árabes.

Esa proximidad o convivencia del joven Samir con el sufrimiento de los miles de palestinos que, desprovistos de todo, comenzaron a establecerse en campamentos improvisados en Líbano, las constantes agresiones a que se vio sometido su propio país por ese mismo apetito insaciable de tierra y agua (que abunda en Líbano) de Israel, hicieron que desde muy joven, siendo prácticamente un niño, Samir el Kantar se uniera a los comandos de la Resistencia Libanesa.

Tenía 17 años cuando ingresó en territorio ocupado palestino, para realizar una operación comando en Naharaya. En el enfrentamiento de los miembros del comando integrado por palestinos y libaneses, contra el ocupante sionista, cayeron seis israelíes. Samir cayó prisionero en la operación.

Su vida transcurrió en las mazmorras de Israel desde los 17 hasta los 44 años. Es decir, estuvo casi 29 años preso.

La prisión de Samir fue fecunda. La aprovechó para estudiar. Aprendió rápidamente el hebreo de forma audidacta, se cultivaba con cada libro que cayera en sus manos y alcanzó una madurez política y un conocimiento general asombroso. Entre sus libros o documentos se encontraban los discursos de Fidel Castro, cuya obra admiraba y conocía a profundidad.

Nuestra Embajada en Líbano vinculaba, en muchas de sus acciones, sus actividades de solidaridad para sensibilizar a la opinión pública libanesa en favor de la liberación de nuestros Cinco Héroes detenidos en las cárceles norteamericanas, con la exigencia de la liberación de los miles de presos palestinos en cárceles de Israel y, particularmente, la de Samir el Kantar, quien se encontraba entre los detenidos políticos más antiguos del universo.

Lejos estábamos de imaginar que la libertad de Samir estaría tan próxima: después de la salvaje agresión de Israel a Líbano en julio de 2006 en la que salió victoriosa la Resistencia y el pueblo Libanés, el Partido de Dios-Hesbollah, aprovechó la ocasión para negociar la liberación de detenidos libaneses y palestinos.

A cambio de dos soldados israelíes que estaban en poder de la Resistencia y que, según Israel su captura había provocado la agresión contra Líbano de 2006, se negoció la devolución de ciento noventa y nueve cádaveres de libaneses y palestinos muertos por acciones de Israel y cuatro libaneses prisioneros junto a los cuales figuraba también Samir el Kantar.




Samir Qantar y el Golán

El pueblo libanés recibió a sus héroes y mártires con regocijo y respeto indescriptibles. Parecía un sueño que Samir, después de casi veintinueve años prisionero, hubiese sido liberado, al igual que otros compañeros!

Por aquellos días las labores en el Líbano por la liberación de nuestros cinco arreciaban y se había fundado el Comité de Solidaridad Libanés por la Liberación de los Cinco Cubanos. Samir conocía el caso de los Cinco y les había enviado cartas que nunca llegaron a sus manos, pero después hubo intercambio epistolar.

Catorce días después de su liberación, Samir el Kantar decidió visitar la Embajada de Cuba en Líbano, en lo que constituyó su primera visita privada en su país, luego de su liberación. El pueblo libanés le organizaba y tributaba cálidos y grandes recibimientos en cada rincón de la nación, por lo que Samir estaba dedicado a estas actividades y apenas disponía de tiempo.

Para nosotros, cubanos y libaneses que trabajaban en nuestra sede, fue una conmoción conocer el interés de Samir en visitarnos. Una deferencia extraordinaria que, entre los primeros, y luego de tantos años sin encontrarse con sus familiares y compatriotas, Samir quisiera visitarnos para mostrar su solidaridad, simpatía y apoyo a Cuba, a Fidel y Raúl, a los Cinco Héroes, en fin, a nuestro pueblo todo.

Debido a la fecha -30 de julio- Samir evocó las palabras pronunciadas por Fidel en su defensa en el juicio por el asalto al Moncada y nos dijo: "Estoy a disposición de la Embajada de Cuba en Líbano y del Gobierno de Cuba para realizar cualquier tarea que se vincule con la lucha de liberación de los cinco presos cubanos en Estados Unidos".

Nos impresionó su fuerte personalidad, su alegría, su carisma, su profundidad de pensamiento; se despidió diciéndonos: "Israel ha prometido perseguirme hasta terminar con mi vida, yo prometo lo mismo: no cesaré hasta terminar con Israel". Y nosotros le pedimos que se cuidara mucho.

Pocos días después, Samir aceptó la propuesta de ser el Presidente de Honor del Comité Libanés de Liberación de los Cinco y un año después, viajó a Cuba invitado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y aprovechó la circunstancia de su reciente matrimonio para disfrutar en nuestro país de una corta luna de miel.
La Resistencia Libanesa confió a Samir el trabajo político con los jóvenes. Quién mejor que Samir, ejemplo vivo de superación y resistencia, para trabajar con los jóvenes que mantendrían firmemente la bandera de lucha contra la usurpación y la agresión sionista contra los pueblos de Palestina y árabes?

Nosotros concluímos nuestra misión en Líbano y regresamos a Cuba; habíamos tenido noticias indirectas de Samir y su quehacer a través de su hermano Bassam, quien también trabajó efectivamente en el Comité de Liberación de nuestros Cinco y viajó a Cuba en visita privada, así como a través de algunos entrañables amigos libaneses, pero eran escasas las informaciones.

Supimos que el pasado mes de julio, Samir había concedido una entrevista al espacio "Juego de naciones" de la televisora libanesa "Al Mayadeen" en el que había hablado sobre las tareas que estaba llevando a cabo, sin revelar dónde pero habló de la resistencia en las Alturas del Golán, en Siria, y como la ecuación era favorable en ese momento, al pueblo sirio.

No es un secreto que Hezbollah apoya a Siria en su lucha contra los invasores del Ejército Islámico, las demás facciones fundamentalistas y las continuas agresiones que, aprovechando la coyuntura, Israel no ceja de infringirle.

Samir se encontraba, apoyando la defensa del pueblo sirio, preparando a los habitantes del Golán para rechazar las continuas acciones de Israel, en la entrevista televisiva declaró: "Yo no puedo decir si estoy en la etapa de fundación o no, soy hombre de lucha y salí de la cárcel para continuar con esa línea y no engaño a nadie, ni siquiera cuando estaba en prisión; en ese entonces dije que salgo de la prisión para continuar el camino de la resistencia, pero ¿dónde me encuentro? Eso no lo puedo decir".

Los círculos militares y de seguridad de Israel y sus medios de comunicación, no cesaban de repetir el nombre de Samir el Kantar, constituía una pesadilla. Lo consideraban uno de los pilares de la resistencia del Golán.

Desde el mismo momento en que Israel negoció con la Resistencia Libanesa la liberación de Samir, no cejó en su empeño de darle caza porque conocían sus potencialidades, su preparación ideológica y física, su valentía y decisión para proseguir en el empeño de liberar a Palestina y a los pueblos árabes ocupados. Finalmente, la triste noticia del domingo: el sábado 19 de diciembre testigos oculares vieron que aviones enemigos sionistas bombardearon el edificio donde Samir vivía, tres misiles impactaron el inmueble reduciéndolo a escombros y provocando la muerte de entre seis y nueve compañeros, entre ellos el propio Samir.

Su confianza en el relevo, su convicción de que los combatientes de la Resistencia Libanesa y Siria seguirían su ejemplo los reiteró en la entrevista que otorgó a la televisora libanesa: "Ellos podrán matarme, pero nada cambiará porque la resistencia siria está bien formada; podré irme pero hay un relevo sólido".
Parte en paz y satisfecho Samir, tu corta vida entregada a la causa de los pueblos y cercenada antes de tiempo, continuará abonando la lucha de Palestina y de los pueblos árabes contra el sionismo!
 
La Habana, 21 de Diciembre de 2015.
Fuente: Especial y Exclusivo para Al Mayadeen 

Sayyed Nasrallah: "Es nuestro derecho responder al asesinato de Samir Qantar en el momento y lugar apropiados, y del modo adecuado"




 







Tensión en la frontera libanesa-israelí tras asesinato de Samir Qantar por los sionistas

 

Poder 6º episodio

 



¿No funcionan los S400 para proteger la soberania siria? ******* " Según los sionistas, Kuntar representaba la lucha libanesa, palestina y siria contra Israel. Él fue conocido por su participación en la operación de Nahariya, en 1979. Él fue liberado en un intercambio que tuvo lugar después de que guerra de 33 días de Israel contra el Líbano. Los israelíes han señalado que él trabajó para abrir un frente de resistencia en el Golán contra la entidad sionista. Cabe señalaron que los militantes takfiris presentes en Yaramana son conocidos por tener vínculos con los servicios de inteligencia israelíes...."


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada