sábado, 11 de abril de 2015

De la UPM al ejército de Israel pasando por Lockheed Martin. Por Ciencia para el Pueblo

Después de editar la entrada “#CienciaEnLucha contra la I+D militar” investigamos brevemente una de las empresas de armamento más salvajes del panorama actual: Lockheed Martin.

Esta empresa, bajo con el lema “engineering a better tomorrow” proporciona armamento a Israel, siendo especialmente activa su colaboración durante sus últimos actos criminales masivos en Gaza. Información aquí y aquí.
Al poner en Google Maps “lockheed martin madrid” (curiosidades nuestras) el buscador nos manda directamente a la Escuela de Ingeniería Aeronáutica de la UPM. Aquí una captura de pantalla:


Aún no hemos llamado al teléfono que figura (617 57 45 06) en la información. Parece que los lazos entre la UPM y la industria armamentística no tienen fin. Recordamos que en el acuerdo entre EADS y la UPM en 2012, esta última afirmaba que el “objetivo es conseguir que los estudiantes reciban una formación acorde a las necesidades del sector“. Lockheed Martin se anuncia en la página de la EUIT Aeronáutica de la UPM.
No queremos dejar pasar la oportunidad de recordar nuestra apuesta por el boicot académico y científico al estado de Israel.

Ciencia para el Pueblo


*********

IDmilitar#CienciaEnLucha contra la I+D militar

El pasado 18 de marzo la Secretaria de Estado de I+D, Carmen Vela Olmo, se reunía con promotores de la I+D militar en Madrid.

Desde Ciencia para el Pueblo reivindicamos el fin de la I+D militar, y denunciamos la actitud de la Secretaria de Estado de I+D al apostar por esta vía en detrimento de la I+D civil y pública. La empresa anfitriona de este encuentro, Accenture, manifiesta en su página web que “las empresas militares se enfrentan a un conjunto de retos que requieren respuesta ágil“, llamamiento que el Gobierno se apresura a obedecer como si de una orden se tratara. El presupuesto para la I+D militar ha aumentado un 43% en 2015 mientras que la I+D civil se desmantela conscientemente y se abandona a un retroceso constante. Las ventajas que la industria militar aprovecha no son sólo en forma de presupuestos públicos sino también en forma de capital humano. En los últimos años estamos viendo como las Universidades adecúan planes de estudios siguiendo los dictados de la industria armamentística. El Rector de la Universidad Politécnica de Madrid llegó a afirmar que “el objetivo es conseguir que los estudiantes reciban una formación acorde a las necesidades del sector”. Además, se anuncia desde la universidad pública las facilidades dadas para que “estudiantes becarios” (que son, insistimos, trabajadores/as) realicen prácticas para empresas de armamento.

La Secretaria de Estado de I+D, Carmen Vela, y el Ministro del ramo, Luis de Guindos, apuestan por la investigación militar. Trabajadores y trabajadoras del sector científico manifestamos nuestra desobediencia a cualquier dictado de esta industria. Ni participaremos en sus proyectos, ni trabajaremos en sus filas. Ante su imposición, nuestra resistencia.

Por una ciencia pública y con función social.
Ciencia para el Pueblo.

************

Convocamos a un boicot académico y científico al estado de Israel. No a la masacre en Gaza.

Para adherirse a este comunicado y/o contactar con Ciencia para el pueblo tenemos este email cienciaxpuebloARROBAgmail.com y nuestra cuenta de Twitter es @CienciaxPueblo 

La agresión al pueblo palestino comenzó a principios del siglo pasado, consumándose con la creación del estado israelí en 1948. El estado de Israel reclama exclusividad sobre  una tierra que estaba habitada por otra gente y donde tuvo que importar colonos de fuera para poder poblarla, con el apoyo de las llamadas democracias occidentales en su programa de limpieza étnica. Los presupuestos políticos y religiosos para la existencia de Israel se basan en ser un estado exclusivo de judíos construido sobre un territorio árabe. No está de más recordar que quienes  históricamente habitaban lo que es ahora Israel y Palestina (los árabes)  siempre respetaron el derecho de las religiones del Libro (judía,  cristiana y musulmana) a vivir y peregrinar a Tierra Santa, frente a la  histórica intolerancia de por ejemplo los cristianos durante las Cruzadas y de los israelíes en la actualidad.

La continua beligerancia sionista se ha encargado de mantener en constante amenaza a la población palestina, con incursiones periodicas, bombardeos e invasiones sobre terreno Cisjordano o Gazaquí. La pugna desigual se ha traducido en la masacre cíclica de la población palestina y su reclusión en nuevos guetos, cómo es la Franja de Gaza en estos días (la región con mayor densidad de población mundial, con casi 5000 personas por Km cuadrado). El gobierno de Israel nunca ha mostrado una disposición sincera a acabar con la masacre, debido a que durante las multiples conferencias de paz realizadas a lo largo de los años, desde la oficialidad israelí se ha dado alas al colonialismo en los territorios ocupados, poniendo al pueblo palestino en constante situación de agresión y amenaza, tanto en tiempos de agresión miliar, como durante las conferencias de paz.

En estos días vivimos un nuevo episodio de la barbarie Israelí y tras 15 días de bombardeos sobre la franja y una incursión terrestre, más de 700 palestinos han sido asesinados, sufriendo de especial manera la población infantil, con mas de 100 menores masacrados. Todo esto sucede con la permisividad, cuando no el apoyo, de occidente. A ningún país se le permite lo que se permite a Israel. Esta permisividad convierte a los gobiernos occidentales en complices necesarios de la masacre.

Desde diferentes organizaciones se está promoviendo el boicot de Israel a todos los niveles y desde Ciencia Para el Pueblo queremos sumarnos a la iniciativa, poniendo especial empeño en el campo científico y de I+D. Creemos que la investigación es un punto clave en la estrategia sionista de colonización de los territorios ocupados (mediante la investigación en técnicas de cultivo en regiones áridas, indispensable para el desarrollo agricola/económico de las colonias) y de agresión millitar sobre el pueblo palestino  (Israel mantiene en continua fase de investigación y desarrollo su arsenal armamentistico, siendo posteriormente exportado este material bélico puntero).

Por otra parte, cualquier tipo der colaboración cientifica con el estado de Israel contribuye al desarrollo economico de un estado terrorista que actúa con la total impunidad que le concede la inacción (cuando no apoyo explicito) de la llamada “comunidad internacional”. Entendemos la ciencia cómo una herramienta para el desarrollo de la sociedad en su conjunto y no cómo vehiculo para realizar, de una manera mas efectiva, las masacres en Gaza.

No entendemos ni respetamos una investigación cientifica que contribuye a la segregación de los pueblos, permitiendo al sionismo una más facil colonización de territorios ocupados. Por ello instamos a la comunidad cientifica a abandonar su tradicional letargo en temas sociales y a desistir de una percepción equidistante del avance cientifico. ¡Posicionémonos contra una injusticia histórica de manera clara y contundente!
Adhesiones:
Organizaciones: Ciencia para el pueblo, A.E.Malayerba, Coordinadora de Ciencias UCM, Asociación Hypatia (CC Físicas de la UCM), Desobediencia Pinto, Asamblea Antimilitarista de Madrid

Personas: David Becerra Mayor, Jon Sanz Landaluze, Guillermo Palomino, Jacobo Abellán, Miguel Camblor, Igor Sádaba, Jaime Sánchez Barba, Mª de la Paz Acha Castro, Ignacio Gomez Garcia, Pamela Zamboni, Juan Castellanos Peñuela, Mariam Chico.

********** 

Menos subvenciones para ciencia y más presupuestos para I+D militar

El proyecto de presupuestos del Estado para 2015 contempla un aumento de la I+D del 4,8%

La investigación civil crece un 1,3%, y la militar, un 43%


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada