lunes, 2 de febrero de 2015

"...la democracia representativa es un timo de la burguesía..." GPM


Desde 1998 hemos venido insistiendo en que la democracia representativa es un timo de la burguesía, que desde la Revolución Francesa ha venido escamoteando la verdad de que tal “democracia” es la dictadura del capital. Y en el trabajo que publicamos ayer bajo el título: “Fundamentos de la democracia directa”, abundamos con más precisión en el mismo argumento.


        Ahora acabamos de informarnos, que según la organización no gubernamental de cooperación para el desarrollo, “Intermón Oxfam”, el 1% de la población mundial detenta hoy la mitad de la riqueza producida, reconociendo que esa minoría social “tiene secuestrado al poder político”. Por su parte, Gérard Duménil y Dominique Lévy en representación del “Centre Natinonal de la Recherche Scientifique”, sostienen que “737 propietarios controlan el 80 % del valor empresarial mundial”. Más claro, agua.
 
            Un saludo: GPM. 

Fundamentos de la Democracia directa







*****************
Un conjunto de estudios proporcionan una imagen llamativa de la propiedad capitalista: 737 propietarios controlan las empresas transnacionales que representan el 80% del valor de todas las sociedades del mundo. Por otra parte, se confirma el dominio anglosajón, sobre todo de los Estados Unidos.

Estos estudios analizados en el libro La gran bifurcación [1] se fundan sobre un conjunto muy amplio de datos: 37 millones de agentes, individuos y empresas, pertenecientes a la cuasi-totalidad de países del mundo, y alrededor de 13 millones de vínculos de propiedad –las tenencias de acciones. Estos estudios se refieren a las 43.000 empresas transnacionales del mundo y todas las sociedades e individuos que tienen una relación de propiedad directa o indirecta con estas empresas. Las relaciones de propiedad definen redes.

El principal descubrimiento es la existencia de una enorme conexión entre las mayores empresas transnacionales: 80% de las sociedades consideradas en el estudio obtienen el 94% de los beneficios de todas las sociedades transnacionales.

Esta conexión tiene la forma de una pajarita: el nudo central y los dos lazos. Uno de esos lazos es pequeño y agrupa sociedades o individuos que poseen empresas pertenecientes a las otras partes de la pajarita. El nudo central es una red inextricable de sociedades, mayoritariamente financieras, que se pertenecen mutuamente y que, además, poseen las empresas del otro lazo que agrupa la gran masa de sociedades no financieras. Este nudo central reúne solo 1.347 sociedades de las que tres cuartas partes de las acciones pertenecen a otras corporaciones situadas en este mismo conjunto.

Estos estudios definen el “control” por la posesión de al menos un 50% de las acciones de una empresa. Vemos entonces que 737 propietarios, si actuaran colectivamente, controlarían las empresas transnacionales que representan el 80% del valor de todas las sociedades del mundo; entre sus propietarios, puede haber sociedades o individuos (multimillonarios).



En Japón, el 75% de las empresas pertenecen a la comunidad de Estados Unidos

Acercándonos más a las cimas, pueden identificarse 50 agentes, todos de empresas que ejercen el mayor control en el plano mundial. Vemos que 45 de estos agentes son sociedades financieras y cuatro son holdings. El dominio de Estados Unidos es aquí aplastante: posee prácticamente la mitad de estas sociedades. Le sucede el Reino Unido, con ocho sociedades, y después Francia, con cinco. Alemania está poco presente, con solo dos sociedades.

Estos estudios definen igualmente a las «comunidades», es decir subconjuntos de sociedades ligadas entre sí. La presencia de sociedades de un mismo país que estructuran estos subconjuntos permite identificarlas como comunidades nacionales, y no comunidades de empresas de un mismo sector (que se unirían independientemente de su nacionalidad). Pero empresas de otra diversidad de países están igualmente presentes y ligadas a las sociedades del país dominante que define la comunidad.

Algunas de estas comunidades son muy abiertas, en el sentido en que las sociedades de diversas nacionalidades asociadas son numerosas. No sorprenderá constatar que la principal de estas entidades es la de Estados Unidos; le sigue la del Reino Unido. En ambos casos, en torno a la mitad de las sociedades pertenece al país en cuestión, y la otra mitad es extranjera. La situación es bastante diferente en Europa continental. Entre los «grandes» –a excepción de los Países Bajos, donde la comunidad está muy abierta al resto del mundo– las comunidades de los demás países son muy cerradas. Por ejemplo, la comunidad francesa está formada en un 79% por sociedades del país. Las dos comunidades alemanas están igualmente muy cerradas. Puede citarse el sorprendente caso de Japón donde el 75% de las empresas en el estudio pertenecen a la comunidad de Estados Unidos; asombrará menos saber que más de la mitad de las empresas israelíes forman parte de la comunidad estadounidense.

artículos relacionados
La gran Banca participa en 13 empresas relacionadas con la comunicación
La banca participa en 431 empresas relacionadas con la construcción y la vivienda
Atleti, practica el juego limpio



Gérard Duménil y Dominique LévyCentre National de la Recherche Scientifique

Notas

[1Editado por FUHEM Ecosocial y Catarata: http://www.fuhem.es/ecosocial/noticias.aspx?v=9627&n=0
Fuente: http://www.elsalmoncontracorriente.es/?La-hegemonia-anglosajona-en-la






No hay comentarios:

Publicar un comentario