sábado, 22 de noviembre de 2014

"¿Se equivocó la paloma?", por Andrés Vázquez de Sola

El Maestro nos manda otra carta con su habitual inteligencia... esta vez... Cotino
El hermano Cotino, ultrapiadoso opusdeano y devoto pepero, ha sido, finalmente, empapelado, aunque solo sea por uno de los muchos pecados contra los bienes ajenos que se le achacan, éste relacionado con la prestación en riguroso directo del Papa en la tele valenciana, durante la cual se distrajeron unos milloncejos de euros.

¿El tal Cotino pudo inducir a equivocación a su Santidad, convirtiéndolo en cómplice necesario para la comisión de un delito de malversación y apropiación indebida, como a inocente princesa enamorada? Imposible: los Papas son infalibles desde que el mundo es mundo y así lo definió ex cátedra S.S. Pío IX, por inspiración del Espíritu Santo, en el Concilio Vaticano I, el año de gracia 1870. El Espíritu Santo, tampoco.

El catoliquísimo gobierno español no puede ignorar este detalle, porque es Artículo de Fe. El Papa, Vicedios en la Tierra, no puede equivocarse. Entonces ¿a qué espera el Fiscal General del Reino para imputar también a José Ratzinger, más conocido por Benedicto Dieciséis? 
 
VAZQUEZ DE SOLA
 
El Maestro habla sobre la corrupción y sobre cómo la afronta el PP... con mucha vergüenza...
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario