miércoles, 12 de noviembre de 2014

Sanlucar de Barrameda. Para llorar : El gobierno municipal pincha de nuevo en hueso al criminalizar a los presuntos instigadores gracias a la “colaboración” ciudadana. SD... (Corralas de la dignidad)


"...  Cree el alcalde que el escrito registrado en el ayuntamiento por los disidentes de la Corrala Jaramillo añadirá más legitimidad a sus pretenciosas aspiraciones de sentar en el banquillo a los presuntos instigadores del polémico pleno en el que los ciudadanos expresaron, ciertamente sin mucho respeto, sus reivindicaciones olvidadas, pero que en realidad no dista mucho de las maneras prepotentes y chulescas del equipo de gobierno.."
SD.-No vamos a repetir aquí las carencias de atención democrática que el equipo de gobierno brinda a la ciudadanía, un pleno si y otro también, manteniendo en la más absoluta oscuridad mediática los asuntos de la ciudad, si no es, claro, que sea para difundir -usando para ello nuestra televisión pública-.sus logros o el de la Junta atribuyéndose objetivos o ayudas  provenientes de otras administraciones, tal es el caso del Empleo joven

Cree el alcalde que el escrito registrado en el ayuntamiento por los disidentes de la Corrala Jaramillo añadirá más legitimidad a sus pretenciosas aspiraciones de sentar en el banquillo a los presuntos instigadores del polémico pleno en el que los ciudadanos expresaron, ciertamente sin mucho respeto, sus reivindicaciones olvidadas, pero que en realidad no dista mucho de las maneras prepotentes y chulescas del equipo de gobierno con las que se despacha a más de un concejal de la oposición en su turno de palabra desde hace mucho tiempo, tanto como siete años, pero eso, los ciudadanos en su mayoría también lo  ignoran, al burlárseles sus derechos para que la televisión pública les brinde, con sus transmisiones en directo, los aconteceres y debates en los plenos municipales.Leer la Ley de prensa ayudaría a comprender la escasa talla democrática , en el tratamiento de la información, de  los que nos gobiernan.

Es cuanto menos extraño que la indignación del alcalde y sus socios alcance cotas casi paranoicas por los  gritos de cuatro féminas indignadas  con un pie en la calle, ellas y sus hijos, más la suma de los disidentes arrepentidos,  por las políticas neoliberales que tanto los grandes partidos PSOE y PP, repleto de corruptos, han permitido y permiten seguir desangrando a este país. No creemos, desde luego, que los buenos modales sea ahora el principal problema de Víctor Mora o Sanlúcar y menos aún de los 14.000 parados u ocupas. La culpa siempre es de otros.

 

Tendrán que aclarar, desde el equipo de gobierno, si la disposición a colaborar de los disidentes de la Corrala Luis Jaramillo, para esclarecer los hechos del Pleno,  se hará con luz y taquígrafo ante un juez o apuntando con el dedo a sus convecinos  desde algún despacho municipal en alguna conversación oficial, pero informal, del edil principal y sus administrados, así los sanluqueños podrán interpretar, sin matices, las diferencias etimológicas entre colaboración y delación.

.

Es más extraño la perdida de memoria de algunos que allá por mayo de 2007, cuando en la Merced se “entronizaba” como alcaldesa Irene García, no oían los gritos insultos y vejaciones recibidos por los representantes del Partido Popular. Se olvidan igualmente, algunos, de esos mismos insultos, a esos mismos representantes, en los primeros Plenos municipales en los que la recién estrenada alcaldesa reprendía al público asistente con “ruego al público asistente guarde silencio”. ¿Quién instigaba, espoleaba y azuzaba al público y desde que sede política salían los que tan vergonzosos verbos proferían?

 

Se equivoca Víctor Mora, que está en su derecho de presentar denuncia por insultos a su persona, si judicializando la tan denostada política sanluqueña, algún juez sentará en el banquillo a algún instigador, léase oposición política y sindical de la izquierda sanluqueña.

 

Víctor Mora es con diferencia, siempre lo hemos dicho, un gran político, tanto que hasta al mismo Nicolás Maquiavelo podría hacerle sombra rescribiendo, el alcalde,   otro “El Príncipe”, pero jamás sabría ejercer como tal.

Por este camino, otro juez volverá a sacarle los colores por la mala gestión en esta mini crisis corralera y eso suponiendo que se admitan a trámite las demandas contra los “conspiradores e instigadores” que orientan y ayudan a los que ya nada les queda salvo su dignidad.

 

No nos negarán los sanluqueños, los que se acercan a estas ubicaciones digitales, que el panorama político de Sanlúcar, auspiciado por algunos, es sencillamente, para llorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario