miércoles, 10 de septiembre de 2014

EL OBISPO DE CANARIAS PATALEA: "LA IGLESIA ES OBJETO DE PERSECUCIÓN Y DESPRECIO"... (11 mil millones .... religión en las ecuelas publicas, propiedades inmobiliarias...lo prueban),

Francisco Cases se agarra al mensaje victimista de la privilegiada Iglesia católica
 
Por ARTURO INGLOTT / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-   Pese a haber mantenido prácticamente intactos la mayoría de los privilegios seculares de que ha disfrutado, reforzados especialmente durante la sanguinaria dictadura nacional-católica del general Franco, la Iglesia española no ha tenido a bien abandonar un discurso victimista que parece querer remitir a los tiempos en que los cristianos se refugiaban en catacumbas durante el Imperio romano.  Antes, obviamente, de que la nueva secta religiosa lograse extenderse y establecer una magnífica simbiosis con el poder terrenal del César, sancionado legalmente por el emperador Constantino, que la ha mantenido hasta la fecha como baluarte fundamental para el sostenimiento del Sistema.

   Poco importa que, casi cuarenta años de la muerte del dictador que entraba a los templos sagrados bajo palio, la Conferencia Episcopal continúe favoreciéndose de un Concordato con el Vaticano que convierte de facto en confesional al Estado español, con independencia de lo que establezca formalmente la amañada Constitución del 78.  Tampoco para ser suficiente para la jerarquía eclesiástica la multimillonaria financiación pública, directa e indirecta, de la Iglesia, sus exenciones fiscales sin parangón o la posibilidad, sólo cuestionada brevemente durante la II República, de continuar adoctrinando a generaciones y generaciones de jóvenes mediante la enseñanza de sus mitos y su cuestionable moral en colegios e institutos.

   De manera recurrente, los "hombres de Dios" se quejan amargamente, presentándose a sí mismos como contemporáneos Cristos asaetados por hordas de infieles y presuntos adoradores de Satanás.

  Así volvía a hacerlo este lunes el obispo de Canarias, Franciso Cases, durante la homilía que pronunció en el municipio grancanario de Teror con motivo del día del Pino.  Rodeado de numerosas autoridades civiles y militares, encabezadas por el pío presidente regional Paulino Rivero, el obispo no dudó en afirmar que la "La Iglesia es perseguida, o es objeto de burla, de desprecio o de indiferencia".

   Según los cronistas cortesanos del evento, Cases recurrió a esta poco original salida para defenderse de las críticas recibidas desde algunos sectores políticos, sociales y educativos por la retirada de la "idoneidad" para dar clases de religión a un profesor homosexual, después de que éste contrajera matrimonio con otro hombre.  Un tipo de relación entre adultos que no tolera la Iglesia que, sin embargo, ha ocultado y protegido durante décadas a curas pederastas siguiendo una política oficial del Vaticano marcada por la directiva "Crimen sollicitationis".  La norma aprobada por Juan XXIII en 1962 para imponer la obligación de guardar silencio sobre estos abusos sexuales, bajo pena de excomunión a las víctimas o sacerdotes que se atrevieran a denunciar ante tribunales ordinarios o la prensa.

¿EN "DEFENSA DE LA VIDA"?: CONDENA DEL ABORTO, SILENCIO ANTE LAS OPERACIONES MILITARES ESPAÑOLAS

   "La comunidad eclesial no puede, ni debe querer, asimilarse a los modelos culturales en boga.  Para un creyente no hay doctrina a la carta, moral a la carta, fe a la carta, amor a la carta" -aseguró el obispo, que tampoco quiso desaprovechar la oportunidad para arremeter contra la interrupción del embarazo.

   "No podemos callar ante el drama del aborto, cadena de muerte y velo de duelo para tantas mujeres" - manifestó Francisco Cases en una "defensa de la vida" que, paradójicamente, no ha llevado a la Conferencia episcopal a condenar la participación del ejército español en guerras de ocupación y saqueo como las de Irak o Afganistán.

   Como postrera escenificación de la tradicional alianza entre el clero y el ejército español, tras la misa tuvo lugar una breve procesión en la que participaron miembros del Regimiento de la Escuadra de Gastadores, ataviados con uniformes de la época de Alfonso XIII, bisabuelo del actual monarca Borbón.
 http://canarias-semanal.org/not/14116/el-obispo-de-canarias-patalea-la-iglesia-es-objeto-de-persecucion-y-desprecio-/

No hay comentarios:

Publicar un comentario