jueves, 21 de agosto de 2014

Los gobiernos e instituciones al servicio de la especulación derriban por sorpresa el centro okupa La Traba, en Legazpi (Madrid).

Este miércoles a primera hora, unos veinte agentes antidisturbios, según testigos, han desalojado el centro social okupado La Traba, en el distrito de Arganzuela, y han acordonado la zona. A continuación una excavadora ha comenzado su derribo. No hace ni un mes desde que tuviera lugar el primer intento. Aquel día la fuerte presión social impidió su ejecución. Miembros del CSO denuncian que esta vez no han recibido ninguna notificación y les ha cogido "por sorpresa".

Derribo del CSO La Traba
Autor: Lucía de la Fuente


En la calle de la Batalla de Belchite 14, del barrio de Legazpi, una excavadora protegida por siete furgones de las Unidad de Intervención de la Policía ha derribado las dos naves que conformaban el CSO. Varias decenas de personas
se han acercado a la zona para tratar, sin éxito, de impedir la demolición  Según ha declarado a este digital Rocío, portavoz de La Traba, ningún miembro del centro ha recibido notificación alguna y los agentes han impedido la recogida de material (ordenadores, micrófonos, material de los bikers, un proyector de cine...) del interior del centro social valorado, según un asiduo al CSO, en "miles de euros". 
Tras el derribo, se han escuchado gritos de "un desalojo, otra okupación" entre los congregados. Antonio, vecino de la zona, considera que es "sin duda, una gran pérdida para el barrio". Fuentes policiales indican que se ha desplegado un dispositivo para dar cumplimiento al mandato cursado por el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid a instancias de la inmobiliaria propietaria del inmueble.
La Traba llevaba siete años abierto y era uno de los CSO más grandes de Madrid. Fue el 14 de abril de 2007 cuando miembros
de otros centros sociales cercanos, como el desaparecido CSO Milano, decidieron okupar dos naves adosadas, propiedad de la inmobiliaria Aiser S.A, que llevaban "años abandonadas". "Aquí antes de existir el centro había trapicheo de estupefacientes, ratas y estaba todo lleno de escombros", recuerda Pedro Higuera, portavoz de Izquierda Unida en el distrito de Arganzuela. 
Al principio sirvió de espacio para organizar las protestas contra el asesinato de Carlos Palomino, el joven antifascista que fue apuñalado en el corazón en 2007 por un soldado que acudía a una manifestación neonazi. Más tarde, según informa Lucas, integrante de La Traba, el centro "se abrió al barrio". Hasta hoy contaba con un estudio de grabación, uno de los bikepark para bicicletas BMX más grandes de España y un gimnasio. Además, se impartían clases de baile, se organizaban ciclos de cine y actividades para niños, entre otras actividades.
El espacio está situado frente a un colegio. Para los miembros de
La Traba es relevante que hasta el AMPA del mismo estuviera a favor de que siguiera en funcionamiento. El Grupo Municipal de Izquierda Unida llevó una proposición al pleno del distrito celebrado el 4 de junio para pedir al Ayuntamiento de Madrid la expropiación del inmueble, tal y como sucedió con el Centro Social Seco de Retiro, proposición que fue rechazada con los votos del PP y la abstención de UPyD. "No hay voluntad política, es el PP, para ellos la propiedad privada lo es todo", ha criticado Higuera que, además, denuncia que los propietarios quieren "especular con la construcción de pisos de lujo".
Más información:

Suspendido hasta nueva orden el desalojo de La Traba
Los okupas La Traba "defenderán hasta el último día" el centro
El Madrid de las BMX

http://www.madridiario.es/canal-social/desalojo-la-traba/414656

No hay comentarios:

Publicar un comentario