jueves, 5 de junio de 2014

Abdica un rey y yo con estos pelos (reflexiones) V. Antonio López


Vaya por delante que la que tenía que abdicar es la constitución, pero como ella sola no puede hacerlo, sigo, que mal lo debemos que estar haciendo cuando los dictadores se nos mueren de viejos y en la cama, cuando el rey
que nombró a dedo abdica y no lo hemos echado al exilio, cuando los crímenes franquistas de lesa humanidad siguen impunes, cuando las cunetas de este país siguen con más de cien mil de los nuestros y nos obligan a olvidar, cuando los torturadores siguen corriendo maratones libremente, cuando los que apoyan estas y otras barbaridades siguen en el poder, cuando la policía persigue más a un trabajador que a un ladrón, cuando se desahucia una vivienda y el que se lucra con su venta vive en palacios señoriales, cuando a este cenagal le llaman democracia y no lo es, cuando nos creemos ciudadanos y somos siervos, cuando admitimos que un jefe de estado sea nombrado por su padre por herencia o capricho de una variable de la ley sálica a la española, cuando admitimos un proceso sucesorio lo que solo es un traspaso de herencias de padres a hijos, cuando un socialista se auto declara monárquico y de izquierdas y no lo mandamos a freír espárragos, cuando hablan del consenso de la transición y todos saben que fue una sangrienta “transacción”, cuando una casta política se erige por encima del bien y del mal, cuando nos mean y decimos que está lloviendo, cuando nos roban lo que es nuestro y miramos a otro lado, cuando mienten y pensamos que son sabios, cuando insultan nuestra inteligencia llamándonos irresponsables, cuando nos despiden y dicen que es culpa nuestra, cuando nos incitan al consumo y previamente nos han robado la cartera, cuando nos matan y dicen que es por nuestra salud, cuando todo el poder está corrompido y nos dicen que son solo unos pocos, cuando obligan a tener hijos para que siga la rueda de “su” historia, cuando leo que protestamos por la república y lo que estamos haciendo es ¡exigirla!, cuando pensamos que somos modernos por comprar una “Tablet” pero en cuestiones de derechos seguimos anclados en el siglo IXX, cuando se mira más un móvil que al que pasa a nuestro lado, cuando el conocer se confunde con el saber, cuando nos dicen que esto de cambiar algo “ahora no toca” y esperamos pacientes el día de nunca jamás, que mal lo debemos estar haciendo, yo el primero.

El elefante republicano en defensa propia.

Madrid, 2 de junio de 2014
V. Antonio López
Pensionista
Ex-convicto
Querellante contra los crímenes franquistas ante la Justicia argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario