viernes, 9 de mayo de 2014

Los antidisturbios se niegan a cargar y la PAH evita el desahucio de Javalí Nuevo

alt A pesar de ciertos momentos de tensión, los agentes de la Policía informaron a la comisión judicial de que no se podía llevar a cabo el acceso a la vivienda puesto que "había que cargar contra la gente y el sentido común ha primado",

La policía retirándose del desahucio de Loli y Antonio. (Foto: Carlos Trenor)

La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de Murcia consiguió ayer paralizar la
expulsión de su vivienda de Loli García y Antonio Ortega, y de sus tres hijos, vecinos de Javalí Nuevo, que se enfrentaban al desahucio. Los numerosos antidisturbios que había junto a la casa decidieron no cargar contra la gente. Decenas de personas, convocadas a través de las redes sociales, se reunieron en la puerta del domicilio para intentar impedir el paso de las fuerzas de seguridad y de la comisión judicial, que se encontraban en la vivienda desde las seis de la mañana. Era la sexta vez que intentaban desalojarlos de la casa.
A pesar de ciertos momentos de tensión, los agentes de la Policía informaron a la comisión judicial de que no se podía llevar a cabo el acceso a la vivienda puesto que "había que cargar contra la gente y el sentido común ha primado", según explicó Joaquín Sánchez, el cura miembro de la PAH. Sánchez quiso felicitar a los mandos policiales porque "la actitud de la Policía ha sido muy constructiva y razonable, a diferencia de otras actuaciones. Han sido humanos y cercanos a la realidad".

"Lo llevamos peor por los críos"

"Ha sido sorprendente ver cómo la gente se ha unido para defendernos". Tras una noche tensa, llena de desesperación y rabia al ver cómo llegaban los efectivos policiales frente a su casa y la comisión judicial se preparaba para intentar ejecutar el lanzamiento, Loli se mostró muy agradecida a los miembros de la Plataforma y los vecinos que acudieron para enfrentarse a los agentes, aunque la tensión que genera vivir con un pie fuera de su vivienda está pasando factura a la familia.

alt
Loli García, tras recibir la noticia de la paralización del desahucio. (Foto: Carlos Trenor)
"Lo llevamos peor por los críos, porque si estás sola con tu marido apechugas lo que sea. Pero ves que sufren y que aunque no quieras que vean las cosas se dan cuenta, y te preguntan por qué se tienen que ir… Que ellos sufran te da mucho coraje". Loli no quiso que sus hijos tuvieran que pasar por la experiencia de ver entrar a la Policía a su casa y se los llevó anteanoche del domicilio.

Juicio por estafa

Según explicó Paco Morote, miembro de la PAH, Antonio y Loli se enfrentan al desalojo de su vivienda por una deuda con un prestamista "al que solo le interesa la casa". La familia ha denunciado por estafa a la empresa y reclama al juez que espere a la resolución del caso para ejecutar, o no, el desalojo de la casa, ya que entienden que si hay una sentencia favorable se podría anular el contrato de préstamo. El documento, firmado por el padre de Loli García, estipulaba que si había un retraso en el pago se podría reclamar el total de la deuda, que estaba avalada por el solar donde se edifica el edificio y no por la vivienda en sí. Joaquín Sánchez aseguró que el padre "pensaba que sólo le afectaba a él, por ser titular de la escritura, pero no a todo el solar" y por tanto también a sus hijos.

Mientras, Antonio y Loli seguirán viviendo pendientes del cartero y de una nueva resolución judicial que les obligue a abandonar su hogar.
http://elpajarito.es/region/193-hipotecas/8213-los-antidisturbios-se-niegan-a-cargar-y-la-pah-evita-el-desahucio-de-javali-nuevo.html
inSurgente

No hay comentarios:

Publicar un comentario