domingo, 20 de abril de 2014

Tercer día de huelga de hambre en el CIE de Zapadores La medida de presión por las deportaciones y los malos tratos continúa pese a las amenazas y coacciones Concentración frente a CIE de Zapadores (Valencia) / Campaña por el Cierre de los CIES

Concentración frente a CIE de Zapadores (Valencia) / Campaña por el Cierre de los CIES
 
Hartos de las deportaciones, los malos tratos y vejaciones, 97 internos del Centro de Internamiento de Extranjeros de Zapadores, en Valencia, iniciaron el martes 15 de abril una huelga de hambre. Tres días después, las “coacciones” y “amenazas” del centro, según denuncia Ana Fornés, de la Campaña por el Cierre
de los CIE, han hecho que se reduzca drásticamente el número de migrantes en ayuno.
Cuatro hombres y cuatro mujeres, afirman desde la Campaña, siguen en huelga de hambre, sin seguimiento médico, pero con la mirada atenta de la dirección del centro, que no ha dejado de presionar a los internos para que abandonen la medida. Según cuentan los migrantes encerrados, la dirección les ha “amenazado con castigos, represalias y la propia deportación si no abandonaban la huelga de hambre”.
Según cuentan los  migrantes encerrados, la dirección les ha “amenazado con castigos, represalias y la propia deportación si no abandonaban la huelga de hambre” Todo empezó en la madrugada del 14 de abril, cuando la policía esposó a 11 migrantes de nacionalidad malienses y los trasladó al CIE de Aluche para proceder a su deportación. Una vez más, la operación se realizaba sin previo aviso, vulnerando la legislación que prevé “la obligatoriedad de comunicar al interno o interna con el suficiente tiempo de antelación que se va a producir su expulsión del país, indicando el lugar de salida y el día, así como la ciudad donde las víctimas de estos operativos serán deportadas”.
La medida también vulneraba los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por España, ya que Mali es un país en pleno conflicto armado, por lo que la devolución de sus nacionales pone en grave peligro la integridad y seguridad de las personas deportadas. En asamblea, 97 migrantes se declararon en huelga de hambre. 
No era la primera huelga de hambre. La última fue en octubre de 2013. En los últimos años, se han contabilizado 31 denuncias individualizadas de malos tratos y dos casos de palizas colectivas. Y varios casos de deportaciones provocadas por la denuncia de las graves violaciones a los derechos humanos y a la integridad física y psicológica que se producen dentro de CIE de Zapadores. En el informe ¿Cual es el delito? se recogen las vejaciones, maltratos, torturas y humillaciones a las que son sometidos los migrantes, aunque hasta el momento ninguna persona ha sido condenada por estos hechos. Sin embargo, el 6 de marzo pasado la justicia reabrió un caso de agresiones a cinco argelinos, que después de recibir una paliza en el CIE de Zapadores fueron deportados.
La Campaña por el Cierre de los CIES denuncia la indefensión y constante censura a la que son expuestos los detenidos de este CIE, con “quejas al juzgado de control sin respuesta” y un aislamiento constante de los medios de comunicación.
Carta en la que los internos se declaran en huelga de hambre:

[Img #26960] 


No hay comentarios:

Publicar un comentario