lunes, 17 de marzo de 2014

CRÓNICAS, fotos y videos DE LA PRIMERA ETAPA (16 de marzo) DE LA COLUMNA DE ANDALUCÍA DE LA MARCHA DE LA DIGNIDAD 22M A MADRID.



El día comienza a las 4 y media de la madrugada en el Campamento Dignidad, en contra de cualquier razonamiento humano, ya que hasta las 7 no teníamos que estar en el autobús. A pesar de este contratiempo y tras un cafelito o sucedáneo nos ponemos en marcha y comienza la movilización de los autobuses hacia Santa Elena.

Arrivamos a Santa Elena un poco más descansados tras una pequeña cabezaíta en ruta con energías renovadas comenzamos la marcha. Después de algunas indicaciones a los encargados de organización (varios de nosotros entre ellos) empezamos por fin a hacer el camino después de tanto trabajo realizado. A fila de a dos y lo más ordenadamente posible hacemos los primeros kilómetros cuesta abajo y con un paisaje perfecto para la ocasión. Los ánimos son inmejorables: cánticos, bromas y cachondeo generalizado amenizan las consignas y la digna lucha de nuestra marcha. Llegamos a la parte más conflictiva del camino, ya que abandonamos la carretera nacional para incorporarnos a la autovía donde el tráfico es mucho más fluido y el camino para nosotros más estrecho. A pesar de esto seguimos nuestro camino dejando atrás Andalucía adentrándonos en Castilla a través de Despeñaperros. Como paisaje anecdótico, la conocida Casa Pepe, donde cantamos algunas canciones para la ocasión mostrándoles nuestro “particular homenaje”. La Marcha continúa acompañada en todo momento por el grito de guerra del grupo 1(formado por Sat Cádiz y el barrio san severiano), Au Au Au , y que cada vez gana más adeptos entre lxs compañerxs.

A pesar de que los ánimos siguen intactos, las fuerzas flojea porque las cuestas y los kilómetros no pasan en balde. Ya cerca de Almuradiel nos reciben unos compañeros que nos dan el aliento necesario para terminar los últimos metros. Por fin llegamos al final de la primera tapa. Un plato de migas y un refrigerio llegan justo a tiempo para no desfallecer bajo una buena sombra. Tras reponer fuerzas nos ponemos en marcha una vez más. Esta vez para ir en autobús hasta Villacañas(Toledo) donde obtuvimos más muestras de cariño a nuestra llegada por compañeros de la columna de Granada, que engrosarán las filas de la marcha.

Fin de nuestra primera etapa. Tras una buena ducha nos reunimos en asamblea en un teatro. Allí recibimos una alentadora arenga por parte de representantes de la columna andaluza en la que Diego tuvo un discurso especialmente vivo y revolucionario. Ovación absoluta por parte de todo el teatro y el himno de Andalucía cerrando el acto.









 





 





 



(Enviada por compañerxs, corresponsales obrerxs,  del SAT de Cádiz)



No hay comentarios:

Publicar un comentario