miércoles, 22 de junio de 2016

2ª sesion del Tribunal Permanente de los Pueblos contra la Guerra y la OTAN... entrevista con Angeles Maestro ...y mas

Este fin de semana se celebra en Madrid la segunda sesión del Tribunal Permanente de los Pueblos contra la Guerra y la OTAN. Durante el sábado y el domingo se analizarán, con expertos y con víctimas, los conflictos de Palestina, Ucrania, Venezuela y Sáhara Occidental para después emitir una acusación concreta contra responsables del sufrimiento de estos pueblos.
Una de las personas que impulsan esta iniciativa es Ángeles Maestro (1952, Medina del Campo, Valladolid), conocida públicamente como Nines Maestro. Esta histórica activista política y social de la izquierda actualmente milita en Red Roja, una organización política comunista y feminista que lucha por destruir el capitalismo y el patriarcado, abogando por los derechos de autodeterminación de los pueblos y por la solidaridad internacionalista, entre otras, como herramientas para conseguirlo. Maestro ha estado involucrada en los últimos años en las Marchas de la Dignidad y en la Marea Blanca en defensa de la Sanidad. Antes fue una de las fundadoras de IU, siendo desde el primer momento miembro del Consejo Político Federal y de la Presidencia Ejecutiva. En el PCE entró en el año 1974 y formó parte de su Secretaría de Relaciones Internacionales, del Comité Federal y del Comité Ejecutivo. Abandonó estas formaciones en 2004 y 2005, respectivamente, y siempre formó parte del ala más izquierdista de las mismas, Corriente Roja. Fue diputada en el Congreso desde 1989 hasta el año 2000. Maestro atiende a cuartopoder.es en una terraza del barrio madrileño Colonia del Manzanares, muy cerca del Puente de los Franceses. No cree en los procesos electorales como forma de conseguir un cambio social. Es escéptica con Unidos Podemos y advierte de que los recortes y las políticas neoliberales más duras volverán desde Bruselas al pasar el verano. 

— ¿Qué es el Tribunal Permanente de los Pueblos contra la Guerra y la OTAN?
 
— Una iniciativa promovida por un grupo importante de gente con diferentes procedencias políticas pero con un enfoque antiimperialista, antisionista y por el apoyo a la resistencia de los pueblos. Surge a partir de las maniobras de la OTAN del año pasado, que fueron de las más importantes desde la Guerra Fría. Surgimos con la voluntad de contribuir a romper el bloqueo informativo sobre la situación de muchos pueblos que resisten. La crisis económica es muy profunda y en momentos de crisis del capitalismo, para mantener las ganancias, aparece la guerra inevitablemente, una guerra cada vez más amplia y en todos los frentes. Nosotros hemos detectado tres fases, una es la criminalización, otra el aislamiento y otra la destrucción de quien resiste. Otra cosa es que la manipulación informativa nombre a las intervenciones militares como defensa de las libertades, de la democracia, de derechos humanos, cuando de lo que se trata es de coger las materias primas de los pueblos lo más baratas posible, y muchas veces lo más barato es el robo a mano armada. Enfocamos la situación desde distintas perspectivas, por ejemplo, las leyes y la guerra, la economía y la guerra, los medios de comunicación y la guerra, y luego las víctimas y la resistencia de los pueblos.

— ¿En qué zonas o regiones centran su labor en esta sesión?
— Esta vez hemos puesto el eje en tres zonas, más el Sáhara, que creemos que son epicentro del ataque del imperialismo. Una es Palestina, para poner el foco sobre Oriente Próximo, la otra es Ucrania, para poner el foco en Europa del Este, y la otra es Venezuela, para enfocar a América Latina. Y luego el caso específico del Sáhara, excolonia española que está en una situación terrible desde hace mucho tiempo. El tribunal trabaja de una forma diferente a lo habitual, pretendemos configurar como declaración final una acusación. Intentamos formular acusaciones concretas, no sólo decir que el imperialismo es malo y el ejército de Estados Unidos es criminal, sino con hechos concretos.

— ¿Ve algún avance en la lucha contra la OTAN o todo lo contrario?
— Se retrocede cada vez más. No hay más que ver las condiciones por las cuales la gente, supuestamente pues hay quien dice que hubo pucherazo, votó que sí al referéndum de la OTAN en 1986. Se prometía que España no entraría en la estructura militar de la OTAN, que se reduciría la presencia militar norteamericana en España y que jamás habría vuelos o atraques de barcos con armas nucleares. España está en la estructura militar, tuvo a Javier Solana, del PSOE, como secretario general de la OTAN, y participó activamente en todas las guerras, como la de Yugoslavia, en suelo europeo. Después, en el acuerdo bilateral con Estados Unidos, España renuncia a preguntar qué es lo que hay en las bases de aquí, no sabemos lo que sucede, pero la presencia americana en suelo español no ha hecho más que crecer. Los sucesivos gobiernos han sido gobiernos intervenidos, los supuestos patriotas han corrido a hincar las rodillas frente al imperio estadounidense dejando la soberanía nacional por los suelos. Tienen al país vendido, hipotecado por los intereses norteamericanos.

— Uno de los países que van a analizar en estas sesiones del Tribunal de los Pueblos es Venezuela. ¿Por qué se habla tanto de Venezuela y no de otros páises?
— Tiene petróleo, es un país muy rico. Además, desde la época de Hugo Chávez adopta decisiones muy importante para los pueblos de América Latina. Venezuela es clave para Ecuador, para Bolivia, lo era para Argentina… Mediante el ALBA se estaban levantando relaciones económicas, militares, culturales y políticas que hacían que los pueblos de América Latina miraran de frente al imperialismo en vez de bajar la cabeza. Cuando se habla de presos políticos en Venezuela es vergonzoso, hay que mirar los casos de Alfon, de Bódalo, de los sindicalistas procesados en este país, no se puede hablar de presos políticos de gente encargada de instigar revueltas violentas que han tenido un saldo de 46 muertos. Que vaya Felipe González, que fue el jefe de los GAL y de la guerra sucia, a hablar de Derechos Humanos, o Zapatero, o Rivera, me parece nauseabundo. Que teniendo una democracia vigilada, se vayan a dar lecciones de democracia a Venezuela es irritante.
 
— Entrando en la situación política española. ¿Cree que un gobierno de Unidos Podemos puede hacer frente a las imposiciones de la Unión Europea? ¿Cree que esta candidatura es una herramienta útil para el cambio social?
— Podemos no es un producto de laboratorio de sociología y medios de comunicación, como dicen algunos. El apoyo mediático de determinados medios a Podemos es muy relevante, pero Podemos es el resultado de las políticas brutales por las que se ha descargado en la clase trabajadora el peso de la crisis. Ellos no han estado en la movilización social, yo lo sé porque yo he estado, pero sí que son su resultado. Tenemos una clase obrera que está harta, que salió masivamente a la calle en el 15M. Se siguió con las Marchas de la Dignidad, dicen que fue la movilización más grande de la historia de este país tras la muerte de Franco, donde se metía el dedo en la llaga, planteaba como primera reivindicación el impago de la deuda, señalaba a la Troika y a las instancias del capitalismo como las encargadas de terminar con las condiciones de vida de millones de personas. La deuda se incrementa espectacularmente durante la crisis por haber transferido millones a los bancos. El hundimiento de los pilares políticos de la Transición, el PP y el PSOE, son el resultado directo de las medidas que han tomado contra el pueblo. El pueblo responde pero a partir de las elecciones europeas, mucha gente piensa que su presencia en la calle no tiene resultado, y cree que votando va a solucionar los problemas. Creo que esto es erróneo, lo que ocurrió hace un año con Syriza en Grecia es el prólogo de lo que va a suceder en este país. La UE no permite alternativas políticas, hay una única política posible, la que impone el BCE, por eso las administraciones públicas están intervenidas para que cumplan sus objetivos de déficit. Yo creo que hay que plantearse si votar es suficiente o no. Un pueblo sensato tiene que plantearse cómo se resiste a las políticas de la UE, si queremos otro país, recuperar los derechos laborales, la soberanía… Ahora votar es absurdo porque el resultado de las políticas va a ser absurdo, porque están dictadas en Bruselas, porque las dicta la banca alemana. Es absurdo pensar que Unidos Podemos pueden cambiar esto. No se presenta ninguna opción alternativa al capitalismo estas elecciones. Hay que plantear el salir de la UE, no pagar la deuda, el que democrática y soberanamente el pueblo adopte las medidas económicas que puedan oponerse a los intereses de la banca. Hoy esto no es posible, hay que rescatar la democracia. Estoy diciendo que hay que recuperar la democracia, que las decisiones las tome el pueblo, es muy serio.
— ¿Cómo cree, entonces, que se puede crear esa alternativa de la que habla?

— Es muy importante la información. Tenemos que contraponer toda una maquinaria informativa que está destinada a ocultar la realidad. ¿Dónde está la libertad de información de un periodista que tiene un contrario precario, que escribe lo que le dice el jefe o se va a la calle? Planteamos la construcción de poder popular como algo clave, por eso apostamos por las Marchas de la Dignidad. El poder popular es la gente organizada evitando que se aplique el programa del capital. Poder popular es denunciar al patrón, parar un desahucio, presionar para que las cosas sean de otra manera, la ocupación de fincas, de fábricas… El poder popular es crear las formas por las cuales la gente utiliza el sentido común para salir adelante. El capitalismo es lo contrario de la vida, y crear poder popular es la lucha por la vida.
— Habla de crear un poder popular, pero en los últimos dos años ha bajado mucho la movilización social, la protesta en la calle…
— Se han vaciado las calles porque la gente piensa que votando es más fácil cambiar las cosas. Se volverán a convocar movilizaciones en todo el Estado para octubre por parte de las Marchas de la Dignidad. Van a volver a haber enormes recortes en lo que queda de año, lo dice el BCE, el FMI; están pidiendo otra reforma laboral; están diciendo que el sistema público de pensiones es insostenible… Estoy segura de que las calles se van a volver a llenar y probablemente de una manera más decidida y contando con una estructura que ya está formada. Durante estos años de elecciones, muchos golpes a la ciudadanía se han detenido, han devuelto la paga a los funcionarios, el pánico a las reuniones del Consejo de Ministros ha disminuido, pero vendrán otra vez los palos y las calles se volverán a llenar.
— Y si se aprueban tratados como el TTIP, el CETA o el TISA parece que vendrán más palos todavía…
— Veremos a ver qué gobierno tenemos y qué capacidad tiene de llevar las cosas adelante y de plantarse ante los poderes financieros. Creo que el capital europeo no está interesado en el TTIP, sabe que es una maniobra de concentración de capital a favor de las empresas norteamericanas, dentro del propio capitalismo hay resistencia. Veremos a ver qué nos depara la visita de Obamalas Marchas de la Dignidad convocan una concentración en la Embajada con el lema: “Obama Go Home. Contra el imperialismo, por la soberanía de los pueblos. No al pago de la deuda. No al TTIP. OTAN no, bases fuera”.
— Como exdirigente de IU. ¿Cómo valora la decisión de IU de presentarse a las elecciones junto a Podemos?

— Supongo que no podían hacer otra cosa. IU hace mucho tiempo que dejó de apostar por ser una fuerza independiente. Uno de los motivos por los que me fui hace 12 años es que IU actuaba de monaguillo del PSOE, cuando este partido es una de las patas del capitalismo en el Estado español y del imperialismo en América Latina. Que el campo de una izquierda coherente fuera abandonado por IU me parecía absurdo. Eso se hacía para conseguir mejores resultados electorales, pero cada vez se perdían más votos. Ahora no podían hacer otra cosa. Creo que los resultados van a ser buenos y eso crea clientelas políticas alrededor de los puestos institucionales, que en este momento están supeditados a engancharse como sea al tirón de Podemos.
— Hasta ahora en Podemos se ha primado lo meramente electoral, el ganar las elecciones, para después, desde el Gobierno, impulsar cambios sociales. ¿Confía en esta teoría?
— No. Sin un pueblo organizado detrás dispuesto a la pelea un gobierno no se puede enfrentar a las mafias de las instituciones europeas, de la Troika. Para tener poder real hace falta un pueblo organizado y dispuesto a la pelea, y eso no se le está diciendo a la gente. A la gente se le está diciendo que votando se solucionarán los problemas. Los golpes de estado están y se dan cuando un gobierno toca los intereses del capital. Hasta ahora hay gobiernos que dicen que van a hacer y luego no hacen, como Tsipras, por eso nadie le hará un golpe de estado, porque ha traicionado a su pueblo.
— Usted ha apoyado a candidaturas de la izquierda abertzale, e incluso participó en una candidatura conjunta con esta opción política a unas elecciones al Parlamento Europeo. Podemos es la primera fuerza en Euskadi para las generales. Este otoño habrá elecciones al Parlamento Vasco. ¿Cómo ve a la izquierda abertzale y qué puede aportar la salida de prisión de Arnaldo Otegi?

— Creo que la izquierda abertzale es una potencia real, es el resultado de una lucha durísima de un pueblo, pero que creo que está viviendo una orientación muy peligrosa. Creo que se está abandonando la lucha popular y se está viviendo un proceso, salvadas las distancias, parecido al de IU. Se hacen apuestas electorales para ganar más votos y todas las encuestas dan por hecho que Podemos les va a avanzar allí. Creo que la salida de Otegi es una noticia buenísima, creo que el aprendizaje para él será difícil, pero no parece que esté diciendo cosas diferentes de las que dicen los demás. Creo que hay una lucha clave en el País Vasco que es el tema de los presos; creo que en todos los procesos de paz la salida a la calle de los presos es clave. Reclamar la amnistía para los presos que están en las cárceles, allí o aquí, es un tema absolutamente clave. Creo que la Transición fue un malísimo negocio para los trabajadores, sólo consiguió el fortalecimiento del capital y el debilitamiento de las clases populares, es para decirles a los padres de la patria que hicieron un gran servicio a los poderes establecidos. El tema de la amnistía de 1977 sirvió para amnistiar a los criminales franquistas y una nueva amnistía sería un punto de partida inevitable para que el conflicto del pueblo vasco. Es el momento de que todos los pueblos del Estado español puedan ejercer su derecho a la autodeterminación y puedan decidir qué relación quieren tener con el Estado. Cualquier otra cosa no puede ser llamada democracia.

http://www.cuartopoder.es/lentesdecontacto/2016/06/17/nines-maestro-no-se-presenta-ninguna-alternativa-al-capitalismo-en-estas-elecciones/3772


 

 

***********

ULTIMAS PUBLICACIONES  EN EL BLOG
 

Analisis de lucha en Francia antes que sea tarde: “Todo o nada” o “Reforma de Reforma”. Por Damien Bernard ...y

PARIS: El dirigente de la CGT francesa, Philippe Martínez se reunió con la ministra de trabajo el pasado viernes. La reforma laboral, ¿hay que “enmendarla” o derrotarla? Hace tres meses que se están movilizando y sin consultar a nadie Martínez decidió “negociar” lo que hasta ahora era “innegociable” y lo peor de todo es que la Ministra le dijo “No”
Al final de la reunión con Myriam El Khomri, el dirigente de la CGT Philippe Martínez, transformado en nuevo “punta de lanza” de la movilización contra la ley trabajo, por primera vez ha abierto la puerta para las “enmiendas” con respecto al artículo 2.

 

  

Danny Danon,impulsor de la ley contra los miembros del BDS, sionista, racista...,elevado a la Presidencia de la Comisión de Justicia de la ONU. Ramón Pedregal Casanova

Danny Danon, el que impulsó la ley contra los miembros del BDS hasta llevarla a varios países europeos en su forma y en otros como España a lanzar campañas de amenazas a quienes traten de denunciar la situación en Palestina, ese Danny Danon racista, que se ha ocupado de perseguir y aplicar castigos a las organizaciones de izquierda israelí que buscaban la manera de ayudar al pueblo palestino con la campaña “Bienvenido a Palestina”, que fue presidente del Comité de Inmigración judía, un departamento puramente colonial del ente israelí (de ahí que haya resultado el principal promotor de asentamientos sionistas en Palestina), y que acuso de “blando” al máximo exponente del sionismo hoy, Netanyahu, éste personaje de ultraderecha el día 12 de Junio ha sido elevado a la Presidencia de la Comisión de Justicia de la ONU.

 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario