domingo, 16 de noviembre de 2014

'PREGUNTAS SIN RESPUESTA', Luis Enrique Ibáñez / 'LOBOS' (cortometraje sobre el funcionamiento interno de los bancos)

"Nosotros hemos puesto nuestro dinero para salvar a muchos bancos. Ahora nos dicen que no tenemos dinero para nuestras necesidades básicas. Entre ellas están nuestras pensiones, ya pagadas. Por eso nos invitan, muy educados ellos, a que contratemos un plan de pensiones privado en uno de esos bancos a los que nosotros, con nuestro dinero, con nuestro trabajo, hemos rescatado. ¿Se puede ser más gilipollas?...

Desahucios, suicidios... noticias, tragedias, cada vez más tapadas, censuradas, ocultadas por los cómplices medios desinformativos"

PREGUNTAS SIN RESPUESTA
Sí, otra vez las mismas preguntas, esas que tienen prohibidas las respuestas.

¿Cuántos lobbies financieros operan en la ciudad de Bruxelas? Miles. Según Vicenç Navarro (ver 'El lobby financiero' / 'La corrupción del proceso democrático') son miles los grupos de presión que se dedican allí a regalar los oídos (y, a lo peor, otras cosas) a los eurodiputados, a decirles bien claro lo que deben hacer.

¿De qué manera están infiltrados los grandes bancos españoles en los medios de comunicación de este país? ¿Cuál es la relación entre el Banco Santander y el diario El País, y el grupo PRISA, en general? (ver 'Ya no se esconden... El País rinde honores al Gran Amo')

¿Cuál es, exactamente, el porcentaje de acciones que poseen los distintos bancos en las empresas de información? Y aparte de los bancos, ¿existen otros grandes grupos empresariales con fuerte en presencia en los medios de comunicación? ¿Grupos como, por ejemplo, El Corte Inglés?

¿Realmente alguien cree que la mayoría de los medios de comunicación puede informar de forma objetiva sobre lo que está ocurriendo, sobre la incidencia trágica de la acción de los bancos en nuestra vida diaria, en nuestras muertes?

¿Cuánto deben los grandes partidos a los bancos? ¿Cuánto dinero deben el PP, el PSOE, y a qué bancos se lo deben? ¿Ha perdonado algún banco alguna cantidad adeudada a algún partido? ¿Cuánto deben exactamente todos, no sólo los dos partidos mencionados, también IU, UPyD, Convergencia, PNV... todos?

Sin contar con los que ingresan felices en el sector energético, ¿cuántos políticos, una vez finalizada su actividad "política", pasan a trabajar, es un decir, en el sector financiero, en esos bancos que, quizá, fueron beneficiados por sus decisiones, en esos bancos que, tal vez, les perdonaron alguna trampilla?

¿Cómo podemos distinguir el poder económico del poder político?

¿Realmente hay alguien que crea que esos partidos, apoyados en esos poderosos medios de comunicación, pueden legislar de forma justa, en temas como la Ley Hipotecaria, y abordar de una puta vez la sangría de esa evasión fiscal, protagonizada, en su mayor parte, por grandes empresas y bancos? (ver 'Fraude fiscal, noticias')

¿Hasta que punto están presentes los bondadosos bancos en la Universidad? ¿Puede tener que ver esa presencia con el posible cambio del sistema de becas por un sistema de préstamos? ¿O quizá está relacionada con la posible reducción del grado universitario, de cuatro a tres años, para que así no sirva para nada, para que los jóvenes, los que puedan, tengan que pagarse esos obscenos másteres, patrocinados por lo mismos bancos que previamente se han infiltrado en los consejos de la universidad?

¿Cuánto deben las administraciones públicas, los ayuntamientos, a los bancos? ¿Por qué siempre se ponen de su parte? ¿Por qué los ayuntamientos, esas administraciones más cercanas, no cancelan sus cuentas con aquellas entidades que están ejecutando salvajes desahucios, que están promoviendo invisibles suicidios, que están machacando, amputando, la vida de sus conciudadanos, de sus gobernados, de aquellos a los que dicen representar? Desahucios, suicidios... noticias, tragedias, ignominias, cada vez más tapadas, censuradas, ocultadas por los cómplices medios desinformativos.

¿Por qué los estados, nosotros, ponemos dinero para el Banco Central Europeo, y luego este se lo presta a los bancos privados a un interés bajísimo (1%, 2%), y, sin embargo, si los estados, nosotros, necesitamos dinero, no podemos pedírselo al BCE,  sino que estamos obligados a solicitárselo a esos bancos privados, los cuales nos los prestan a nosotros a un interés altísimo (6%, 7%)?

¿Somos tontos, o qué? ¿Cómo, que eso estaba así en todos los tratados europeos desde Mastricht? Coño, pues a cambiarlo. ¿Qué no pueden? ¿Por qué, quién les tiene cogidos, por dónde, por qué?

Nosotros hemos puesto nuestro dinero para salvar a muchos bancos. Ahora nos dicen que no tenemos dinero para nuestras necesidades básicas. Entre ellas están nuestras pensiones, ya pagadas. Por eso nos invitan, muy educados ellos, a que contratemos un plan de pensiones privado en uno de esos bancos a los que nosotros, con nuestro dinero, con nuestro trabajo, hemos rescatado.

¿Se puede ser más gilipollas?

¿Es cierto que los bancos no terminan de permitir el flujo del crédito a particulares, a las pequeñas empresas, porque, en realidad, no les interesa, ya que prefieren centrarse en la compra de la Deuda Pública, esa que, en gran medida, era Deuda Privada, generada, en gran proporción, por esos mismos bancos? ¿No es esta una estrategia para eternizar la deuda impagable, para convertirnos, a todos, en esclavos, en sus esclavos? (ver 'Por qué la deuda pública no debe pagarse')

Parece que no tiene nada que ver, pero sí. ¿Es verdad que cada cierto tiempo, los trabajadores de los bancos son trasladados de sucursal, de ciudad, para que no puedan establecer relaciones de afecto (humanas, queremos decir) con sus clientes, esto es, con personas, con seres humanos, no con números?

Tal vez sea el momento de volver a leer a Thoreau, ese hombre libre, el precursor de la desobediencia civil, ese hombre que se negó a pagar sus impuestos porque su país, Estados Unidos, permitía la esclavitud, traficaba con esclavos y mantenía una infame guerra con Méjico.

¿Que todas las preguntas anteriores son consecuencia de la ingenuidad, de un desconocimiento profundo de cómo funciona, realmente, la macroeconomía? Váyanse a la mierda.

¿Quién manda aquí? Parece claro. Mandan los lobos.

'LOBOS' 

 Publicado por

No hay comentarios:

Publicar un comentario