jueves, 24 de julio de 2014

EL CLUB DE LOS ASESINOS Y SUS DOS VARAS DE MEDIR V. Antonio López

El 18 de julio de 2014 se produce el derribo de un avión de pasajeros de una compañía malaya de aviación, cuando sobrevolaba una zona conflictiva de Ucrania, controlada por los antifascistas ucraniano.

-La aerolínea malaya Malaysian Airlines confirmó que 298 personas, cuatro más que las indicadas en un primer comunicado, viajaban en el avión siniestrado en el este de Ucrania, informaron este viernes los medios locales.
-El Boeing 777 del vuelo MH17 se estrelló este jueves con 154 holandeses, 43 malayos (incluidos 15 miembros de la tripulación), 27 australianos, 12 indonesios, 9 británicos, 4 alemanes, 4 belgas, 3 filipinos, un canadiense y 41 sin nacionalidad comprobada.

Los muertos inocentes no dejan indiferentes a nadie y a mí tampoco. Lo grave es que unos muertos son de primera y otros no tienen ninguna categoría, son escoria.
El presidente del país más poderoso del planeta Barack Obama, ha salido a la palestra para decir; “(...) no descansaré hasta sentar ante un tribunal a los culpables de este crimen”.

Pomposas palabras que si no fueran porque ya se ha determinado quién es el culpable, serían dignas de elogio. Me explico, la cara visible del imperio que domina el planeta tierra, habla con palabras que demuestran que ya ha habido un juicio paralelo, y ya se ha decidido quién es el culpable. No importa que las investigaciones apenas hayan empezado, la prensa “libre” no deja de señalar con el dedo acusador al culpable, y cuando esa prensa se pone a pontificar es cómo la palabra divina, va a misa.
No van escatimar gastos en comisiones de expertos, forenses y los mejores técnicos en estudiar cajas negras, todo sea por no dejar nada sin aclarar. Cuando se determine el resultado final, pueden ocurrir dos cosas que se le culpe al más débil —los rebeldes antifascistas ucranianos —o que se inicie la tercera guerra mundial y vayan a por Putin e invadan Rusia.
Por ganas no va a quedar, lo vienen persiguiendo desde la invasión de Irak, la de Túnez, la del Líbano y la última de Siria que está un poco empantanada. Los reyes de la acaparación y la avaricia desmedida necesitan salir de su cenagal cargándose de nuevo a millones de personas que les están sobrando. El club de los asesinos está listo para desencadenar una nueva guerra en el mundo, cuyas consecuencias son muy difíciles de prever.
Parece ser que no les importa que para ello tengamos que desaparecer la especie más inteligente de este planeta que se les ha quedado pequeño para su desmedida ambición, ni el cambio climático, ni el expolio de las materias primas, ni plagas o epidemias artificiales van tan deprisa cómo ellos quisieran. Necesitan una excusa y esta puede ser tan buena como cualquier otra. No quiero pecar de apocalíptico, pero todo indica que lo están buscando como agua de mayo.

Ahora viene la segunda parte del enunciado en el titular, la otra vara de medir. Todos conocemos que desde la creación del estado sionista de Israel en 19481. —el mayor error e injusticia cometida por las potencias vencedoras de la II Guerra Mundial — no han dejado de cometer genocidios periódicos contra el pueblo palestino.
Este estado-pueblo elegido por dios para guiar al mundo por el sendero correcto, se cree con derecho a todo, no tiene límites conocidos, este dios criminal y sediento de sangre humana o ha desaparecido o mira para otro lado y se ha olvidado de nosotros para siempre.

El 7 de julio de 2014, como excusa del asesinato de
tres estudiantes ortodoxos sionistas, —nunca aclarado —se produce el enésimo ataque israelí contra la población civil de la franja de Gaza. Veamos algunos datos

-El portavoz del Ministerio de Salud de Gaza, Ashraf Al Qedra, afirmó que ya son 609 palestinos los fallecidos en los ataques de la operación; “Margen Protector”, siendo el 66% de ellos civiles.
-Asimismo, Al Qedra detalló, según la agencia EFE, que entre las víctimas mortales hay 154 niños, 58 mujeres y 38 ancianos.
-También informaron fuentes médicas de la zona, que precisaron que hasta el momento se han registrado 3.720 heridos.

Estos son algunos datos, —hasta el 22 de julio — y hasta la fecha el jefe supremo del imperio no ha dicho esta boca es mía, se ve que estos muertos no merecen su consideración, ni que los culpables sean llevados ante un tribunal.
Investigar, detener y poner ante un tribunal Internacional a los asesinos sería barato, no hacen falta especialistas ni comisiones especiales, todos sabemos quiénes son: el Estado sionista de Israel con su jefe Benjamín Netanyahu a la cabeza.
Pero para el club de los asesinos esto no merece ni una sola palabra de condena, porque en el fondo saben que asesinan pero...son “sus asesinos” y esos no se tocan, tienen carta blanca.
No es la primera vez2 que lo hacen y seguramente no será la última, esto acarrea otras injusticias paralelas que al pueblo imperial luego le asombran, si americanos, no os extrañéis de que haya HAMAS, AL QAEDAS, TALIBANES, SUNITAS, CHIITAS y KURDOS etc., etc. Esto es consecuencia directa de vuestras acciones o las de vuestro selecto club de asesinos y sus amigos.
El club de asesinos, no se sacia nunca, día tras día planea, estudia y actúa con una saña propia de psicópatas enloquecidos por el olor de la sangre, cuanto más inocente mejor.
No tenemos otra alternativa o acabamos con ellos o ellos acabarán con nosotros, estamos en una encrucijada de difícil salida, estamos ante un momento de la historia crucial para el ser humano en general, porque quién nos gobierna utiliza dos varas de medir, una larga y ancha para ellos y otra corta y estrecha para el resto y así es muy difícil seguir viviendo.

NOTAS
 
1. Para los palestinos, es una fecha clave en la memoria histórica, el momento más traumático de su historia contemporánea; 1948 es conocido, de hecho, como “Naqba” (catástrofe, en árabe). Supone la destrucción de Palestina y el desarraigo de los palestinos. Sin embargo, Israel niega toda responsabilidad en la “Naqba”. En el fondo, Israel perpetra un memoricidio que está en la raíz del actual conflicto. Podríamos decir que, mientras que para los palestinos 1948 es un “Annus horribilis”, para Israel se trata de un “Annus mirabilis”, un capítulo histórico y triunfal en el que se realiza un sueño asociado a la justicia absoluta y la pureza moral.
 
2. El anterior precedente de una intervención en Gaza del estado sionista se produjo entre diciembre de 2008 y enero de 2009. Fue dirigida contra objetivos de la infraestructura de la organización Hamás, principalmente puertos, sedes ministeriales, cuarteles de policía, depósitos de armas y los túneles subterráneos que comunican la Franja de Gaza con Egipto, fue denominada; “Operación Plomo Fundido” por el gobierno sionista y por los palestinos “Masacre de Gaza” y produjo 1.314 muertos, 637 de ellos civiles, 5.300 heridos en el bando palestino. Por la parte sionista las bajas fueron; 11 soldados muertos, 236 heridos, 3 civiles muertos y 84 heridos.


V. Antonio López
Madrid, 22 de julio de 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario