lunes, 31 de marzo de 2014

«Si tienes una empresa de seguridad o intereses en seguridad, te interesa que no haya seguridad para vender tu producto. Más claro no puedo ser»

Un concejal del PP en Errentería admite que hubo torturas en las comisarías

En el programa "Salvados".

El espacio, titulado «3 días en Errenteria», abordó la situación actual del conflicto vasco a través de entrevistas con cargos públicos como el propio Herzog, el excalcalde Miguel Buen (PSE) o el actual primer edil, Julen Mendoza (EH Bildu). Además de admitir que Policía española y Guardia Civil han maltratado en comisaría, el representante del
PP también fue muy crítico con líderes de su propia formación como Jaime Mayor Oreja, de quien insinuó que sus intereses en empresas de seguridad marcan su agenda en contra de la resolución del conflicto.
«Aquí hemos sufrido todos de primera mano, sabemos lo que es eso. En otras partes, puede que se azucen a las facciones para sacar un rédito político, además sin salpicarse, porque la guerra está en otro lado», argumentó Herzog, señalando al lobby ultra de Madrid. «Si tienes una empresa de seguridad o intereses en seguridad, te interesa que no haya seguridad para vender tu producto. Más claro no puedo ser», afirmó.
En este punto, Évole le preguntó directamente si hacía referencia al exministro español del Interior y actual europarlamentario. «Pudiera haber sido así, pero no lo afirmo, porque no me quiero ver en una querella», reiteró el concejal de Errenteria. «Se está jugando contra la sociedad del País Vasco por unos intereses espúreos. Quién me va a enseñar sobre víctimas o terrorismo», afirmó, en velada referencia a los sectores más inmovilistas de su propio partido. Además, salió en defensa de la formación que lidera Arantza Quiroga, asegurando que «el PP del País Vasco es chapeau, aquí no tenemos nadie una cuenta en Suiza».
Quizás como contrapunto a unas opiniones que no sentarán bien en Génova, donde hoy se reúne María Dolores de Cospedal con secretarios generales y vicesecretarios, así como portavoces parlamentarios, el edil afirmó ver con buenos ojos la política que mantiene Mariano Rajoy ante el contexto abierto tras el cese de la actividad armada ETA. «En el pasado se ha hecho peor», dijo, tras eludir la pregunta formulada por Évole sobre si consideraba que se estaba «aprovechando la oportunidad». «No les puedo dar lecciones, ellos sabrán lo que tienen que hacer».
El concejal unionista, que recordó a víctimas de ETA como José Luis Caso y Manuel Zamarreño, tuvo palabras hacia la política carcelaria. Y afirmó que la dispersión «castiga al deudo», aunque dejó caer que sí que impondría el alejamiento para familiares que «han jaleado y le hayan llevado al preso a ser un delincuente». «Soy partidario de la convivencia y de facilitar», reivindicó.
No es la primera vez que Herzog mantiene un discurso alejado de las tesis de Génova. De hecho, en octubre de 2013 la AVT reclamó su cese debido a una carta publicada por el concejal en la que lamentaba «los disgustos sufridos por quienes fueron detenidos en la operación policial sobre Herrira, así como sus familias» y las «molestias» causadas por las Fuerzas de Seguridad españolas durante la macrooperación contra la asociación de defensa de los Derechos Humanos. Entonces, el portavoz parlamentario del PP y presidente en Gipuzkoa, Borja Sémper, tuvo que salir en defensa de su trayectoria política.
Durante el programa también se abordaron iniciativas a favor de la convivencia como «Eraikiz»desarrollada en el municipio guipuzcoano el 24 de enero de 2013, que contó con la adhesión de todas las formaciones del Ayuntamiento y que unió a víctimas de ETA con damnificados por la violencia del Estado.

naiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario