domingo, 7 de diciembre de 2014

Nada nuevo en guerras: Putin, avisa que defenderá a Rusia capitalista, del ataque de EEUU capitalista Por: Hersh Zakheim

En su discurso del 4 de Diciembre, a la Asamblea Federal en Moscú, Putin dejo claro, la decisión de Rusia de defenderse, de cualquier agresión de USA, y que la definitiva anexión de Crimea y la prohibición de intervenir de la OTAN o la UE en Ucrania, son indeclinables.
Que hay que detener a la bestia capitalista agresora, con la careta de la OTAN, que asola al mundo actualmente, no cabe duda ninguna. Que Rusia, está en condiciones militares y territoriales para hacerlo, tampoco tengo dudas.


Pero tampoco hay dudas, que históricamente las guerras inter-capitalistas, fueron solo criminales destructoras de poblaciones, economías, y estériles desde el punto de vista, de crear posibilidades de un mundo mejor.

Y a eso parece ser, a lo que nos enfrentamos nuevamente.

Les contaba en el artículo http://www.aporrea.org/internacionales/a193499, sobre la confusión ideológica, que reina en la Rusia actual, con los nuevos ricos en el Poder.

Y porque viene al caso, les quiero copiar unos párrafos del mismo:

"Este cachetazo del capitalismo, en el rostro de la nueva burguesía rusa, es lo que causa la confusión actual, en sus dirigentes de la política y la economía.

Es lo que estuvo frenado, desde que Yeltsin empezó a ceder en Yugoslavia, a la presión yanqui, hasta que finalmente Putin, reacciono en Siria.

Esta guerra, no está aún, declarada formalmente a la Rusia ex soviética, por el Capitalismo Internacional. No obstante en la actual Rusia capitalista, necesitan encontrar un objetivo nacional, para enfrentar al posible agresor.

Y es lógico, las guerras, las enfrentan los pueblos, detrás de una motivación.

Motivación, que se alimentaba de la ideología, en el caso de la URSS, que era una nación socialista y luchaba contra el capitalismo.

Los actuales gobernantes rusos, sorprendidos por la intensidad de la agresión, vieron por fin, que el capitalismo que tanto desearon, y a quien se entregaron con tanto amor, no es una sociedad de beneficencia, no es una nursery, es una mafia criminal sin límites y acompañada de una morgue, en permanente funcionamiento

Hoy empieza a quedar claro para esa reciente estrenada burguesía rusa, que esta agresión del capitalismo internacional a su país, no tiene visos de detenerse en la cuestión Ucrania.

Y es a partir de esa nueva convicción, que se les plantea a la elite empresarial e intelectual, un desafío futuro, que puede llegar a emparentase con una guerra, en su propio territorio, de nivel mundial.

Rusia, que hoy solo tiene su capitalismo escuálido, como excusa, para enfrentar al capitalismo central, carece evidentemente de esa motivación.

Entonces hay que intentar recurrir, al viejo nacionalismo chovinista, que en el Zarismo en Rusia, se acompañó siempre de religión, para recrear el fantasma de la atávica "Alma Rusa", cosa que Putin y el Patriarca Kirill, ensayaron juntos, hace pocos días, en una ceremonia pública.

Es que la flamante clase burguesa, que está en el poder en Rusia, y su clase media, ni siquiera tiene la "legitimidad", de la burguesía capitalista clásica.

El pueblo tiene todavía la memoria fresca, de que se trata de una burguesía… de ladrones asaltantes.

Es una burguesía, que carga sobre su conciencia que se formó hace apenas 20 años, producto del robo directo a los trabajadores rusos. No del desarrollo, que las burguesías del Occidente, tuvieron a través de la larga explotación de los trabajadores, en el terreno industrial, comercial y financiero, de casi tres siglos.

Eso la pone en situación de inferioridad frente a su propio pueblo.

El verse ahora, en la necesidad de recurrir al chovinismo nacionalista y a la religión, para formar un frente interno de apoyo, en una eventual guerra, es totalmente anacrónico.

Sea como sea, la dirigencia burguesa Rusa en el poder, no dispone de mucho tiempo para titubear.

La actual Rusia capitalista, carente de ideología humanística y solidaria, con su propio pueblo, sabe que se enfrenta a las urgencias, de la crisis capitalista en aumento y sin solución, que obligan al Imperio Capitalista a agredir como siempre, para apoderarse de recursos y acabar con los competidores."


Muchos se preguntan, de dónde surge la tranquilidad aparente, que trasmiten los gobernantes Rusos, en relación a la situación económica y social interna, que permite que su pueblo, se mantenga en calma.

Sin duda, a la herencia económica y social, del socialismo real que existió en Rusia, hasta hace dos décadas,

Cuando los jerarcas burócratas, de la Nomenclatura del Partido Comunista en el Poder, decidieron apoderase privadamente, de los bienes de los trabajadores soviéticos, estos poseían su vivienda, con todas las comodidades necesarias, la educación gratuita y para todos los niveles les dejó un alto margen de alfabetización y capacidad técnica.

Además, el hecho de no utilizar la URSS, préstamos de inversores capitalistas del exterior, libró a su pueblo de una deuda externa usuraria, todo esto formo parte de los muchos beneficios que el sistema socialista les había provisto a lo largo de 75 años.

Y es esta herencia, la que le otorga todavía cierta tranquilidad, a los oligarcas y nuevas clases medias ladronas en el Poder, para no tener que enfrentar las luchas, con la clase trabajadora.

Uno de los cuentitos mentirosos, que nos relataban las agencias capitalista de EEUU, en los tiempos de los "Tres Chanchitos", Gorbachov, Yeltsin y Fukuyama, era que la implosión del sistema socialista en la URSS, se debió a que se vieron obligados, por la competencia alrededor de la" Guerra de las Galaxias", a la que los sometió Reagan, a abandonar las necesidades básicas de su pueblo, para dedicarse a fabricar armas y su economía no lo soporto.

Esto es falso, como si acaso la economía planificada socialista, hubiese debido emitir, billetes inflacionarios sin respaldo, como lo hace USA hoy día, con los dólares para fabricar sus armas.

Y más falso todavía, pues en la inmensa mayoría del pueblo soviético, al comenzar en los 80, el periodo de la perestroika, existía el convencimiento y la esperanza, que se podría pasar a una etapa superior del socialismo, ahora si con la participación directa del pueblo, cosa negada por el estalinismo desde su comienzo, esperanza esta traicionada por Gorbachov y Cia.

Las razones verdaderas, de la involución al capitalismo de la ex URSS, se debieron a que son los humanos, con sus debilidades, codicias, traiciones y apetencias personales, las que todavía en esta etapa de sus conciencias, pueden producir estos retrocesos negativos, en el camino de superación, que sin duda alguna, sigue desarrollando la humanidad.

Lo cierto, es que son esos representantes de la codicia individual, los que se han aupado al poder y que se enfrentan, a esta, la segunda agresión desde 1941, del capitalismo criminal contra Rusia.

Y la pregunta que deberíamos hacernos es, con que ánimo y convicciones ideológicas, va a luchar el pueblo Ruso, si tuviera que defender su territorio, sus vidas y las de sus hijos, para conservar en el Poder, a una clase social minoritaria, elitista, explotadora del trabajo ajeno, que se apodero de las riquezas, por ellos construida y destruyo con su codicia personal, las posibilidades del acceso igualitario a la vivienda, la alimentación, la salud y la educación, que existían en la URSS.

Con que ánimo y perspectivas de futuro, van a luchar, los trabajadores rusos, que crecieron y conocieron el socialismo real, para defender a sus nuevos capitalistas, de los otros capitalistas agresores.

Buena pregunta, ¿no es cierto?
Afectuosamente
Hersh Zakheim
http://www.aporrea.org/internacionales/a199384.html 

Más artículos de este autor

No hay comentarios:

Publicar un comentario