jueves, 4 de septiembre de 2014

La Agresión y Ocupación Imperialista a través de la Guerra No Convencional.. Yury Weky

  Hablar de este tema para una persona como yo ignorante, en la práctica, teórico y técnico, de todo lo referente a la guerra y sus modalidades ( y tantas cosas más) -pero comprometida con el sentir y el principio de la paz- resulta un reto no fácil de superar y por otra parte un momento para dejar ver ese sentimiento que me arrincona y paraliza cada vez que hay...

 Los recientes ataques israelíes a Gaza, revelan una perversidad inexplicables. La gran cantidad de asesinados y heridos, no tiene justificación alguna, salvo el afán de destruir por destruir y causar la máxima cantidad de víctimas.

INTRODUCCIÓN

Hablar de este tema para una persona como yo ignorante, en la práctica, teórico y técnico, de todo lo referente a la guerra y sus modalidades ( y tantas cosas más) -pero comprometida con el sentir y el principio de la paz- resulta un reto no fácil de superar y por otra parte un momento para dejar ver ese sentimiento que me arrincona y paraliza cada vez que hay una injerencia armamentista por parte de un país poderoso contra un pueblo pequeño y desprovisto de armas, o de un ejército para competir con desigual contrincante y exponerse hasta la muerte por defender su soberanía como es el caso de Palestina e Israel o como lo fue Afganistán contra EE.UU. por mencionar hechos recientes.


Cuando analizamos como han cambiado los métodos de hacer la guerra nos percatamos que ya no es la confrontación militar entre dos ejércitos formados para el combate, la defensa de la soberanía territorial ante el enemigo o el ataque de ejércitos invasores sino que hay una manera nueva que desplaza y sustituye la forma clásica de los conflictos bélicos: la guerra no convencional. Actualmente en América latina y el Caribe se vive un estado de injerencia por parte del imperialismo norteamericano que nos lleva a una reflexión de carácter político y de carácter humano. Repensamos la América del siglo XX sometida por regímenes dictatoriales.

Aun suenan en la memoria colectiva los hechos que caracterizaron los gobiernos de: Somoza en Nicaragua, Fulgencio Batista en Cuba, Juan Vicente Gómez y Marcos Pérez Jiménez en Venezuela, Leonidas “chapita” Trujillo en República Dominicana, Juan Melgar Castro en Honduras, Hugo Banzer Suarez en Bolivia, Jorge Rafael Videla en Argentina, Gral. Alfredo Stroessner en Paraguay, Pinochet en Chile, Fujimori en Perú, Rojas Pinilla en Colombia, Porfirio Díaz en México: Todos, absolutamente todos gobiernos lacayos que a su manera representaron también la injerencia y la guerra no convencional por parte del imperialismo norteamericano contra los pueblos y contribuyeron a la expoliación de las riquezas minerales, y energéticas y en la desigualdad y exclusión de la población con marcado tinte racial. Todos a su vez fueron financiados y promovidos por los EE.UU. quien mientras desbastaba el continente latinoamericano formaba sus ejércitos en la Escuela de las Américas (SOA) y se masacraba a los pueblos que disentían y rechazaban la opresión.

La América ahora intenta crear un nuevo modelo socio-político, con una economía independiente, con soberanía y eso no es del agrado de EE.UU. Al intentar que las economías sean manejadas desde el Estado y por el pueblo sin participación de las transnacionales (capital y tecnología extranjera, con hegemonía de los grandes consorcios financieros, norteamericanos, e israelís fundamentalmente) las naciones se convierten en enemigos del imperialismo y blanco para el ataque frontal, directo, avasallador a través de las invasiones como han ocurrido tantas veces en el pasado y recientemente con Libia por ejemplo, o la guerra no convencional, como sucede ahora con Americe Latina .

Sobre la guerra me he expresado varias veces y la he sufrido al asumir que la destrucción y el avasallamiento no conduce a la felicidad en el planeta sino a un asalto por sorpresa al amor, la convivencia, la solidaridad; un despilfarro de vidas y de sangre. Intertextualizo:

No puedo evitar este desasosiego que me produce la guerra, esta finitud que presiento del planeta. No puedo ahorrar las lágrimas, el desconsuelo ante la hipocresía; la resolución se adopta porque “la comunidad internacional no tolera las violaciones sistemáticas de derechos humanos
. ¿Dónde estaba esa comunidad internacional desde 1898 hasta nuestros días cuando la sangre ha recorrido por Filipinas, Japón, Corea. Guatemala República Dominicana, Vietnam Camboya, Islas Malvinas, Grenada, Nicaragua, Honduras, Haití, Puerto Rico, Méjico Irak, Afganistán. Yugoeslavia, Hawái, Uruguay, Grecia la misma Libia en 1981 y tantos otros países por la injerencia de Estados Unidos?

Intentaremos acceder al tema de una manera menos discursiva, subjetiva y más pedagógica con el propósito de aclararme y acercarme a ustedes en esta tarea.


DEFINICIÓN DE GUERRA NO CONVENCIONAL
Definiremos la guerra no convencional como: una injerencia en un país con intencionalidad política de dominación sin usar la tecnología bélica (armas, tanques, drones y bombardeos). Una penetración física política, económica, cultural de un país poderoso en otro en desigual condiciones con la finalidad de someterlo y expropiarlo de bienes hídricos, minerales y/o energéticos. Esta guerra no convencional es observable en países latinoamericanos en la actualidad con la finalidad de abortar los procesos de cambios socioeconómicos y políticos que empezaron a manifestarse con la aparición de Chávez en el escenario político de la región. La guerra no convencional es un preámbulo de ataques convencionales.(Weky, Yury, 2014)

ANTECEDENTES
El término ha resurgido con fuerza y recorre el discurso mediático desde que en la alocución de clausura del XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba lo refiriera el General del Ejercito, el camarada comandante Raúl Castro Ruz. Esta Guerra no Convencional está planteada y visada desde hace mucho tiempo en documentos del d gobierno de EE.UU. como una doctrina política para ejercer su hegemonía de manera silenciosa sin disparos. Nada nuevo el termino ya que finalizada la II Guerra Mundial Estados Unidos lo registra, lo usa en su marco de ideología conceptual hegemonizadora desde entonces ha sufrido en la práctica algunas variantes hasta llegar a ser como la conocemos actualmente.

No se trata por consiguiente de algo nuevo, en su discurso el camarada Castro dijo:

 La Circular de Entrenamiento 18-01 del Ejército de los Estados Unidos, uno de los principales documentos doctrinales norteamericanos sobre este tipo de operaciones militares, recoge en su acápite preambular un pronunciamiento del ex presidente John F. Kennedy, en 1962, que no deja margen a equívocos:

“Hay otro tipo de guerra -nueva en intensidad, antigua en su origen–: la Guerra de Guerrillas, subversiva, de insurgentes, de asesinatos; una guerra de emboscadas, en vez de combates, de infiltración en vez de agresión, que busca la victoria mediante la degradación y el agotamiento del enemigo en vez de enfrentarlo. Se aprovecha de los disturbios”.

Durante el período de la llamada Guerra Fría, el mando militar de EE.UU. desarrolló campañas de Guerra No Convencional para tratar de lograr sus objetivos estratégicos sin arriesgarse a una guerra generalizada con la Unión Soviética.

Experiencia en América de esta guerra no convencional tenemos la aplicada en Guatemala en 1954 para derrocar al presidente Jacobo Arbenz y la llamada Operación Mangosta que tenía como fin implosionar la revolución cubana desde adentro. No podemos obviar lo ocurrido en Rusia donde Estados Unidos sabía que no podía haber enfrentamientos con la URSS, por consiguiente el trabajo se hizo infiltrando la revolución al punto de que lo lograron no solamente con el derrumbamiento del campo soviético sino que se adueñaron de gran parte de la tecnología espacial y científica que había logrado la revolución bolchevique. Podemos concluir que la guerra no convencional es efectiva para el logro de los objetivos propuestos por el imperialismo norteamericano y que ha sido validado a través de este ejemplo entre otros .


CARACTERISTICAS
• Rebaja los estándares de la vida civil a través de prácticas perversas e inhumanas (escasez de productos de consumo diario y tecnológico).
• Resulta más económica para el agresor por cuanto no tiene gastos extremos que ocasionan los combates, invasiones y enfrentamiento entre ejércitos.
• Guerra mediática para desprestigiar y justificar las acciones injerencistas: Campaña internacional y nacional sobre la inseguridad.
• Utilización de un gran aparato financiero exógeno que subvenciona los actos callejeros, de terrorismo urbano o contra bienes de las naciones (empresas hidroeléctricas entre otras) y las empresas de información.
• Cuenta con apoyo secreto de grupos militares y civiles opositores a quienes se les dota e instruye en .cursos para la elaboración de bombas, uso de armamentos, ataques urbanos
• Provoca el miedo en la población civil a través de las campañas mediáticas
• Significativa participación civil tanto como agresora para crear el conflicto como víctima del mismo.
• Crea a través de los medios escritos y televisivos un clima de desconfianza y, desesperanza sobre las actuaciones del gobierno en la población del país objeto de la guerra no convencional.
• Crea un estado de conflictividad civil para el quiebre moral de los partidarios del modelo de Estado.
• Viola los derechos humanos de la población.
• Ejercicio de campaña subliminal promocionando la intervención del gobierno de EE.UU.
• Violenta los derechos y acuerdos internacionales.
• Utiliza la técnica del rumor en calles, colas, metro, salas de espera de clínicas, hospitales, abastos.
• Uso de las redes sociales con fines desestabilizadores.
• Disturbios callejeros o guarimbas
• Guerra económica.
• Una vez que los enfrentamientos civiles se complican viene la intervención de las negociaciones de paz mientras tanto intensifican la participación en la violencia con presencia de sicarios y perros de la guerra y luego el golpe de gracia de la invasión y la guerra convencional hasta destruir los pueblos, la población civil, su historia, su cultura, sus monumentos, su arquitectura.
• Penetración en los barrios de elementos:
a) "religiosos"
b) "ayuda humanitaria"
c) "ayuda económica (grupos internacionales, ONGs)"
d) fomenta epidemias por virus o bacterias mutadas
e) aparece la delincuencia importada: sicarios, muertes selectivas, delincuencia organizada...

OBJETIVOS
• Reducir, disminuir o minimizar al enemigo elegido hasta vencerlo.
• Dominar otras naciones. Esto lo podemos ejemplificar con lo ocurrido en los Balcanes donde Estados Unidos luego del la guerra no convencional precipitó la guerra clásica porque QUERÍA LA GUERRA, PARA CUMPLIR EL OBJETIVO DE PONER BAJO SU CONTROL ECONÓMICO, POLÍTICO Y MILITAR A LA REGIÓN.(1991-2001)
• Expoliar de las riquezas naturales a otros pueblos.
• Apoderarse de sus condiciones geopolíticas estratégicas para no sólo su expansión territorial sino para imponer su modelo imperialista y subyugar a los pueblos mientras se apropia de sus riquezas naturales.
• Como objetivo final crear un mundo unipolar, crear un nuevo orden mundial en el cual las grandes potencias (EE.UU., Inglaterra , Israel) sean quienes rijan la economía y la conducción social y política del planeta.
• Destruir el país con armas de todo tipo y luego viene el negocio de la reconstrucción.


CONCLUSIONES
El peligro acecha cada día. Está latente y es obligación del Estado:
• Agudizar y radicalizar los servicios de inteligencia.
• Crear mecanismos a los cuales el pueblo adepto al proceso bolivariano tenga acceso para la denuncia.
• Conformar un ejército dispuesto para las situaciones extremas en el contexto del poder popular.
• Hacer realidad un ejército latinoamericano para enfrentar la confrontación e intromisión violenta por parte de EE.UU. a cualquiera d los países que ahora construyen espacios de independencia.
• Enseñar en las Escuelas la historia de manera analítica -critica y no como cuento fastidioso del pasado.
• Hacer uso de los medios de comunicación para fortalecer la conciencia patria y relación de la vida nacional con las otras naciones del continente y fuera de él.
• Realizar curso s de geopolítica en las diferentes Instituciones y Entes del Estado y que cada uno sea capaz de multiplicar estos talleres a la población civil a través del pueblo organizado y adepto a la justicia social, la solidaridad y la paz en el planeta.

Caracas, 12 de agosto 2014
Yury Weky, profesora.
Autora de:
La Revolución es un camino sin tregua, 2003. . Venezuela. Editorial La Burbuja Editorial
Por los Caminos, 2005 Venezuela Talleres de Miguel A García
Caminos de Revolución, 2007 Talleres de Miguel A García
Coautora de:
El socialismo en el Siglo XXI, 2006 Editorial Fundación editorial el perro y la rana.
Pedro el insustituible,2008 Fondo Editorial Simón Rodríguez.
Premio Accesit El Nacional 1968.

No hay comentarios:

Publicar un comentario