domingo, 6 de julio de 2014

Trabajadorxs surafricanxs hartxs de esperar y de promesas van a la huelga. Vencieron al gobierno racista, no al capitalismo que sigue explotandoles y robandoles sus riquezas. ¡Solidaridad!

El sindicato Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos (Numsa) inició el 1 de julio el paro por tiempo indefinido para exigir un aumento de 12 por ciento en los salarios, nuevos subsidios para viviendas y la eliminación de los intermediarios laborales.



Trascendió que la medida de fuerza de 220.000 obreros está afectando el suministro de los envases de latas para bebidas y piezas de automóviles, y ambos sectores están planeando detener producciones si la huelga dura más de dos semanas.


Por otro lado, el gremio metalúrgico advirtió que Sudáfrica se enfrenta a la probabilidad de un apagón general como respuesta a un edicto de la compañía energética pública Eskom que prohibe a sus trabajadores el derecho a huelga porque pertenecen a un campo económico de alto valor social e industrialmente prioritario.


Según el vocero de Numsa, Stephen Nhlapo, los trabajadores de Eskom están decididos de todas formas a comenzar una huelga ilegal en este campo, si la corporación no garantiza aumentos salariales de dos dígitos.


Esta nueva protesta sindical se calcula tendrá un costo de 28 millones de dólares diarios y amenaza con conducir al país hacia una recesión, si el segundo trimestre fiscal también arroja cifras negativas.


El primer periodo económico de este año ya fue perjudicado por la prolongada huelga en el sector del platino que, efectuada entre enero y junio, dejó pérdidas para la industria doméstica por más de 2.000 millones de dólares.


La víspera el consorcio estadounidense fabricante de automóviles General Motors suspendió la producción en su principal planta de Sudáfrica con el argumento de que el paro laboral perjudicó su cadena de suministros de piezas.


Esta desmovilización de la mano de obra crucial en el sector metalúrgico es económica y socialmente preocupante y el gobierno nacional debería mediar para evitar daños mayores, recomendó la Cámara de Comercio e Industria de Sudáfrica (Sacci).
LibreRed / PL
Fuente:  http://www.librered.net/?p=34140&utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed%3A+librered+%28LibreRed+Not%C3%ADcias%29

Nueva huelga masiva de mineros en Sudáfrica

Unos 220.000 afiliados a la Unión Nacional de Trabajadores Metalúrgicos de Sudáfrica (Numsa) iniciaron este martes una huelga, pese a advertencias de que la medida de fuerza perjudicaría a la economía del país austral.

Además, para este martes y también en demanda de alzas salariales, el liderazgo sindical convocó seis marchas populares en las ciudades de Johannesburgo, Durban, Ciudad del Cabo, Port Elizabeth, y East London.

El número de miembros de Numsa que bajarán las herramientas, por tiempo indefinido, es tres veces superior a los participantes en el recién concluido paro laboral organizado por el gremio Amcu en el sector del platino.

La huelga minera de cinco meses en yacimientos de las empresas Amplats, Impala y Lonmin causó una contracción de 0,6 por ciento en la economía al cierre fiscal del primer trimestre.

En el caso de Numsa, la protesta tendrá impacto en el suministro energético, en industrias de ingenierías y metales, y además perjudicará, por efecto concomitante, a millares de medianas empresas de servicios públicos y bienes de consumo.

La víspera el secretario general del gremio metalúrgico, Irvin Jim, pospuso una reunión que estaba planificada con la Ministra de Trabajo, Mildred Oliphant, y que parecía el último intento para evitar la desmovilización obrera.

Delegados del gobierno y del Congreso Nacional Africano expresaron preocupación por el efecto de la huelga de Numsa, que tocará a importantes sectores manufactureros y de servicios públicos.

Representantes de las patronales acusaron a la organización de buscar excusas para alejarse de las negociaciones y no reconocer que la acción puede conducir a pérdidas de empleos y hacia una nueva descalificación de Sudáfrica como destino internacional de inversión.

El sindicato exige un incremento salarial de 12 por ciento. Las compañías implicadas están dispuestas a ofrecer hasta un máximo de ocho por ciento. Jim dijo que la cifra debe ser de dos dígitos para entonces reanudar las pláticas.

Se prevé desde este martes una semiparalización en las producciones nacionales de hierro y acero, en la fabricación de piezas de automotores y en la construcción de dos centrales eléctricas ubicadas en las localidades de Medupi y Kusile.

Numsa, con 338.000 afiliados y fundado en 1987, es el sindicato más grande de este país y forma parte de la federación nacional progubernamental Congreso de Sindicatos de Sudáfrica (COSATU).
LibreRed / PL

 http://www.librered.net/?p=34096

No hay comentarios:

Publicar un comentario